Rajoy y Zapatero votan contra la supresión de privilegios: pensión extra y paga vitalicia

11

Tres días después de que Mariano Rajoy anunciara su iniciativa de revisar “cualquier cosa” que suponga un “privilegio” en las pensiones de sus señorías, se presentó la oportunidad de incluir a los parlamentarios en el régimen general de la Seguridad Social, eliminando sus ventajas respecto al resto de los ciudadanos. Pero Rajoy en persona y todos sus diputados votaron en contra. No fueron los únicos. También el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y los socialistas rechazaron la propuesta. De hecho, la iniciativa sólo obtuvo 2 votos favorables, el de la proponente, Rosa Díez y de algún despistado. El PSOE y del PP también rechazaron en bloque la propuesta de Gaspar Llamazares de suprimir los sueldos dobles con cargo al erario público y las pagas vitalicias de 80.000 euros anuales a los ex presidentes.

[youtube width="608" height="300"]http://www.youtube.com/watch?v=M4-Gx2z6Lu4[/youtube]

Les cuento: como los diputados estaban de cháchara y sólo un grupo de viudas prestaban atención al debate de las recomendaciones del Pacto de Toledo sobre la reforma de las pensiones, Díez llamó la atención de sus señorías para que escucharan sus palabras. A continuación leyó textualmente su voto particular número 22: “Una regulación de la protección social de los parlamentarios del Congreso de los Diputados y del Senado así como de los Parlamentos Autonómicos incluyéndolos en el régimen de Seguridad Social común a todos los ciudadanos. Esta regulación conllevará la derogación de las normas sobre protección social del Congreso, el Senado y las Asambleas Autonómicas, dejará sin efecto sus convenios con la Seguridad Social y anulará los regímenes complementarios de pensiones, claramente privilegiados en la medida que es un sistema imposible de aplicar al conjunto de los trabajadores”.

Publicidad

Ni el elocuente Tomás Burgos (PP) ni el voluntarioso Carlos Campuzano (CiU) ni el jurídico Emilio Olabarría (PNV) ni, mucho menos, el intimista y poético Jesús Caldera (PSOE), quien describió lo que ocurría con los ancianos en la España hace 90 años y reprodujo en la tribuna lo que les dice a sus hijas: “Vosotras vais a vivir más que nosotros y tenéis que aportar más”…, replicaron a la propuesta de la dirigente de UPyD. Cada cuál emitió su monólogo. Algunos dirigían la mirada a la tribuna de invitados, a las viudas, muy beneficiadas en las recomendaciones. Otros elogiaban el “gran trabajo” de la socialista Isabel López i Chamosa, que por eso ha sido sustituida por Caldera. Y otros, como Gaspar Llamazares (IU-ICV) y Joan Ridao (ERC), rechazaban una reforma que va a suponer, decían, una rebaja del 10% al 20% del importe de unas pensiones que no alcanzan el 70% de la media comunitaria.

Ya el presidente Zapatero había aplaudido a Caldera –Rubalcaba no--, ya había entrado en silla de ruedas la accidentada Carmen Quintanilla, dirigente de las mujeres rurales del PP, ya se había rechazado la proposición de ley de IU-ICV-ERC tendente a eliminar los sueldos vitalicios de los ex presidentes González y Aznar –“o se actúa de ex presidente o se actúa como lobbista”, había dicho el vasco Aitor Estaban-- cuando llegó el momento de aceptar o rechazar el voto particular número 22 de Díez. Y en el marcador electrónico sólo brillaron dos votos verdes a favor, 11 amarillos de abstención y 333 rojos en contra. Ninguno se ruborizó.

Sus señorías salían contentos porque para ser el primer día de labor parlamentaria tras las vacaciones de Navidad la sesión había ido rápida. El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Valeriano Gómez, se mostraba feliz por unas recomendaciones tan “flexibles” como deseaba para prolongar hasta los 67 años la edad de jubilación y elevar el periodo de cotización hasta los 39 o más años, y el presidente Bono había demostrado buenos reflejos al oponer al anuncio de Rajoy su iniciativa de escribir a todos los diputados para que le aporten ideas de cómo acabar con los privilegios y complementos de pensiones que disfrutan con cargo al presupuesto público de las Cortes Generales.

11 Comments
  1. Jordi says

    Ya no hay sitio ni para la indignación… ¿ Cómo pueden ser tan golfos ?…jajajaja
    http://www.youtube.com/watch?v=ApiJDu4ODrw

  2. José says

    ¿Puede ser también Tunez la solución para acabar, en España, con los privilegios de unos políticos que socialmente no representan a nadie?

  3. ikergarcia says

    estos son los de: «esto solo lo arreglamos entre todos» los que dicen que hay que currar hasta lo 67…? como sigan así las cosas mas de uno tendra que recibir un zapatazo.

  4. María says

    ¿Pero cómo van a renunciar al complemento o fondo de pensión a cargo de todos los españoles si ellos saben que con la reforma establecen una reducción del 20% de las pensiones futuras que nos obligará a pagar un fondo aparte para poder sobrevivir si llegamos a la jubilación? Es lo que el Libro Verde de la UE llama el nuevo sistema «multipilar». Pero de eso no hablan porque son muy cínicos.

  5. Mikail says

    Bueno.. ya se sabe, Dios los cria y ellos se juntan. ¡¡¡Lástima que no fuera en Carabanchel!!!

  6. El compositor says

    Hijos de tuta, plas plas,, plasplas
    hijos de tuta, plas plas,, plasplas
    hijos de tuta, plas plas,, plasplas
    hijos de tuta, plas plas,, plasplas
    Hay que ver que partidos estos.

  7. desdemibaluarte says

    Lo que falta hoy en día es algo muy sencillo… «Sentido común: se busca…» http://xurl.es/2khqd

  8. homo says

    Lo que yo no me canso de decir y repetir en chunga y en verso
    http://ganaranlosmalos.blogspot.com/

  9. Zaratustra says

    Parlatrincarios, como su nombre indica

Leave A Reply

Your email address will not be published.