Pornografía

Imagen de la entrevista con Torbe emitida por Espejo Público. / www.antena3.com
Imagen de la entrevista con Torbe emitida por “Espejo Público”. / www.antena3.com

En el programa estrella de las mañanas de Antena 3, ‘Espejo Público’, anuncian una entrevista “en exclusiva y nada más salir de la cárcel” a Torbe, uno de los capos de la pornografía en España. A la misma hora, la misma “exclusiva” se puede encontrar en diferentes diarios digitales. En la cadena de Atresmedia la ofrecen en dosis, troceada a lo largo de varios días. E interrumpiendo constantemente el ritmo pregunta-respuesta, grabado, para que los tertulianos, los mismos que otros días opinan sobre alta política o crímenes aberrantes, analicen las costumbres sexuales del productor cinematográfico o sus miserias con las mujeres. Ahí está entre otros Rubén Amón, el mismo periodista que ayer comentaba los presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy, y antes de ayer aseguraba que Pablo Iglesias es un problema para Podemos, discutiendo hoy si Torbe es o no “un tipo repugnante”.

Publicidad

Anuncio

Rápidamente sale el tema de los futbolistas famosos y las prostitutas. Cuentan que Torbe ejercía de proxeneta, pero él lo niega. El presentador especializado en necrológicas da nombres y detalles. Y aprovecha para tocar diferentes palos: “Una chica dice que está infectada de todo tipo de enfermedades venéreas porque tú no exigías pruebas médicas”. El productor, un tipo elegante, se defiende diciendo que no tiene porque presionar a ninguna mujer: “Tengo todas las que quiero”.

“No me gusta entrar en el territorio de la moral”, dice uno de los tertulianos, antes de sumergirse en una jugosa discusión interna con otro comentarista por detalles morbosos. Entonces la cosa se enreda. “Te digo esto igual que te dije que Diana no llegó a su casa”, asegura el presentador de Antena 3 especializado en cadáveres mezclando la porno-prostitución de Torbe con la desaparición de una joven en A Coruña.

ticketea

“Mañana ofreceremos una nueva parte de la entrevista. El titular podría ser “Torbe y los políticos”. Les voy a dar una iniciales: F. G.”, adelanta el entrevistador necrófago para dejar la intriga en todo lo alto. Y la presentadora estrella da paso, tras reconocer que esas dos letras la dejan en ascuas, a las novedades sobre el caso de la desaparición de Diana Quer. “Una chica que podría ser ella se va con una persona de mal aspecto, que podría haber tenido problemas de salud pública, en una autocaravana tipo hippy”, afirma un periodista.

¿Pornografía? ¿Proxenetas? ¿Ausencia de moral?

Torbe parece un virginal monaguillo al lado de los opinadores/tertulianos/periodistas de ‘Espejo Público’, una reala de pornógrafos profesionales camuflados como informadores. La televisión sigue siendo un estercolero. Como en los tiempos de Pepe Navarro o de Nieves Herrero. Donde entonces estaban las niñas de Alcàsser, hoy están Torbe y Diana Quer. Pornografía. Sexual en el caso de Torbe, periodística en el resto.

Publicidad