Tres exdiputados del PP y uno de CiU se forraron con otras actividades paralelas

mural_exdiputados5
De izda. a dcha., José Miguel Castillo, Vicente Martínez Pujalte, Miguel Ángel Cortés y Josep Sánchez Llibre. / Fotos: PP, Efe, uimp.es y unio.cat

No llegaron a la política para forrarse, aunque se forraron en la política. Tres diputados del PP y uno de la antigua CiU hasta el 20D ganaron mucho más con sus actividades profesionales paralelas que como miembros del Congreso, según reveló ayer el Boletín Oficial de las Cortes al publicar sus declaraciones del final del mandato. Son los populares José Miguel Castillo, Vicente Martínez Pujalte y Miguel Ángel Cortés, y el convergente de la extraparlamentaria Unió Democrática de Cataluña (UDC), Josep Sánchez Llibre. Vistas sus declaraciones se comprende la oposición contumaz de la derecha política a aceptar la dedicación exclusiva de los diputados estatales y el principio de un político, un sueldo.

Si van a la página 34 del BOCG comprobarán que el portavoz económico de CiU hasta la constitución del nuevo Parlamento, el 13 de enero, Sánchez Llibre, ingresó el año pasado 176.048 euros de Dani Cia de Inversiones y actividad profesional, una cantidad casi tres veces superior a los 60.000 euros anuales de asignación constitucional como diputado y portavoz adjunto de su antiguo grupo parlamentario. Sánchez Llibre era la mano derecha de Josep Antoni Durán i Lleida en Madrid y acumula bienes raíces (6 viviendas y dos locales en Barcelona y otras dos viviendas en Lleida) valorados en más de 1,5 millones de euros. A su retribución al margen del Parlamento hay que sumar los más de 37.000 euros en dividendos de sus acciones en las empresas del Ibex-35.

Publicidad

Una situación similar ha disfrutado el ‘popular’ Martínez Pujalte, quien obtenía elevados ingresos de la trama eólica en Castilla y León gracias a los clientes que le pasó su correligionario y embajador en Londres, Federico Trillo. El que fuera portavoz económico y presupuestario del PP durante años declara que sus actividades económicas en 2015 le reportaron 148.488 euros, a los que hay que sumar 56.100 de ‘rendimiento del trabajo’ al margen de la retribución como diputado. Cierto es que las cargas fiscales no le han permitido acumular tanto dinero como a otras señorías, comenzando por el presidente de su antiguo grupo, Mariano Rajoy, y siguiendo por la también histórica Beatriz Rodríguez Salmones, quien ha mantenido su retribución como empleada del Grupo Popular (47.843 euros en 2015) desde que hace más de tres décadas la contratara Manuel Fraga como secretaria hasta su jubilación. Pujalte declara 350.000 euros en cuentas bancarias y Betina 400.000 en fondos de inversión, ahorro y planes de pensiones.

La actividad profesional al margen del Parlamento reportó al portavoz de Justicia del PP José Miguel Castillo Calvín unas retribuciones como abogado de 60.000 euros, algo más de lo que, dietas incluidas, cobraba como diputado. Este letrado granadino mantenía, como muchos otros colegas del PP y algunos del PSOE, su despacho a pleno funcionamiento y actuó como administrador judicial de empresas en concurso de acreedores. Su situación era similar a la del correligionario Pedro Ramón Gómez de la Serna, quien, por cierto, tras ser elegido diputado del PP por Segovia y pasar al Grupo Mixto, ha omitido en su nueva declaración de bienes y rentas ante el Congreso los beneficios de la tarea que realizaba con el exembajador en India, Gustavo de Arístegui, como intermediario empresarial de contratos en el exterior.

A 158.890 euros se elevan las retribuciones paralelas a su puesto de diputado y presidente de la Comisión del Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Cortés. Miembro del famoso ‘clan de Valladolid’, constituido a finales de los años ochenta del siglo pasado en torno a José María Aznar. Este exdirector y patrón de la fundación FAES cobró 87.830 euros del despacho Torozos Legal SLPU como ‘retribución profesional’ y otros 71.060 euros como director de la Fundación Iberoamericana Empresarial, cuyo patronato está formado por bancos y grandes empresas.

A pesar de su larga trayectoria política (ha sido diputado por más de 20 años y secretario de Estado de Cultura y de Cooperación Internacional desde 1996 a 2004), Cortés no renuncia a sus inveterados servicios al partido y en las elecciones del 20D salió elegido senador por Valladolid. Pero así como en la declaración final de bienes y rentas que presentó en el Congreso anotó acciones y valores estimados en 230.000 euros, en la que ha formulado ante el Senado, no aparecen esos bienes. Al margen de la dedicación personal a las actividades remuneradas y compatibles con las tareas parlamentarias, Cortés posee motivos familiares de agradecimiento al partido aunque solo sea porque su madre es propietaria del famoso y lujoso restaurante Jockey, en Madrid, uno de los preferidos por los dirigentes nacionales con despacho en la cercana sede de Génova, 13. Es lo que se llama ‘barrer para casa’.

BIENES Y RENTAS DE LOS DIPUTADOS (Todos los artículos)