La consulta de IU sobre la confluencia vuelve a dividir a los sectores de Garzón y Lara

LaraGarzon
Cayo Lara, coordinador federal de IU, junto a Alberto Garzón, portavoz de IU-UP en el Congreso, en una imagen de archivo. / Efe

Los afiliados y simpatizantes de IU pueden votar desde ayer y hasta la medianoche de mañana sobre la confluencia para las próximas elecciones del 26-J. La decisión fue tomada en la última Presidencia Federal y aprobada prácticamente por unanimidad. Sin embargo, la pregunta concreta de la consulta se dejó abierta aunque apuntando que sería “genérica”. El pasado viernes se conoció el texto concreto, algo que desató las críticas de diferentes sectores de IU como Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares. También de los firmantes de la Declaración de Zamora, agrupados en la candidatura IU sí con Más Fuerza encabezada por Paloma López y apoyada por el coordinador, Cayo Lara. El hecho, además, de que el referéndum se haga sin conocer el contenido exacto del acuerdo es otro aspecto criticado y ambas corrientes pedirán que si hay un pacto las bases vuelvan a ser consultadas. Esta situación rompe el consenso al que se había llegado tras las condiciones expuestas por Alberto Garzón para pactar con Podemos.

Publicidad

Cerca de 50.000 simpatizantes y alrededor de 22.000 militantes tiene derecho a voto en esta consulta. Lo pueden hacer de manera online o presencial, acercándose a sus asambleas de base o federaciones. La pregunta concreta a la que pueden votar sí, no o abstención es: “¿Apruebas una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26 de junio?”. Junto a ella se añade un texto previo en el que se sintetiza el acuerdo del órgano de dirección: “La Presidencia Federal acordó abrir la negociación con Podemos para un posible acuerdo electoral, de tal forma que se concrete en una coalición electoral que reconozca que somos fuerzas políticas distintas, que garantice la visibilidad de cada fuerza política en la campaña y en el posterior espacio institucional y político que sea resultado del proceso electoral, que respete que la propia identidad de cada fuerza política que tiene sus propios programas, y sus propios liderazgos”.

Desde el sector afín a Lara, consideran que la consulta “no tiene legitimidad” y que no se corresponde con lo acordado en los órganos. “La pregunta versa sobre la aprobación de una coalición electoral con Podemos cuando lo que debía plantear era la apertura de negociaciones, con una agenda y ejes básicos que fueron textualmente aprobados en dicha reunión”, destacan en un comunicado. Fuentes de este sector explican a cuartopoder.es que se dirigieron al secretario de organización, Adolfo Barrena, para que se reformulara la pregunta pero que no se ha tenido en cuenta. “La pregunta es sobre un conjunto vacío. Si no hay acuerdo, no se puede decir sí o no a un acuerdo que no existe”, destacan esas mismas fuentes. En este sentido, aunque no harán campaña específica en la consulta, varios dirigentes van a optar por no participar. “Es un cheque en blanco”, afirman.

Por ello, desde este grupo consideran que la militancia debe volver a ser consultada cuando el pacto sea cerrado y se conozcan todos los detalles. “Vamos a ver cuando el acuerdo exista. En función de cómo sea, tomaremos la decisión que corresponda. Evidentemente, como somos partidarios de que sean las bases las que decidan, pediremos que se utilice un procedimiento para volverlas a consultar, pero ya con el acuerdo en concreto”, destacan. Una petición que es compartida por IzAb, partido que también ha expresado su malestar. Esta consulta ahora carece de sentido, salvo que esconda intenciones de dudosa bondad para la organización. Por todo ello, IzAb sugiere que se aplace la votación hasta los días 10 y 11 de mayo, cuando además se habrá celebrado el Consejo Político Federal del día 7 de mayo, señalaron en un comunicado. Precisamente el próximo día 7 es una fecha clave ya que desde IU se tiene la intención de tener lo más avanzadas las negociaciones para que el acuerdo pueda ser ratificado en ese órgano. Podemos sí hará su consulta a los inscritos una vez conocido el acuerdo. “No somos menos que los de Podemos. Parece que la informática le funciona mejor a Podemos que a nosotros”, destacan desde el sector apoyado por Lara en referencia a la explicación que se dio en la Presidencia Federal de la semana pasada sobre el sistema online.

Fuentes oficiales de IU confirman a este medio que por el momento no hay prevista la celebración de una consulta a posteriori y animan a las bases a participar en la que ya está en marcha. Sin embargo, otras fuentes consultadas no descartan que en el CPF del sábado se pueda revertir este asunto. Ayer, varios dirigentes destacados difundieron en las redes sociales su votación en la consulta interna. Entre otros, el coordinador andaluz Antonio Maíllo; el concejal del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato; la secretaria de comunicación, Clara Alonso, o los coordinadores en Galicia y Cataluña, Yolanda Díaz y Joan Josep Nuet apoyan responder sí. Nadie dentro de IU duda que el resultado será mayoritariamente a favor y que la clave será también los datos de participación.

Por su parte, tanto Barrena como el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, continúan con las conversaciones oficiales que empezaron el pasado viernes. La discreción en ambas organizaciones es la nota predominante aunque IU anunció ayer que ambos se reúnen por segunda vez durante la mañana de hoy martes 4. Al finalizar el encuentro los dos partidos informarán mediante un comunicado del resultado del mismo.