Bárcenas asusta al PP y eclipsa el mensaje de la recuperación económica

2
Luis Bárcenas, ayer jueves, haciendo declaraciones a los periodistas tras salir de la prisión de Soto del Real. / Kiko Huesca (Efe)
Luis Bárcenas, ayer jueves, haciendo declaraciones a los prensa tras salir de la prisión de Soto del Real. / Kiko Huesca (Efe)

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ya está en la calle. Y pese a que abandonó la prisión de Soto del Real diciendo "El PP no tiene nada que temer", en la cúpula del partido que preside Mariano Rajoy le tienen más miedo que a una pedrada. No es la información o los ases en la manga que pueda guardar lo que atemoriza a la familia 'popular'. "Lo que pueda decir Bárcenas sobre el PP está ya amortizado", asegura un dirigente del PP a cuartopoder.es. Sin embargo, el hecho de que el extesorero esté todos los días en los medios de comunicación, aunque solo sea saliendo de su casa para ir a personarse a la Audiencia Nacional, supone recordar al electorado uno de los casos de corrupción más escandalosos de los últimos tiempos, que lleva años apuntando al PP, a su presunta financiación irregular y salpicando, incluso, a la imagen de Rajoy, quien tuvo que pedir perdón a los ciudadanos por haber mentido al desvincularse de Bárcenas cuando, en realidad, se intercambiaba mensajes con su extesorero y le pedía "Luis, sé fuerte". Todo ello en año electoral y cuando la corrupción es uno de los principales motivos de preocupación y/o indignación de los españoles, según apuntan las encuestas publicadas.

Bárcenas es una bomba de relojería, no por lo que pueda tener, sino por ser él mismo, porque su imagen se asocia al PP y a la corrupción en primera instancia, sin hacer muchas más derivadas. Miembros de la dirección popular maldecían ayer su suerte. Era el día de la presentación de la EPA, con la que el PP pensaba certificar "la recuperación vertiginosa" de la economía española, pero Bárcenas y su inminente salida de prisión les aguó la fiesta económica, como también les ha aguado el discurso anticorrupción y el paquete de medidas que acaba de aprobar el PP en solitario en el Parlamento para atajar las prácticas corruptas en la política y la función pública. El espectro de Bárcenas va a ensombrecer también la fiesta que los 'populares' habían preparado con esmero para este fin de semana, con su convención nacional, escenario diseñado para vender recuperación y crecimiento. Aunque parezca un eslogan publicitario, a Bárcenas le temen, no por lo que tiene, sino por lo que es.

Publicidad

"Es un desastre", admite un miembro de la cúpula 'popular' refiriéndose a la salida de prisión de Bárcenas mientras sacude la cabeza como tratando de acentuar su incredulidad ante ciertas informaciones que apuntan la posibilidad de que el Gobierno haya "pactado" con Bárcenas su salida de prisión, a cambio de su silencio, presumiendo por tanto la colaboración sumisa de la Audiencia Nacional y pasando por alto lo obvio: que Bárcenas estaba mucho más guapo entre rejas y que, por de pronto, les ha aguado la fiesta económica del fin de semana y amenaza con aguarle festines futuros, de aquí hasta las elecciones generales.

2 Comments
  1. ojo al parche says

    no creas, barcenas fue un montaje masivo del pp y la prensa seria y no seria ¿bien pagada? o pagada indirectamente, para desviar la atencion del masivo desbarajuste que han llevado a cabo en todos los sentidos y con mayoria absoluta, al pp no le tocara pelo, creen, como en valencia; este asunto genera tal indignacion, que la reflexion se nubla para leer mas alla.

  2. Y más says

    Y eso que cualquier tiempo pasado fue mejor: Mariano Rubio, gobernador Banco España, Roldán, jefe supremo de la Guardia Civil sin el bachillerato hecho, GAL, la del Boletín Oficial del Estado y su frigorífico de abrigos de pieles, Nepote de la Borbolla y el reino de Andalucía, pa no acabar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.