1 Comment
  1. celine says

    Es la peste por todas partes; en el campo donde vengo en verano, antes los cielos sin luna eran negros y las estrellas destacaban en ellos. Ahora, los cientos de lucecitas rojas y blancas manchan el horizonte. ¡Qué burros son los terrícolas!

Leave A Reply

Your email address will not be published.