La izquierda se mofa del cónclave que prepara el PP para vender su “cara social”

0
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. / Efe
El presidente Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. / Efe

El anuncio del PP de que la Conferencia Política que celebrará los próximos días 10 y 11 de julio tendrá un marcado carácter político y, sobre todo, social, porque Mariano Rajoy se ha dado cuenta tras el 24M de que hablar de la recuperación económica no es suficiente para recuperar el voto perdido, ha provocado la mofa de la izquierda. Toda la oposición, con el PSOE y Podemos a la cabeza, consideran que, por más que el PP modifique su forma de comunicar y sus dirigentes hablen de “nuevos tiempos”, nadie se va a creer su mensaje.

Según han explicado el nuevo vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, y la  recién nominada vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, que serán los encargados de convertir la Conferencia en el “escaparate de los nuevos tiempos” que han llegado a su partido y hacer de ella una plataforma propagandística de cara a las elecciones generales –se sacarán conclusiones que se incluirán en el programa electoral–, el partido gubernamental pretende llegar a la sociedad con propuestas sociales llamativas.

Publicidad

Además, Rajoy pretende que la Conferencia abra el camino a otras formas de hacer una política más cercana a los ciudadanos y que se discutan, más allá de las políticas económicas –cuyas nuevas propuestas pretende incluir en el debate veraniego de los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene-, incluida una posible reforma limitada de la Constitución que incluya la Ley Electoral. Todo tipo de temas, menos uno: las primarias para elegir a los candidatos de los partidos. Y menos al líder.

El número dos del PSOE, César Luena, lo tiene claro. En declaraciones a cuartopoder.es señaló que del cónclave que el PP celebra el próximo fin de semana “no es una Conferencia Política, sino el primer capítulo del testamento político de Rajoy y de una etapa que termina”. “El PP dedicará dos días a intentar averiguar por qué le han dado la espalda los ciudadanos, pero bastan dos minutos para repasar esta legislatura, que ha sido un fracaso doloroso para el 90% que paga las consecuencias de la crisis y un éxito rotundo para el 10% restante que, con la connivencia del PP, ha hecho caja con el sufrimiento de la gente”, añadió. Y concluyó diciendo: “Por muchos conejos en la chistera que crea tener, la gente no necesita trucos, ni magia, sino soluciones reales y propuestas coherentes y solventes, algo que solo pueden aportar Pedro Sánchez y el PSOE”.

Más irónica, pero en la misma línea, se mostró la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Magdalena Valerio, quien forma parte del "equipo de sabios" que Sánchez ha elegido para elaborar el programa electoral socialista, precisamente en materia social. “Que no nos engañen con chuches, que ya somos mayores”, señaló burlona. “Es de risa. Han destrozado el Estado de Bienestar y ahora, a las puertas de las generales, por interés electoral, es hacer promesas a la ciudadanía que todos sabemos que nunca cumplirán”, remachó.

Por su lado, el secretario general del Madrid y miembro de la dirección estatal de Podemos, Jesús Montero, dijo a este periódico que lo de la Conferencia del PP es de chiste cuando pretende mostrar su “cara social”. “Social no sé, pero que el PP tiene mucha cara, aunque ellos le llaman desparpajo, lo sabe hasta Merkel. Han hecho un desguace social y ahora, alicatando sus rostros, pretenden tapar las vergüenzas de sus políticas al servicio del latrocinio y el mercado de `amigantes´, comentó. “Estoy en la Fiesta Aniversario de la red de Solidaridad Popular de Carabanchdel-Latina y no veo a nadie del PP entre los inmigrantes, los parados, los vecinos y la gente del pueblo de Madrid. Estarán en el ático de Ignacio González con catering de Arturo Fernández”, concluyó afirmando, sarcástico, sobre los nuevos tiempos del PP.

Leave A Reply

Your email address will not be published.