Sáenz de Santamaría se desliza hacia la xenofobia contra los no nacidos en España

1
De derecha a izquierda, Soraya Sáenz de Santamaría, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez tras el debate celebrado en Antena 3 pasado lunes. / Ballesteros (Efe)
De derecha a izquierda, Soraya Sáenz de Santamaría, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez tras el debate celebrado en Antena 3 pasado lunes. / Ballesteros (Efe)

Soraya Sáenz de Santamaría minusvaloró a los españoles que no han nacido en España y se deslizó hacia la xenofobia contra los inmigrantes en el debate televisivo del lunes con los candidatos del PSOE, Podemos y Ciudadanos. La vicepresidenta y sustituta de Mariano Rajoy en la confrontación ante las cámaras de AtresMedia restó importancia al hecho de que más de 700.000 españoles hayan abandonado el país durante la etapa de gobierno del PP, diciendo que 620.000 de ellos no habían nacido en España. Ningún contrincante le afeó el argumento.

Los debates no sólo permiten mostrar los reflejos y las dotes dialécticas de los participantes; a veces también desvelan la entraña humana y la raíz política y cultural de cada cual. Corría el minuto 19,21'' cuando Sáenz de Santamaría, en respuesta a las descripciones y propuestas de los candidatos ante la grave situación de desempleo y precariedad, manifestó: “Me gustaría comentar una cuestión a estos señores: muchos jóvenes españoles han salido de España; españoles --la inmensa mayoría-- que no nacieron en España; de 700.000 personas que se fueron de España en esta legislatura, 620.000 no habían nacido en nuestro país”.

Publicidad

Tras el resbalón hacia la xenofobia y el desprecio a los inmigrantes, añadió inmediatamente: “Pero queremos que vuelvan”. Ni el socialista Pedro Sánchez ni el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que intervinieron a continuación, denunciaron el displicente argumento de la vicepresidenta hacia los no nacidos en España. Cinco minutos antes, Santamaría había afirmado que hoy “los jóvenes españoles son los jóvenes europeos que mejor encuentran trabajo”. Ningún candidato compartió semejante afirmación. Por el contrario, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, le recordó que la población activa ha disminuido desde que gobierna el PP y que miles de jóvenes se han visto obligados a emigrar por falta de empleo.

Por otra parte, la sustituta de Rojoy evitó pronunciarse sobre la derogación del sistema de “voto rogado” que planteó Sánchez y que reiteradamente ha solicitado IU a lo largo de la legislatura pasada después de constatar las dificultades para votar de los casi dos millones de emigrantes españoles de más de 18 años. Desde que el PSOE y el PP, con el apoyo de CiU y el PNV implantaron, a finales de 2007, el sistema de petición o ruego del voto para evitar las trampas y que los muertos siguieran votando, la participación electoral ha caído del 30% a menos del 5% del censo de residentes en el extranjero.

El rechazo del PP en la Comisión Constitucional de las fórmulas propuestas por IU hace menos de seis meses y defendidas por Ricardo Sixto con el apoyo de todos los grupos de la oposición se fundó en la “inoportunidad”. Así lo expresó en los pasillos el portavoz conservador y diputado por Segovia, Ramón Pedro Gómez de la Serna, quien, sin embargo, prefirió que fuera su compañero Alfredo Prada quien interviniera en la comisión. Ayer trascendió que Gómez de la Serna compatibiliza su función parlamentaria (es miembro de la Diputación Permanente) con la de comisionista y conseguidor de contratos en el extranjero junto con el también exdiputado del PP y actual embajador en India, Gustavo de Aristegui.

Leave A Reply

Your email address will not be published.