El PP, convencido de su victoria con una campaña de baja intensidad

José María Aznar y Miguel Arias Cañete, el pasado 8 de mayo, durante el único acto de campaña del expresidente del Gobierno. / Efe
José María Aznar y Miguel Arias Cañete, el pasado 8 de mayo, durante el único acto de campaña en el que ha participado el expresidente del Gobierno. / Efe

Los estudios y seguimientos demoscópicos que maneja el PP le sonríen. Eso es lo que un destacado miembro del Comité Electoral del partido que preside Mariano Rajoy ha asegurado a cuartopoder.es. Precisa la fuente mencionada que «nuestros propios estudios nos dan un poco mejor que lo que nos daba el CIS (una ventaja de 2,7 puntos del PP sobre el PSOE). Estamos unos 3 puntos por delante del PSOE. Y eso viene siendo una constante».

Sin llegar a confiarse, en el PP respiran aliviados, porque confiesan que «hace un mes, no lo teníamos tan claro». Algunos sondeos, incluso, llegaron a situar al PP en segundo lugar, por detrás del PSOE. Y eso, pese a los discursos defensivos que se divulgaron desde el cuartel general de la calle Génova, llegó a inquietar mucho a buena parte de la familia ‘popular’. Pese a todo, «Mariano (Rajoy) era el que más tranquilo estaba», señala un dirigente del PP.

Publicidad

Ya en el ecuador de campaña, los ‘populares’ se sienten vencedores y se felicitan por haber dado con el tipo de campaña adecuada. Esa fórmula pasa por hacer una campaña «de baja intensidad» para evitar que, en el intento, se movilice por reacción inversa el electorado del PSOE. En esa campaña plana y de baja intensidad, admite un miembro de la cúpula del PP, «no tendría cabida José María Aznar, porque, aunque es capaz de movilizar a muchos de nuestros potenciales votantes, también moviliza a los contrarios. Son daños colaterales que se consideró mejor no asumir…»

En los cuarteles generales de la madrileña calle Génova consideran que, de confirmarse sus previsiones, su resultado será un éxito y su línea de campaña, con Aznar ausente de los mítines y del día a día, un acierto. Éxitos y aciertos que, presumen en el PP, se tornarán sinsabores para el PSOE y, en especial para su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, y para el liderazgo que éste ejerce en su partido, a tan solo unos meses de la convocatoria de elecciones primarias, para elegir al futuro candidato socialista.