Izquierda Socialista rechaza el fichaje de Lozano y los barones callan o se ausentan

2
Comité_Federal_PSOE_17_10_15
De izquierda a derecha, Micaela Navarro, presidenta del PSOE; Pedro Sánchez, secretario general; César Luena, secretario de Organización, y Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valencia, hoy sábado, al comienzo del Comité Federal. / Fernando Alvarado (Efe)

"Ha sido un Comité Federal raro, con mal ambiente y disgustos personales", resumió Eduardo Madina a Cuartopoder el clima interno del máximo órgano del PSOE, convocado para aprobar las listas a las elecciones generales del 20D. El fichaje de la hasta ayer diputada de UPyD Irene Lozano envenenó el ambiente. La sustitución del hasta ahora diputado Julio Villarrubia, que contaba de la abrumadora mayoría de la organización en Palencia por María Luz Martínez Seijas como cabeza de lista al Congreso, demostró la larga mano del secretario general Pedro Sánchez y su número dos, Cesar Luena.

Con todo, los principales dirigentes autonómicos, disconformes con la maniobra de Sánchez, evitaron la crítica de puertas adentro para no perjudicar al candidato a la presidencia del Gobierno y porque según dijo el valenciano Ximo Puig a este diario, parafraseando a Antonio Machado, "ya estamos en campaña electoral y no es tiempo de demostrar lo bien que sabemos tirarnos los ladrillos a la cabeza unos a otros". La andaluza Susana Díaz llegó una hora tarde y dio la consigna de no hablar. "Silencio elocuente", afirmaron sus allegados. El presidente asturiano, Javier Fernández, también contrario a la inclusión de la exdiputada de UPyD, Lozano, en el número cuatro de la lista de Madrid, no asistió aunque participará hoy en el mitin de presentación de las listas en Madrid. El extremeño Guillermo Fernández Vara, que mantuvo sus declaraciones exigiendo a Lozano que pida perdón por sus insultos y descalificaciones al PSOE, también se abstuvo de intervenir y comentó irónicamente que la secretaria general de Madrid, Sara Hernández, había defendido "muy bien" el fichaje de "la tránsfuga" de UPyD.

Así las cosas, sólo el "decapitado" Tomás Gómez arremetió directamente contra Sánchez, al que atribuyó "ocurrencias 24 horas antes de la aprobación de las listas", y el portavoz de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, articuló una intervención política de fondo en la que manifestó la "absoluta disconformidad" con el procedimiento de elaboración de las candidaturas. En un comunicado entregado a los periodistas, la corriente de izquierda del PSOE denuncia la reducción de la capacidad de la militancia socialista a un "mero asentimiento". En alusión al fichaje de Lozano recuerda que "ha atacado sistemáticamente al partido" y sostiene que  "debilita la imagen pública del partido y menoscaba aún más el ejercicio de la democracia interna". Además tacha de "arbitrario" el fichaje.

Tanto Fernández Vara como el valenciano Tximo Puig abandonaron la reunión antes de que terminara. También lo hizo, sin realizar declaraciones, la andaluza Susana Díaz. El malestar era notable. Sánchez, que no aludió a su intervención en las listas en el discurso inicial, respondió a la crítica del dirigente de IS diciendo que "el partido no es patrimonio exclusivo de los militantes, sino mucho más amplio". La reunión fue inusualmente corta, apenas dos horas. Se registraron nueve intervenciones breves: Miquel Iceta, Idoya Mendia, Pérez Tapias, Mirian de Andrés, Amanda Acedo, Carmen Madrid, Manuel Robles y Luis Tudanca. Pese al malestar, a la hora de votar sólo se registraron 5 abstenciones de IS y 3 votos en contra de Tomás Gómez y sus seguidores en Madrid. En cuanto a la sustitución de Villarrubia por la secretaria de Acción Política y Ciudadana en Castilla y León, Martínez Seijo, como cabeza de lista por Palencia, el secretario general de esta federación, Luis Tudanca, dijo que comprendía la decisión de Sánchez. La nueva candidata es una persona del círculo de amistades de Sánchez que le animó a dar el paso para liderar el partido frente a la opción que representaba Madina.

En su discurso, Sánchez prometió un programa con fuerte contenido social y económico, apostando por la industria y la innovación y "un Estado laico" en materia civil. Sobre el conflicto catalán anunció "diálogo, diálogo y diálogo" porque "nos une la vida y lo único que nos separa es la miopía política de algunos". Se mostró convencido de las posibilidades de gobernar. "Estos días veremos muchas encuestas y pronósticos; todos coinciden en que hay una oportunidad de cambio, y eso se llama partido socialista", dijo para concluir su intervención.

La crítica por el fichaje de Lozano y de la exmilitar Zaida Cantero también la recibió Sánchez del jefe de Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, quien afirmó en Toledo que su partido no necesita gente de fuera para hacer las cosas (en referencia a la lucha contra la corrupción), pues se basta y se sobra para hacer lo que hay que hacer. Las candidaturas del PSOE renuevan más del 70% de los actuales diputados y senadores y desequilibran a favor de las mujeres el primer puesto de las listas-cremalleras, ya que 28 de las 52 estarán encabezadas por mujeres.

Europa Press (YouTube)
2 Comments
  1. Román says

    Luego se quejarán si la gente no va a votar o, si vota, lo haga tapándose la nariz. En todo caso, entre la feria de las vanidades, la conjura de los necios y el quítate tú para ponerme yo, anda el juego. Un juego de frívolos e irresponsables. Así les va. O les irá.

  2. De muestra un boton says

    Irene Lozano comparada con Rosa Díez, es un alma cándida.

Leave A Reply

Your email address will not be published.