El derroche del Estado español

23

Mister Rehn viaja a la situación. Nada más llegar se siente aquejado por esa perplejidad típica de un tipo taxonómico que ha estudiado Filosofía en Oxford. Se la provoca la existencia de decenas de organismos duplicados: defensores del pueblo, órganos consultivos, tribunales de cuentas, tribunales de defensa de la competencia, agencias de protección de datos, agencias meteorológicas…, como si la atmósfera se pudiera parcelar.

La perplejidad de mister Rehn aumenta cuando comprueba que en España hay más de 100.000 normas económicas en vigor, entre leyes, reglamentos y disposiciones que, aparte del despiste general para cualquier empresario que quiera tomar una decisión en cualquier parte del territorio español, obstaculizan la libertad de mercado.

Mister Rehn desciende al detalle, mira las cifras, comprueba que algunas comunidades autónomas poseen dos y hasta tres canales de televisión que emiten unas pérdidas de 1.600 millones de euros (datos de 2008). Saca la calculadora, divide: 108 euros por hogar.

La proliferación de fundaciones y empresas públicas añade pasmo a su perplejidad. Del año 2003 al 2008 España ha pasado de 163 fundaciones públicas a 541. La mayor parte de ellas (344) son fundaciones autonómicas. Según la Intervención General del Estado, esas empresas y entidades con forma de fundación tienen una deuda viva de más de 44.000 millones de euros, que subirán a 55.000 este año.

Aunque las comparaciones sean odiosas, también son útiles. Andalucía tiene 20.000 trabajadores en 54 empresas para gestionar un presupuesto de 5.000 millones de euros mientras la Seguridad Social, con los mismos trabajadores y una nómina inferior a 500 millones de euros gestiona un presupuesto de 101.878 millones de euros.

Mister Renh podría examinar los criterios de “racionalidad y eficiencia” del sector público administrativo y empresarial español y verificar si, como ha dicho en el Congreso la diputada Rosa Díez, la aplicación de los criterios de la UE acordados en Maastricht reportaría un ahorro de 26.108 millones de euros en los capítulos de personal y gasto corriente sin mengua de las prestaciones a los ciudadanos.

La cantidad estimada por Díez representa el 2,6% del PIB español y es 11.000 millones superior a la reducción del déficit que ha ordenado por decreto en presidente Rodríguez Zapatero reduciendo el sueldo de los empleados públicos, las partidas para la dependencia, eliminando el cheque-bebé, congelando las pensiones y restando inversiones públicas y dinero a la cooperación.

Nada le agradaría tanto a Olli Renh, que profesa el ideario liberal, como aceptar la tentadora invitación de la dirigente de UPyD de medir la racionalidad y eficacia del Estado español. Sabe, porque ha leído a Schopenhauer, que los Estados son obras maestras del egoísmo inteligente. Pero el jefe del Ejecutivo español ya ha elegido soberanamente a las víctimas sociales del ajuste y de momento no le toca a él  dictar nuevas indicaciones sino sobreponerse a la perplejidad y ejercer su función de gendarme como comisario europeo de economía y finanzas que es.


loading...

23 Comments
  1. nacho says

    Eso eso, el centralismo y totalitarismo Madrileño nos va a solucionar las cosas.

    Aprovechar la crisis para recortar las libertades de las distintas comunidades es de lo más ruin que se puede ver por estos lares.

  2. Liber says

    Diez, acusica Barrabás, en el infierno te verás.

  3. Jaime says

    Yo me voy del país la semana que viene. Nos vemos!

  4. hispano says

    Un poquito flojo no? Sabeis que el estado es infinitamente más derrochador que las autonomías? Y si cerraramos unos cuantos ministerios cuyas competencias ya estan transferidas? Y si nos fueramos de Afganistan? Y si las autonomias que se consideran españolas renunciaran a su autonomia? En fí, un poquito menos de rosadiezismo, podr favor

  5. juan says

    Yo me voy en enero. Hasta siempre.

  6. nibble says

    Por experiencia y por «afinidad taxonomica» de quien ha estudiado filosofia, lo unico que verdaderamente puede provocar una perplejidad moralmente vergonzante es comprobar como el actual sistema liberal es la condicion suficiente (y no se si llega a ser necesaria) que permite la salvaje desigualdad de riqueza que sufrimos.

    Tal desigualdad debiera provocar nausea en Olli Renh, que profesa el ideario liberal y sabe, porque ha leido a Hobbes que es preferible una ley mala a la ausencia de toda ley.

  7. Ana says

    Me marcho también en junio a Buenos Aires querido. Hasta nunca.

  8. cartelle says

    Creo que se os olvida algo, no es derroche es empleo protegido, prevendas…vamos al grano: enchufes. las distintas administraciones no buscan la eficiencia ni la eficacia, buscan sustento para los suyos, política que se transforma en votos, y eso lo hacen todoooos los partidos y lo seguirán haciendo. Una razón práctica, y yo no lo justifico…si se racionalizase la administración pública en vez de 4 millones de parardos tendríamos 6 o 7.

  9. Juan says

    Han montado las estructuras sobre los que trabajamos. Son estructuras políticas con abundancia de aparato, coches oficiales, secretarias/os, escoltas, gasto, boato, juerga y abundancia que obstaculizan la labor eficaz de los que trabajamos y tenemos que aguantar ordenes así y ordenes asa cada día, algunas veces contradictorias, y estar atentos al tablón de anuncios, los partes, los contrapartes… Por encima del jefe, el director. Y sobre este esa estructura de inútiles y despiadados. Consejos, consejos asesores, observadores y observatorios… Bueno, para lo que pagan, cumpliremos, claro, pero mejor no trabajamos. No se si la Diez es centralista o descentralizadora, ni me importa. No la votado nunca ni la voy a votar por chaquetera, pero sin duda tiene razón. Saludos.

  10. Funcionario indignado says

    No hay nada que hacer. Esto es una partitocracia y da igual que se llamen de una manera u otra porque son mafias, literalmente. Soy funcionario en una consejería autonómica -socialista y dirigida por una hiena, para más señas- y he tenido que ver cómo los altos cargos de la misma (de director general para arriba) se acaban de subir las dietas e indemnizaciones por asistencia, supongo que con la vista puesta en el previsto recorte salarial… ésto da una idea de la calaña del personal que conforma nuestra casta política y que, para nuestra desgracia, ha colonizado y parasita nuestras administraciones con sus miles de puestos eventuales -de 4.000€/mes netos para arriba- y altos cargos y asesores. Gente que -sólo de complemento de destino- está cobrando más de 40.000€ -salario, dietas, gastos y otros, aparte- con el único mérito de haber sido, por poner un ejemplo, secretario de las juventudes del partido de su pueblo. Les ha faltado tiempo para subirse el sueldo -con una orden interna, eso sí, que es más discretita- antes de que nos lo recorten a todos. Más de 25.000 altos cargos tenemos en este país que se hunde bajo el peso de la incompetencia y la corrupción…

  11. Penoso says

    Pues Rosita podría haberlo pensado antes cuando era consejera en el gobierno del PNV. Yo creo que 30 años viviendo de la política ya es bastante ¿no Rosa?. Por favor, deja de engañar a la gente con el chiringuito de UPyD

  12. celine says

    Magnífico, claro, contundente artículo, Luis. ¿Lo leerán en ciertos despachos? Ya les valdría, ya.

  13. unomas says

    Muchos que ya no podemos votar a los que están, por inútiles, pero que tampoco podemos votar a los que quieren estar, por ideales, estamos necesitados de A L T E R N A T I V A S.

    No desaprovecheis esta oportunidad de convertiros en tal.

    Saludos.

  14. Carlos Fernández Ocón says

    Penoso sí. Eso de intentar hacer cosas desde un partido, irse (como se debe hacer) porque no puede hacerlas, intentarlo de otra manera. 30 años intentándolo, penoso sí. Rosa10, de momento no ha podido ni engañar, ponla a prueba. Los demás están todos probados y comprobados

  15. Richard says

    Se crea el órgano, sea necesario o no; se enchufa a los amigos y parientes; se hace una campaña de publicidad; se consolida en términos presupuestarios. Nadie trabaja. Nadie sabe para qué sirve. Nadie evalúa la función. Pero es necesario, inamovible, está en las leyes y si se mira bien hasta se deriva (el órgano), evidentemente, de una ley orgánica. Y así, decenas, cienes y cienes de «unidades de gasto» municipales, provinciales, de veguerías y vaguerías, autonómicas y automovilísticas, estatales y supraestatales.

  16. Penoso says

    Rosa Díez ya ha engañado a muchos , a Buesa, a los que creyeron que traería la regeneración. Rosa ha mamado el «felipismo», es una más del sistema, ¿cómo puede decir que su gente no vieve de la política cuando ella lleva 30 años viviendo de ella. Es tan responsable como el resto, simplemente ha querido huir de la quema invéntándose el chiringuito de UPyD

  17. manuel says

    UP y D, ES LO MISMO QUE PP, no nos engañemos, con las siglas, opinan igual, todos en contra del gobierno haga lo que haga, bien o mal, en vez de apoyar, machacar;para ahorrar habria que quitar las subvenciones a la iglesia, a las asociaciones que chupan del estado(por ejemplo FAES), las aignaciones a sindicatos, los politicos

  18. JordiP says

    Aún pareciéndome más o menos correcta la idea de la dilapidación de las pelas de todos (lo que es de todos, no es de nadie, dicen), se me antoja tendenciosa, exagerada y trapacera la atribución del desastre a las CCAA (que sí, que derrochan como nuevos ricos). Pero hay que saber que las CCAA canalizan casi el 50% del gasto español y, no obstante, sólo son culpables de 2 puntos de los 11,2 de déficit. Y que no todas las CCAA son tan paquetes: aún hay clases. Mírenlo con cuidado y se convencerán. Por otra parte, ¿por qué el núm.de funcionarios de la Adm.central no ha disminuido proporcionalmente a las atribuciones de funciones a las ADm.autonómicas? Bajo este punto de vista, más de la mitad de los funcionarios sobrantes son responsabilidad de la Adm.central. Tampoco Aznar López hizo nada por corregir este desmán. Apunten, pues, a otro sitio, sin olvidar de señalar, también a ciertas autonomías manirrotas, pero dejen en paz la configuración federaloide del estado español, que, sin duda, es la más razonable para este nuestro mosaico de país.

  19. moises says

    Yo no soy una persona maleducado ni insulto a nadíe, pero creo que es el gobierno el que me insulta permitiendo que mi empresa caiga por la mala actucaión del banco de sabadell, que me tiro los confirmis de todos mis clientes empresas grandes y solbentes y me a quitado mi hogar, y en la pequeña enpresa que me queda boy a tener que tirar a todos los trabajadores al paro, yo cada día pago mas impuestos y los estranjeros tienen mas derechos que los propios Españoles.

Leave A Reply

Your email address will not be published.