ALEJANDRO TORRÚS | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:25

Miguel_Urbán
Miguel Urbán,de Izquierda Anticapitalista, durante la presentación del nuevo partido, en enero de este año. Tras él, Pablo Iglesias. / Podemos (YouTube)

El borrador de principios éticos del equipo fundacional de Podemos, liderado por Pablo Iglesias, ha incluido una nueva cláusula en su articulado que prohibe a afiliados o miembros de otros partidos políticos de ámbito estatal presentarse a elecciones internas para ocupar cargos de dirección en Podemos. La nueva norma, que ha sido transaccionada con un círculo de Granada, supondría en la práctica que Izquierda Anticapitalista, partido que participó en la fundación de Podemos y al que pertenece la eurodiputada Teresa Rodríguez, tendría que disolverse, cambiar su definición o buscar un resquicio legal para salvar esta nueva cláusula para que sus miembros puedan ocupar puestos de decisión en Podemos.

Así lo ha reconocido Luis Alegre, portavoz de Podemos y miembro del equipo de Pablo Iglesias en la redacción de los documentos organizativos, éticos y políticos de Podemos. Alegre ha señalado a cuartopoder.es que esta nueva norma sí que tendría efectos en Izquierda Anticapitalista ya que la organización tendría que “redefinirse” si desea ocupar cargos en el Consejo Ciudadano de Podemos o aspirar a la secretaría general, por ejemplo. No obstante, Alegre señala que la norma, a pesar de tener esta posible consecuencia, no está pensada contra Izquierda Anticapitalista sino que responde a un intento de “evitar que Podemos se convierta en nido de arribistas u oportunistas de otros partidos a la deriva”.

“Un partido político suele exigir disciplina de voto a sus afiliados. Nosotros queremos evitar esa doble lógica de toma de decisiones de nuestros cargos internos y que las decisiones que tomen sean lo mejor para Podemos y que no se tomen decisiones según la lógica interna de otros partidos,”, ha explicado Luis Alegre. La norma incluida en el borrador ético del equipo de Pablo Iglesias señala literalmente que el régimen de incompatibilidades que tiene que desarrollar el Consejo Ciudadano recogerá “la restricción del derecho al sufragio pasivo a cargos orgánicos internos o afiliados de organizaciones políticas de ámbito estatal”.

En Izquierda Anticapitalista, sin embargo, no hay dudas de que la nueva norma va dirigida contra ellos y que busca más hacer una purga interna que evitar el oportunismo de tránsfugas de miembros de PSOE, IU u otros partidos. Así, Jaime Pastor, miembro fundador de Izquierda Anticapitalista, reconoce en declaraciones a cuartopoder.es que la nueva norma está dirigida contra su partido a pesar de que el equipo de Pablo Iglesias pueda “disimular” y “decir que va por arribistas u otros partidos”.

“Esta decisión es grave porque somos partido cofundador de Podemos y nadie puede ignorar que a quienes han contribuido al nacimiento de Podemos ahora se les impide seguir dentro de la organización como partido”, señala Jaime Pastor, que asegura que en caso de aprobarse finalmente este borrador en la Asamblea Ciudadana, IA tendrá que valorar cómo se define en sus estatutos y buscar el resquicio legal para pasar esta cláusula sin tener que disolverse como partido. “Hecha la ley, hecha la trampa”, explica Pastor. En este sentido, IA considera que ellos no son un partido estatal y sí uno confederal con implantación en diferentes territorios del Estado. No obstante, será clave para el futuro de la formación el Congreso que IA celebrará el próximo mes de febrero.

Por su parte, Miguel Urbán, miembro de Izquierda Anticapitalista y número siete en la lista de Podemos para las elecciones europeas, considera que si la intención del equipo de Pablo Iglesias es ir “contra los arribistas” esta nueva cláusula “no es la mejor forma”. “Los arribistas lo primero que hacen es la C del converso. Dejan una organización para meterse en otra y trepar rápidamente. Con lo cual esta norma no sirve”, explica.

Asimismo, Urbán denuncia que la norma ataca a los principios fundamentales de Podemos al minar la pluralidad interna y contradice los mensajes lanzados desde el partido de que no se iba a pedir el carné a nadie para ver donde militaba ni tampoco se iban a pedir “carné de pureza ideológica”. “Si queremos acabar con las incompatibilidades, esta la cláusula debe recoger la incompatibilidad de presentarse a elecciones a personas afiliadas a otros partidos que compitan con Podemos en esas elecciones”, apunta Miguel Urbán.

Divorcio anunciado

El paso dado por el equipo fundacional de Podemos es una muestra más del divorcio existente entre el equipo formado de Pablo Iglesias e Izquierda Anticapitalista, un partido político minoritario que participó activamente en la fundación de Podemos y cuyos activistas (alrededor de 500 en todo el Estado) fueron los primeros en poner en marcha los Círculos y en ayudar a los actos de campaña del partido.

Sin embargo, poco a poco la relación entre el equipo de Pablo Iglesias e Izquierda Anticapitalista se ha ido debilitando y prueba de ellos fueron las acusaciones lanzadas por Juan Carlos Monedero de que se estaba preparando un golpe de Estado en Podemos en una clara referencia contra IA. Atrás quedaron otros tiempos mejores como cuando Iglesias en el año 2009 reconocía ante el público asistente a un acto de Izquierda Unida que su voto iría a Izquierda Anticapitalista o cuando la firma de Jaime Pastor sirvió para impulsar el manifiesto Mover ficha, precedente de la presentación de Podemos.

  • Enrique Gonzalez Duro

    El entrista Jaime, ¿Puede insuflar aire nuevo a Podemos¿ Lo conozco, y no quiero creer que pretenda una escisión

  • ahrkangel

    Lógico, PODEMOS no debe ser el segundo partido de otro ya existente que no se come una rosca en las elecciones. Ni seguir el programa de IA y sus intereses frente a los militantes de PODEMOS. Luego se nos acusaría que estamos votando a IA sin saberlo.

  • jasavic2000

    Que triste leer esta noticia. Nos hemos vuelto locos? se debería poder permitir participar a la gente de IA igual que al resto

  • Miren Vaquero Lopetegi

    Copio una parte en la que he visto que quizás es mejor lo que está en el borrador:
    Asimismo, Urbán denuncia que la norma ataca a los principios fundamentales de Podemos al minar la pluralidad interna y contradice los mensajes lanzados desde el partido de que no se iba a pedir el carné a nadie para ver donde militaba ni tampoco se iban a pedir “carné de pureza ideológica”. “Si queremos acabar con las incompatibilidades, esta la cláusula debe recoger la incompatibilidad de presentarse a elecciones a personas afiliadas a otros partidos que compitan con Podemos en esas elecciones”, apunta Miguel Urbán.

    Creo que para dar la opinión es para lo que no se requerirá carnet, pero para ocupar puestos directivos es normal que no se acepte a personas que están en otro partido, pues podrían chocar los intereses de un partido con los del otro.

  • Miren Vaquero Lopetegi

    Normal que no se acepte a personas de otro partido en los puestos directivos. Si quieren estar en ellos tendrán que dejar el anterior partido. Para votar no creo que importe, pero no para dirigir.

  • Carlos

    El lado fascista de Podemos del que no hablan La Sexta, Cuatro o Público: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/09/el-lado-fascista-de-podemos-del-que-no.html

  • Enrique Gonzalez Duro

    El tal Carlos habla como el PPPSOE. ¿Cómo se informará?

  • Luis Felipe García-Calvo Rodríguez

    “Parece que en Podemos se va aceptando de forma inevitable la necesidad de que en una organización, de cualquier tipo existan instancias representativas, que no es más que una forma de reconocer que el conflicto es consustancial a la vida y, sin ningún lugar a duda, a la organización: El conflicto se estructura en una peculiar tensión entre identidad y diferencia. Cuando todos estamos de acuerdo, es manifiesto que no hay conflicto. Cuando no estamos de acuerdo pero es posible que cada uno haga lo que quiere, tampoco hay conflicto. El conflicto se distingue de la mera diferencia porque es una diferencia en torno a lo mismo, una no-coincidencia en lo común. Hay conflicto porque es imposible la satisfacción plena de todos, porque la coexistencia plural no se vive sin menoscabo. El conflicto atestigua la imposibilidad de convivir con otros sin deponer la autonomía radical de cada uno, esto es, la necesidad de socializar una pérdida para existir en común. Representación democrática es el acto por el cual el conjunto de un conglomerado humano delega la toma de decisiones en el propio conjunto

    Cada uno acepta, entonces, el carácter vinculante de las decisiones tomadas conjuntamente. En ello radica la delegación: las partes políticas deponen su autonomía a favor del conjunto. Sin embargo, esa delegación no se corporiza en un individuo o grupo que monopolice la toma de decisiones sino que el monopolio pertenece al conjunto, aunque la forma política del conjunto supone constitutivamente una delegación de poder. La representación democrática permite tramitar el conflicto en la medida en que asume el carácter no-coincidente de la organización en su conjunto consigo misma, introduciendo esa no-coincidencia en cierta forma de institucionalidad.

    Negarse a aceptar la representación política era suponer que el conflicto no se iba a presentar nunca en el interior de una organización), o sea, que las personas somos lo bastante dóciles o lo bastante parecidos para ponernos siempre de acuerdo. Las implicaciones totalitarias de esa presunción son manifiestas. No querer perder nunca nada, no estar dispuestos a deponer la autonomía radical de cada parte (individuo o grupo) en favor del todo es negar el conflicto y por lo tanto la diferencia en sentido fuerte (como diferencia en torno a lo común y no mero particularismo atomístico).

    La solución del consenso, tiene límites, podría condenar una organización al estancamiento, violentando los términos de una construcción democrática que exige asumir lógicas de mayoría y minoría, es decir una soberanía democrática mayoritaria. En el mismo sentido, es necesario permitir y alentar la más amplia libertad de organización interna y la constitución de tendencias que, en lugar de establecer el método de la “intriga permanente” entre facciones nunca clarificadas, constituyen el mejor anticuerpo contra los comportamientos facciosos, en la medida en que vaya acompañada por una cultura militante abierta a la construcción conjunta, la discusión fraterna y la honestidad intelectual y política”.

  • asi son

    Marat un tonto últil de IU_PCE, de los que han permitido que sus “popes” Moral Santin y compañía roben con las tarjetas Black de Bankia (cobraban bien su lealtad a Blesa) y estos mierdas militantes de base calladitos porque Bankia les condonaba deuda al partido “gracias a Santin” y compañía. PODEMOS haría mejor en limpiar de falangistas, arribistas, exliberados de PPSOE CCOO, UGT, IU y PCE sus filas que tratar de controlar a IA, úncios que les han prestado su apoyo desde el principio, tanto de estructura como económica. Si “Jaime” es entrista, que decir que los que trabajaban para “el Inmundo” de Pedro Jeta.

  • juli lopez alonso

    Creo que es mejor excluir izquierda anticapitalista !!
    Suena a otros tiempos que no dieron ningún fruto !!

  • plomi

    Es verdad, ahora la exclusión se debe producir por sonidos, IA no suena bien, es de tiempos pasados. Menudo transito le espera a podemos con acompañamientos como estos. Tiempos difíciles para podemos.Al tiempo, los hiperliderazgos si que son de tiempos pasados.

  • miedo me dan

    Peor suenan los oportunistas de ultima hora que están entrando en PODEMOS (Algunos al servicio del PPSOE y con sueldo de interior para dinamitar desde dentro). IA apoyó el proyecto desde el principio sin sectarismos y aceptando la decision de los circulos, pero parece que los popes de la complu, Iglesias, Errejón y Monedero todos fugados de IU y CCOO quieren volver a las viejas prácticas excluyentes de sus formaciones de origen, en las que no pudieron trepar lo suficiente para ser parlamentarios, como Tania la novia de Pablete.

  • elfosrey

    Haya paz.

  • joseb

    Pues yo estoy de acuerdo con que no se pueda pertenecer a dos partidos a la vez, me parece de coherencia pura y dura. Es como”estos son mis fuertes principios si no le gustan tengo otros”.

  • joseb

    Y otra cosa, está habiendo actitudes casi mafiosas en el circulo del municipio de Fuengirola(Málaga) por gente que dice ser de Izquierda Capitalista. Lo de casi por decir algo, a mí y aun pariente nos han amenazado de muerte, literalmente, por decir que la forma en que llevaban el círculo era nada democrática y sin ninguna transparencia. Se ha ido a la reunión provincial en Málaga capital y la actitud de militantes de IA ha sido de matones de discoteca, chusma, chusma. Puede ser un caso aislado pero la pregunta es si sabeis de más casos?

  • nito

    ser de podemos significa que debatimos y acoradamos con compañer@s de nuestro circulo y no con otro colectivo y trasladamos consignas eso ya se hizo y no funciona

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend