Carmona: "Mis prioridades son ganar las generales y cambiar el PSM desde la base"

1
Carmona_entrevista_cuartopoder
El exportavoz del PSM en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona. / Efe

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se quedó corta al valorar en 9 millones de euros el sobrecoste de los alquileres que paga el Ayuntamiento. "Son alrededor de 20 millones", dice el concejal socialista Antonio Miguel Carmona en esta entrevista con cuartopoder.es en la que pide enfáticamente al gobierno municipal de Ahora Madrid que levante las alfombras de la corrupción del PP a costa de los madrileños. También desvela la causa profunda de su destitución como portavoz del grupo municipal y se muestra dispuesto a dar la batalla desde la base para liderar a los socialistas madrileños en el congreso ordinario que tendrá lugar en el primer semestre de 2016. Mientras tanto, el objetivo esencial pasa por ayudar a Pedro Sánchez a ganar las elecciones generales del 20 de diciembre.

Publicidad

Si le parece comenzamos por lo evidente: ¿Ser amigo de Tomás Gómez es peligroso?

Ser amigo de Tomás Gómez es un honor. Una amistad honesta es una escultura hecha por dos que hay que preservar.

— ¿Considera que la nueva secretaria general del Partido Socialista Madrileño, Sara Hernández, se ha precipitado en la aplicación del mandato de Pedro Sánchez?

Como he dicho muchas veces, la Ejecutiva Federal se ha equivocado viendo un adversario en mí. Mi único adversario es el PP. Sara Hernández y yo somos del mismo partido, y, a pesar de algunas cosas que va diciendo por ahí de mí, le digo que tampoco es mi adversaria; al contrario, tiene mi leal colaboración. Mis únicos adversarios son los conservadores y mi enemigo es la corrupción. Lo demás son inseguridades y miedos.

— ¿A quién puede interesar la prolongación sine die de la crisis interna del socialismo madrileño?

A la derecha. Los que la han provocado, deberían arreglarlo. Están en ello, me dicen, y también me confiesan que se arrepienten de lo que ha sucedido. En mí tienen a un leal colaborador para coser lo descosido y volver a la unidad. Estoy seguro de que lo conseguiremos.

— La nueva secretaria general del PSOE-M ganó las elecciones primarias con el lema de la unidad. ¿Qué decisiones debería tomar para hacerla realidad? ¿Qué iniciativas adoptaría usted en este sentido?

Estoy seguro de que sabe que debemos ser muy cuidadosos con nuestras normas. La legalidad es imprescindible. Una Ejecutiva no puede hacer cambios estatutarios a su antojo. Debemos impulsar entre todos la devolución del partido a los militantes, a los que verdaderamente deben ser el centro de este partido. Y debemos recuperar la representatividad de las agrupaciones pequeñas, decisión que se tomó por parte de la nueva Ejecutiva. Ya digo, cuentan conmigo para rectificar y, sobre todo, para unir el partido.

— Más allá de los argumentos que conocimos en los primeros días de agosto para destituirle como portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, ¿ha recibido alguna explicación o tenido oportunidad de hablar con Pedro Sánchez sobre la crisis del partido en Madrid?

"Lo que Aguirre quiere hacer es ruido. Sabe que con los socialistas no va a contar."

— La única explicación que me dieron de la Comisión Ejecutiva Federal, antes y después del Congreso, antes y después de mi destitución como Portavoz, es que temían que me presentara a secretario general del PSM-PSOE. Por eso me ofrecieron antes y después ser senador, y por eso me desplazaron de sitio. Con Pedro Sánchez no he hablado.
¿Qué espera de la impugnación de las votaciones decisivas en el congreso extraordinario de julio en las que se trampearon los resultados de los participantes para alcanzar el quorum y darlas por válidas?
– La impugnación no me corresponde, no soy yo el autor, aunque comparto los argumentos. Muchos militantes de base se han organizado impugnando el Congreso, entiendo las causas y estoy seguro que el Federal tomará una decisión justa para recuperar la legalidad.
¿Después de esa impugnación y de la dimisión de un miembro de la Ejecutiva cómo se puede calificar la situación de la Ejecutiva Regional?
– Hablo por muchos miembros de la actual Ejecutiva. Algunos muy cercanos a la actual secretaria general. Otros quieren dejarlo (todo el mundo sabe quienes son), no solamente uno que lo dejó, sino bastantes. Yo les digo que, en relación al PSM, pueden haber dos opiniones, la de César Luena y la mía, pero partido solo hay uno, y debemos estar todos a piñón para ganar las próximas elecciones generales. Luego vendrán los congresos y con moderación y deportividad compartiremos opiniones y mediremos divergencias.
— ¿Tiene sentido que el máximo órgano de dirección y control del PSM se reúna para ratificar su sustitución como portavoz municipal?
– Ja, ja, ja… sí la verdad es que fue un poco excéntrico. Propuesta Federal y ratificación por parte de la Permanente con muchos de vacaciones. No pasa nada. Lo asumo. Y agradezco todas las intervenciones a mi favor. Las formas, además del error de fondo, seguro que es por la falta de experiencia de los compañeros. En la Ejecutiva Regional sentó a muchos bastante mal.
Usted obtuvo el mejor resultado de las cuatro grandes capitales.
– Es verdad. Un 9% en Barcelona, un 12% en Bilbao, un 14% en Valencia y un 15,3% en Madrid. En cualquier caso, como dijimos en el Comité Federal, tenemos un problema en las grandes ciudades.
Es muy comentado que el partido no hizo campaña por usted y que fue abandonado en su batalla frente a Aguirre y frente a Carmena.
– Me reservo mi opinión.

"He pasado todas las pruebas del algodón: me ofrecieron ser alcalde y me negué, me ofrecieron ser senador y me negué… Sólo les falta ofrecerme la secretaría general de la ONU"

¿Existe la posibilidad de compartir la portavocía en el Ayuntamiento de Madrid con su segunda en la lista, Purificación Causapie? ¿Han barajado otras posibles soluciones que permitan aprovechar sus conocimientos y propuestas sobre los problemas de Madrid y preservar la unidad del grupo municipal?
– El grupo municipal está unido. Así lo dejé y así me lo demostraron el día que dejé de ser Portavoz. Siete de nueve dijeron que no estaban de acuerdo con mi desplazamiento. Yo colaboraré para que siga unido. Es verdad que hasta ahora no se aprovecha mis conocimientos, mayores o menores. Creo que durante el mes de agosto no hemos dicho nada de la Púnica, de las amenazas de Aguirre con dar un tamayazo, del desempleo, de la situación social de numerosas familias.
Usted sí que lo ha dicho.
— Yo sí, pero no me corresponde a mí.
¿Le consta que la señora Aguirre siga buscando tránsfugas en el grupo socialista para desbancar a la alcaldesa Manuela Carmena?
– Más bien lo que quiere es hacer ruido. Sabe que con los socialistas no va a contar (así dejé al menos yo el grupo municipal). Desde luego yo he pasado todas las pruebas del algodón : me ofrecieron ser alcalde y me negué, me ofrecieron ser senador y me negué… ya sólo les falta ofrecerme la secretaría general de la ONU.
Los ciudadanos de Madrid y también de otras ciudades demostraron con sus votos en mayo pasado su rechazo de la corrupción política. Después de conocer los alquileres abusivos que paga el Ayuntamiento, con un sobrecoste de 9 millones de euros, ¿tienen una estimación del coste de la corrupción? ¿Cuando podremos conocer, los ciudadanos, el detalle de los abusos?
– Yo propuse hacer auditorías de gestión (no auditorías populares). El sobrecoste de alquileres es mayor, alrededor de veinte millones de euros, el gobierno municipal se ha quedado muy corto. El gobierno de Ahora Madrid está sentado sobre las mismas alfombras en cuyo interior no hay más que porquería de la gestión anterior. ¡Hay que levantar las alfombras!
Si me permite una fábula, había una vez tres filósofos amenazados por una riada; uno era un oso y se jugó el tipo enfrentándose a la corriente, otro era un zorro y se escondió en el tronco de un árbol y otro era una zarigüeya y se hizo la muerta. ¿Qué actitud le parece más correcta en la tormenta política que viven los socialistas madrileños?
– ¡Muy bueno! Hay que calmar el río. No puede ser que algunos, por errores que tengo más que disculpados, hayan provocado esta corriente brava. No nos queda más remedio que ser osos y tratar de hacer remansos para que el agua sea calma y enriquecedora para todos.
Aparte la oferta de refugiarse en el Senado, ¿ha tenido alguna más del partido para que se quite de en medio?
– Claro. Para que no me presente a secretario general. Muchos me piden que me presente a secretario general del PSM, pero mi prioridad a corto plazo es ganar las elecciones generales y a medio plazo cambiar el PSM desde la base.

"El gobierno de Ahora Madrid está sentado
sobre las mismas alfombras en cuyo interior no hay más que porquería de la gestión anterior. ¡Hay que levantar las alfombras!"

Se dice que le han llamado muchos secretarios generales, ¿cuántos secretarios generales le han llamado y testimoniado su apoyo personal?
– La verdad es que sus llamadas me han hecho muy fuerte. Yo les he dicho a todos que hay que organizarse para ganar las elecciones y para cambiar el partido. Debemos hacer asambleas de barrio para atraer a la gente hablando de sus problemas.
Aunque usted ha reafirmado su lealtad a Sánchez, ¿estima que ha calculado la eventual fuga de votos en las próximas elecciones generales en Madrid por la división del partido?
– Trataré de evitar que haya fuga de votos. Igual que les digo a todos los militantes que me llaman y quieren darse de baja que aguanten, que esto se cambia entre todos.
¿Dará el paso de concurrir a la secretaría general del PSOE de Madrid en el congreso ordinario previsto tras las elecciones generales?
– Eso quieren algunos. Lo importante es el proyecto, las bases, no yo.
¿Le parece coherente el federalismo con la imposición desde la dirección federal de las listas al Congreso y el Senado?
– No sé exactamente qué es el federalismo. Yo no estoy de acuerdo con adaptar la Constitución al Estatuto catalán de 2006. Yo creo en la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles ante la ley, sin distinciones.

1 Comment
  1. Sorprendido says

    No sólo es que la entrevista me parezca mala, es que es parcial, insulsa y un mero ejercicio de propaganda carmonita.
    Una pena…

Leave A Reply

Your email address will not be published.