Ángel Gabilondo: "No tengo edad para hacer carrera política; estoy aquí porque quiero cambiar Madrid"

2
Ángel_Gabilondo_entrevista
Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en un acto electoral. / Javier Lizón (Efe)

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo (Donosti, 1949), es un hombre de diálogo y consenso, con una capacidad de empatía fuera de toda duda. Este catedrático de Filosofía que fue rector de la Universidad Autónoma de 2002 a 2009, presidente de la Conferencia de Rectores de 2007 a 2009 y ministro de Educación (2009-2011), hace pocas promesas --una es incrementar en 400 millones de euros la dotación para enseñanza e investigación-- y repite por activa y por pasiva que no está en política para divertirse, sino para buscar y aplicar soluciones justas a los problemas que acucian a la gente que más sufre el avance de la desigualdad. En esta entrevista avanza su intención de auditar las privatizaciones y de no contratar con empresas condenadas por corrupción.

-- ¿Puede un filósofo como usted mejorar la política? ¿Dígame cómo?

-- Da la sensación de que para dedicarse a la política hay unas profesiones indicadas. Parece que Derecho vale, Economía vale, registrador de la propiedad, licenciado en Ciencias Políticas…  Creo que ser ciudadano tiene una dimensión social y política. Ser ciudadano, se haya cometido o no la temeridad de ser filósofo, no le hace a uno impermeable a lo que ocurre y, mucho menos, le aleja de querer cambiar las cosas. Yo soy un ciudadano, como muchos otros, al que no le gustan las cosas y quiere cambiarlas ¿Cómo? Con políticas públicas, que alcancen a todos y todas; redignificando la política con instituciones justas, eficientes, transparentes y participativas. Acordando incluso con quienes no estamos de acuerdo. Y buscando soluciones justas.

-- Los intelectuales suelen acabar más quemados que la moto de un hippie cuando se entregan a la gestión pública. Tenemos muchos ejemplos en lo que llaman "historia reciente". ¿Qué le entusiasma de la gestión de lo público que nos invite a creer que usted es distinto?

-- Yo no estoy aquí para hacer carrera en un partido o para hacer carrera política. No tengo ni edad ni intención. Estoy aquí porque quiero cambiar el gobierno de Madrid, para cambiar sus políticas y resolver los problemas de los ciudadanos.

-- ¿Qué principios considera irrenunciables como guía de su gobierno si gana las elecciones? ¿Y si no las gana, permanecerá en el Parlamento autonómico para defenderlas?

"No soy militante
del PSOE ni aspiro a ser secretario
general de nada. Mi única prioridad es resolver los problemas de
los ciudadanos
de Madrid
"

-- Empezando por el final, estaré donde me pongan los ciudadanos, pero he de dejar claro que no me metí en esto para acabar el segundo, sino para ganar y no por afán de poder, sino para poder ganarme la confianza de los madrileños para construir una mayoría en defensa de las políticas, las instituciones justas y el deber cívico. Para cambiar Madrid, para cambiar las políticas de Madrid, para cambiar el gobierno de Madrid. Para hacer de Madrid un lugar más justo, equitativo y libre.

-- El liderazgo, el programa y la organización son los tres ejes de la acción política en los partidos clásicos, lo que me lleva a preguntarle si aspira a ser elegido secretario general o presidente del PSM-PSOE.

-- No. No soy militante ni aspiro a ser secretario general de nada. Mi única prioridad es resolver los problemas de los ciudadanos de Madrid y espero hacerlo gobernando y acordando con los demás.

-- ¿Con qué fuerzas políticas considera que será menos difícil alcanzar acuerdos para gobernar Madrid? ¿Cree que es mejor un gobierno de coalición o un pacto parlamentario de legislatura?

-- La dinámica y las circunstancias políticas ha cambiado y ahora es el turno de los acuerdos y de los consensos. Gobernar es acordar. Pactaré con todo aquél que esté en el mismo camino que marca nuestro programa: defensa de las políticas públicas, de las instituciones justas, de la equidad.

Ángel_Gabilondo_PSOE_CA_Madrid
El candidato del PSOE en otra imagen de la campaña. / Efe

-- ¿Acepta la metáfora de que el gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido el Patio de Monipodio, plagado de gandules e intereses espurios? ¿Qué espera de la dación de cuentas del gobierno saliente? ¿Revisarán las contratas, contratos y privatizaciones e irán a los tribunales si llega el caso?

--Los ciudadanos están hartos. La redignificación es un asunto central y debemos emprender políticas activas en este sentido ¿Limitación de mandatos? Sí ¿Supresión de aforamientos? Sí. Y muchas cosas más como, por ejemplo, que la rendición de cuentas se haga a la entrada y a la salida para saber en cuánto ha variado la renta. Y no solo hay que ser duro con los corruptos -que han de pagar judicialmente y devolver lo robado-, apartándoles de la vida pública, sino con los corruptores. No se puede contratar desde lo público a empresas condenadas por corrupción.

-- ¿Y de la dación de cuentas? 

-- Espero que el gobierno saliente sea completamente transparente. En cuanto a los contratos de privatización, me parece necesario realizar una auditoría en los cuatro primeros meses de gobierno para garantizar los derechos de los pacientes y el interés del servicio público, buscando fórmulas, si es preciso, para renegociar aquellos aspectos que sean lesivos para el interés general. Seremos firmes.

-- Si ha revisado el comportamiento del Gobierno central con el Ejecutivo de Andalucía, conocerá el marcaje y los recursos de inconstitucionalidad contra sus medidas sociales en materia de vivienda, sanidad y otras. ¿Qué actitud espera del presidente Rajoy si la izquierda gana en Madrid?

-- Siempre he practicado el acuerdo y sigo pidiendo el acuerdo. No cejo en este empeño. Así que, si los ciudadanos confían en mí para construir una mayoría de progreso en Madrid, trabajaré sin descanso para lograr acuerdos con todos.

"Planteamos un plan de 400 millones de
euros para recuperar el
talento de
Madrid. Y no acostumbro a prometer lo que
no puedo cumplir
"

-- ¿Qué puede esperar la enseñanza pública, la Universidad y la Investigación de un Gobierno que usted presida, sin que las palabras se las lleve el viento por falta de recursos económicos? Y enlazo: ¿Planteará la revisión de la financiación autonómica y mayor tramo fiscal de los principales impuestos para la comunidad autónoma? ¿Es usted federalista?

-- Son aspectos vitales. Todos ellos. No estoy de acuerdo con el actual modelo educativo de Madrid, que necesita cambios consistentes. Educación de excelencia y de calidad sí, pero que llegue a todos, no solo a unos pocos. Esto pasa por más profesores, más plazas públicas, más becas y menos tasas. Desde luego, menos tasas universitarias e incluso la supresión de las tasas de la FP. Sin educación no habrá salida de la crisis. Y la recuperación no será tal sino alcanza a todos, lo que implica, en mi opinión, virar hacia un modelo productivo basado en el conocimiento, en la ciencia, la investigación, la innovación y la cultura. El Gobierno de la Comunidad de Madrid destina apenas un 0,22% a la investigación. Debemos elevarlo hasta el 2%. Planteamos un plan de 400 millones de euros para recuperar el talento de Madrid. Y no acostumbro a prometer lo que no puedo cumplir.

-- ¿Podría aportarme algún dato que avale la mayor eficacia del sector privado que del público en sanidad, educación, vivienda, agua y alcantarillado, limpieza y medio ambiente, servicios a los ancianos y ayudas financieras a los emprendedores?

-- La mejor manera de defender lo público es hacerlo muy bien. Ser muy eficientes. No creo que  se privatice un servicio público por el bien de la humanidad. Siempre hay un objetivo de rentabilidad económica. Siempre hay negocio. Y la sanidad, la cultura, la educación, la gestión de la vivienda pública, el agua o la limpieza no pueden ser negocios. Son servicios públicos.

-- ¿Considera que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, depende mucho o poco de los resultados en Madrid?

--De los resultados en Madrid dependen cosas mucho más trascendentales como son encontrar soluciones justas que resuelvan los problemas de los madrileños, de todos y de todas. La prioridad son los ciudadanos. Desde luego, para el PSOE es importante lo que suceda en Madrid. A nadie se le escapa.

2 Comments
  1. Piedra says

    El profesor Gabilondo, un hombre bueno, y el poeta Luis García Montero son un lujo para Madrid. Después de las ratas, ratos y rateros que hemos sufrido nos merecemos gobernantes dignos.

  2. ARKAITZ says

    24 de mayo empieza el cambio pocemos yes we can please 2015

    …….y el 25 de mayo auditorias publicas de todos los ayuntamientos y gobiernos autonomicos abrir las puertas a al ciudadania y participen de la gestion transparente publica igualitaria sostenible democratica
    24 de mayo nosotr@s votamos podemos yes we can please 2015

Leave A Reply

Your email address will not be published.