"Estaremos satisfechos cuando en el 'caso Rus’ haya responsabilidades penales"

Rus
Alfonso Rus, presidente de la Diputación en Valencia, fue suspendido ayer de militancia del PP. / Efe

El nombre de Alfonso Rus se ha sumado a la larga lista de políticos del PP sospechosos de corrupción. Alberto Fabra, presidente del PP en la Comunidad Valenciana pidió ayer la suspensión de militancia del actual presidente de la Diputación y del PP en la provincia de Valencia. La decisión llega tras destaparse unas grabaciones en las que se escucha a Rus junto al ex-gerenta de la empresa pública Imelsa contando billetes. La federación valenciana de IU (EUPV) ha sido clave para dar a conocer el caso, ya que presentó una importante documentación ante la Fiscalía el verano pasado que ha desembocado en una investigación judicial que se encuentra bajo secreto de sumario. De todos modos, en IU no estarán plenamente satisfechos hasta que se cumplan responsabilidades penales, tal y como explica a cuartopoder.es Rosa Pérez Garijo, diputada provincial de EUPV y artífice de la denuncia.

Publicidad

Rus, que es candidato a las elecciones municipales en Xátiva, donde es alcalde actualmente, se ha negado a dimitir hasta el momento. Las redes sociales alababan ayer el trabajo de EUPV y en particular de Pérez. La diputada en cambio rebajaba la alegría en conversación con este medio. “Lo que ha hecho el PP es un poco maquillaje porque Rajoy no se quiere hacer la foto con Alfonso Rus el martes”, señala en relación a la visita que el presidente tiene prevista a Valencia. Por tanto, señala que con la suspensión cautelar no están satisfechos. “Este señor no debe permanecer ni un minuto más presidiendo unas instituciones tan importantes como la Diputación y el Ayuntamiento de Xativa. Debe abandonar sus cargos. Y estaremos satisfechos cuando aquí haya responsabilidades penales, cuando el procedimiento continúe y finalice con eso”, añade.

Para la diputada de EUPV, debe ser la mayoría del PP en los ayuntamientos la que determine si se le va a sustituir o no. “La cuestión se precipita cuando ellos (PP) ven que se oye un escándalo que les puede salpicar. Lo grave no es que se oiga, sino que se hace”, afirma.

Rosa_Pérez_EUPV
Rosa Pérez Garijo, diputada provincial de EUPV en Valenica. / eupv.org

El relato de Pérez sobre el proceso contra Rus se remonta comienzo de la legislatura. Ella es la única diputada de EUPV en la Diputación. “Desde que entramos hemos ido denunciando una serie de irregularidades”, destaca. Entre ellas recuerda una serie de modificaciones de carreteras que hacían con informes contrarios del oficial mayor, inauguraciones de tramos sin licitar o contratos a empresas que fijaban las condiciones de licitación de obras para así ganar el concurso. También dieron cuenta de que durante años no se cobraban los permisos para obras en algunas carreteras o del caso particular de una empresa que se encargaba sin contrato del mantenimiento de una rotonda en la localidad del diputado encargado de este área. Otro llamativo caso se dio con un presupuesto de 30 millones de euros para cambiar bombillas con informes técnicos contrarios, con una licitación incorrecta y gestionado por una empresa de Xátiva.

Toda esa documentación fue acumulada por EUPV mientras hacían denuncias públicas y políticas. Rus y Pérez protagonizaron varios enfrentamientos verbales en la institución valenciana. El pasado año, en el mes de Julio, elaboraron una denuncia para la Fiscalía Anticorrupción. “Descubrimos que el gerente de Imelsa, Marcos Benavent, era el propietario al 99% de una empresa que facturaba a otras que luego lo hacían tanto a la Diputación como a la propia Imelsa”, comenta. Los escritos fueron acompañados con 10 horas de grabaciones que habían conseguido desde el partido. No hicieron pública esa denuncia porque lo fundamental, apunta Pérez, era que la investigación saliera adelante. Benavent está imputado por malversación de fondos en una causa paralela que precisamente abrió la Diputación.

En el mes de agosto se notificó al partido la apertura de diligencias previas. A finales de marzo recibieron la noticia de que la Fiscalía había formalizado una denuncia por los hechos que se denunciaron. Ahora mismo, el caso está bajo secreto de sumario y no es conocido ni siquiera el juzgado al que se ha derivado.

Tras conocerse la grabación Rus siguió insistiendo en que había una campaña contra él, “un burdo montaje”. Por su parte, la alcaldesa de Valencia Rita Barberá señaló que esas grabaciones “abochornan a todo el mundo”. Cayo Lara, precisamente ayer de visita en Valencia, calificó a Rus como “jeta hispanicus” u “homus chorizus”.