Primeros movimientos en el PSOE en busca de un nuevo liderazgo ante el 39º Congreso

6
Madina_Rivas_pos26J
Eduardo Madina, con militantes socialistas de Rivas Vaciamadrid, antes de participar en un acto electoral de la pasada campaña. / Luis Díez

El peor resultado de la historia del PSOE debe pasar factura a su secretario general, Pedro Sánchez, sin que quepa la disculpa de haber resistido al sorpasso que tanto anhelaban los dirigentes de Podemos coaligados con Izquierda Unida (IU) y con las confluencias territoriales. Esto es lo que piensa el otrora competidor interno de Sánchez, Eduardo Madina. El séptimo diputado socialista por Madrid (el 20D se quedó en puertas tras haber rechazado encabezar la lista de Álava) apostó ayer por un nuevo liderazgo del partido, una vez comprobado el magro resultado de Sánchez. Ha sido el primero en saltar a la palestra ante el decisivo congreso que los socialistas celebrarán a finales de septiembre o primeros de octubre próximo.

Publicidad

Madina, que intervino en los cursos de verano de la Universidad a Distancia en Barbastro (Huesca), dijo que es evidente que el PSOE ha sacado “el peor” resultado de su historia desde la restauración democrática y puesto que el partido que fundara Pablo Iglesias Pose hace 137 años no se puede conformar con los 85 diputados que le dieron las urnas ni con ser “el primero de la izquierda”, sino que ha de recuperar el liderazgo social y político para gobernar España, resulta evidente que el cónclave socialista tendrá que “discutir a fondo” lo ocurrido.

Entre los fallos achacables a los tres elementos básicos de la formación política (liderazgo, programa y organización), Madina cree que el primero ha fallado estrepitosamente. Al ser preguntado sobre si el liderazgo de Sánchez está tocado, ha respondido que “es una obviedad” y que “los resultados hablan por si solos”. Sobre el voto a la investidura de Mariano Rajoy, -cuestión principal del debate en el Comité Federal del próximo 9, junto con el análisis de los resultados y la fecha del congreso-, Madina cree que le toca a Rajoy encontrar “fórmulas de pacto” y que no puede pedir al PSOE que le facilite el trabajo. “Vamos a votar no, seguro”, dijo después de aclarar que no van a aceptar unas políticas contra las que se han presentado a las elecciones.

No obstante, en este punto, algunos barones regionales estiman inconveniente el bloqueo gubernamental y si Rajoy logra el voto favorable de Ciudadanos, el PNV y Coalición Canaria, lo que le permitiría sumar 175 síes, “algún gesto tendremos que hacer”, en palabras de Guillermo Fernández Vara. En todo caso, según Madina, es a Rajoy a quien hay que solicitarle que "busque su acuerdo" y no al PSOE que le "arregle la vida".

Entre tanto, Sánchez mantiene su mutismo. Se ha tomado unos días de descanso y ha dejado correr las especulaciones sobre su futuro político, aunque fuentes de la dirección del partido explican que planteará su estrategia la próxima semana y la expondrá ante el Comité Federal del sábado, 9. Sobre la gobernabilidad del país no tiene duda del “no es no” a Rajoy y al PP. Sobre el 39º Congreso del PSOE, no ha exteriorizado modificación alguna de su planteamiento previo a las elecciones del 26J de optar a la reelección como secretario general.

Con todo, tras las diferencias políticas y tácticas con los dirigentes regionales alineados con la andaluza Susana Díaz, se impone la negociación y la recomposición de la unidad interna. Si la presidenta andaluza opta a la secretaría general, como desean amplios sectores del partido (incluida la vieja guardia), tendrá en Madina un brazo parlamentario valioso para una legislatura corta y de geometría variable, en la que Rajoy estará obligado a negociar cada decisión importante. Preguntado al respecto por cuartopoder.es, Madina no rechaza convertirse en portavoz parlamentario. Entre las bases socialistas crece la exigencia de coherencia y unidad. Y no son pocos los militantes cansados de la edad de piedra, esa que sólo sirve para afilar los cuchillos de la edad de hierro con los que seguir desangrando al partido, ya muy debilitado en términos orgánicos y electorales.

6 Comments
  1. Piedra says

    Madina tiene un buen discurso, pero un problema de enchufismo y vagancia. Todo lo contrario que Sánchez.

  2. Volare says

    Interesan más los movimientos para la mesa del Congreso.

  3. Chispita says

    Pienso lo mismo de Madina, un enchufado de Rubalcava y un vago… este chico aún joven aporto algo nuevo al ese partido.

  4. BERNARDO says

    En un sistema parlamentario, como es el español, si el PP consigue 175, con Cs y Pnv, deberá buscar el que le falta en otro partido mas afín a sus ideas y no en el principal partido de la oposición, si no lo logra en Psoe con Podemos, Pnv, Cdc y Esquerra (estos dos siempre que se deje a un lado la celebración del referéndum y la independencia de Cataluña, algo no tan descabellado ante la posiblidad de que gobierne el PP cpn CS) sumaria 178 que es mas que la mayoría absoluta y evitaría nuevas elecciones.

  5. Micra says

    Pues sólo nos falta q aparezca otra corrupta en escena como Susana, hija de los creadores de la trama de los ERES.

  6. Y más says

    Hombre, Luis Díez, no le pongas el segundo apellido a este Pablo Iglesias: llegó antes y no le hace falta. 🙂

Leave A Reply

Your email address will not be published.