Miguel e Isma, en prisión desde hace dos meses por su participación en el 22M

Miguel Muñoz *

Actualización del 23-5-14 con un vídeo de la manifestación de Madrid
HispanTV (YouTube).

Publicidad

Miguel e Ismael son sólo dos de los miles de jóvenes que salieron a la calle el día 22 de marzo para participar en las Marchas por la Dignidad y que ocuparon el centro de Madrid durante aquel día. Pero son las únicas personas que aún permanecen en prisión dos meses después de aquella manifestación. El primero de ellos fue detenido el mismo día 22 en la parte final de la protesta, tras producirse una serie de enfrentamientos entre policía y manifestantes. Por su parte, Ismael fue detenido la mañana del 4 de abril en el marco de la denominada “Operación Puma 70”, que tuvo como consecuencia la detención de 11 personas y la imputación de otras 9.

Los nombres de ambos jóvenes, de 21 y 18 años, están unidos bajo una misma lucha, la que pusieron en marcha casi inmediatamente sus amigos y familiares para pedir su libertad. La Plataforma Todos con Miguel nace dos días después de la manifestación gracias a algunas personas que habían estado participando en el comité organizador de las Marchas de la Dignidad en el barrio de Carabanchel. Así lo explica a cuartopoder.es Ángela, integrante de la mencionada plataforma. La detención de Miguel, vecino del barrio, forma parte, según este colectivo, de “una estrategia de criminalización de este movimiento tan potente que ha habido en todo el Estado”, señala. De la misma opinión es Daniel, integrante de la Plataforma por la Libertad de Isma, conformada el mismo día de la detención y que decide unir fuerzas con la anterior para pedir la libertad de los detenidos y la absolución de todos los cargos imputados a personas relacionadas con el 22-M. “Creemos que esto no pasa de ser un montaje policial como otros que han ocurrido: el caso de “Alfon” u otros jóvenes que están criminalizados por plantar cara a esta tiranía del capitalismo y a todas sus injusticias”, afirma en relación a estas actuaciones policiales. Él mismo nos relata lo sucedido el 4 de abril. “En primera instancia decidieron meter miedo en su lugar de trabajo. Acudieron numerosos cuerpos represores a su lugar, incluyendo helicópteros policiales y cercaron todo con coches patrulla. Pero justo él (Ismael) estaba librando. La primera imagen que quisieron dar en su centro de trabajo fue decir que tuvieran cuidado con este peligroso terrorista. Decían que no es un joven de 18 años, que es un terrorista. Se saltaron la presunción de inocencia para poder criminalizarle todavía más”.

Los cargos que se le imputan a Miguel son atentado contra la autoridad, desórdenes públicos y lesiones contra agentes. Jesús Calpe es uno de los abogados que trabaja en el caso. En declaraciones a este periódico afirma que hay “algunas contradicciones en las declaraciones policiales”. Por ello confía en la libertad del joven en “un breve espacio de tiempo”, después de que  el recurso de apelación interpuesto sea resuelto por la Audiencia Provincial. “Pedimos la libertad incondicional desde el primer momento porque es inocente”, afirma.

Los mismos cargos son los que se le imputaban inicialmente a Ismael, pero tal y como indica Erlantz Ibarrondo, su abogado, la situación ha cambiado. “En principio se le imputaban unas lesiones que luego ha resultado que no las causó él, porque ningún agente de los lesionados dice que fuera Ismael. Hay una diferencia sustancial con la primera imputación ya que uno de los motivos por los que se acordó su internamiento en prisión preventiva era precisamente la gravedad de sus delitos. Una vez verificado, y modificado el auto por el que se desestimaba nuestro recurso, se ha acreditado que las lesiones que tienen los agentes no son causadas por Ismael. Es una variación importante en el caso y se tienen que modificar las medidas cautelares y acordarse su libertad”. Ibarrondo afirma que el primer auto “fue un error del juez”, ya que “esos agentes a los que supuestamente había lesionado no eran ninguno de los que acusaban a Ismael”.

Cartel_manifestación_Miguel_e_Isma
Cartel de la convocatoria de mañana jueves, día 22, por la libertad de los dos jóvenes detenidos.

Manifestación y acciones de apoyo

Mañana Jueves 22 tendrá lugar una manifestación para exigir la libertad de los dos jóvenes. Bajo el lema “Isma y Miguel: rehenes del Estado”, la convocatoria tendrá lugar a partir de las 20:30 recorriendo el trayecto entre la Plaza de Jacinto Benavente y la Puerta del Sol. Aparte de las plataformas de apoyo, la organización de las Marchas de la Dignidad 22-M Madrid también aparece como colectivo convocante. “Creemos en su inocencia y afirmamos que la carga policial que inició todo fue una provocación y se ejerció el derecho a la legítima defensa por parte de gente que se vio masacrada en medio de una manifestación legal y que había transcurrido en paz y armonía durante 3 ó 4 horas. Consideramos que son nuestros presos, los de los dos millones de personas que allí salieron”, apunta Ángeles Maestro, integrante de la coordinadora de Madrid de las Marchas de la Dignidad. Maestro recuerda que aquel día “se demostró una capacidad de autoorganización del pueblo en torno a un lema de ruptura, como era el pago de la deuda”. Por ello, según añade, las fuerzas policiales actuaron de esa manera y espera que la gente que participó el 22-M se les una en la lucha. “Yo le diría a la gente que es o ellos o  nosotros. Si les dejamos las manos libres van a acabar con nosotros, con nuestra dignidad. Y por lo tanto hay que salir a la calle, hay que sacar a Isma y Miguel, rehenes del Estado y víctimas propiciatorias para descargar sobre ellos las razones que no tienen para reprimir a la gente”.

La convocatoria del Jueves, que se ha realizado a nivel estatal para que se sumen otras ciudades, no es la primera. “El día 7 de abril ya hubo una concentración en Sol en la que participamos nuestra plataforma, Madres Contra La Represión y la Red Solidaria Antireprresiva, que están haciendo un trabajo espectacular”, comenta Daniel. Además, el día 14 de mayo, tras una concentración en Marqués de Vadillo, una persona fue detenida aunque su liberación se produjo horas después. Las acciones se han complementado con mensajes en redes sociales, pancartas o pintadas en determinados puntos, pegatinas, carteles, conciertos, charlas o recogidas de firmas. Entre tanto, ambas plataformas han abierto cuentas solidarias para que las personas interesadas puedan aportar su granito de arena económico. Daniel nos informa de la intención de convocar incluso manifestaciones a nivel internacional para el día 5 de Junio.

Para Ángela, el apoyo de la ciudadanía es clave en estos casos. “Esto que a ellos les está pasando podría haberle pasado a cualquiera, por el simple hecho de ejercer su derecho en una manifestación. No hay otra manera que continuar apoyando y manifestándonos para conseguir las cosas. La persona que participa en una manifestación y es detenida no es un delincuente, es una persona que está ejerciendo un derecho constitucional de todos los ciudadanos”, afirma.

Miguel e Isma siguen en prisión, aunque saben que no están solos. Su situación en prisión no es de incomunicación como ocurrió en el caso de Alfon y han podido recibir visitas de familiares, según confirman ambos abogados. “Él está bien, dentro de lo que cabe. Está entero, y cuando estás allí y sabes que hay gente fuera que te está echando una mano, movilizándose y apoyándote, pues siempre se llevan estas cosas mucho mejor que si sientes soledad y no tienes contacto con nadie”, apunta Ángela en referencia a Miguel. En este contexto de campaña electoral, Daniel, que insiste en que seguirán convocando acciones futuras, no confía en que este hecho pueda traer cambios directos en la situación de su amigo. “Liberar a presos que luchan por la libertad y la justicia de la clase trabajadora no da votos”, afirma.

(*) Miguel Muñoz es periodista.