Podemos debate el sábado sobre la ruptura de sus pactos autonómicos con el PSOE

Consejo Ciudadano Estatal
Echenique, Iglesias y Errejón en el Consejo Ciudadano Estatal celebrado el pasado mes de abril. / Efe

Podemos celebra este sábado día 8 su Consejo Ciudadano Estatal. Este órgano de dirección está habitualmente formado por las 62 personas que fueron elegidas en la Asamblea Ciudadana de Vistalegre y los secretarios generales autonómicos. Por primera vez, por ser un “momento histórico”, según explican desde el partido morado, se ha invitado también a diputados y senadores. Entre ellos está Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem como excepción, ya que la invitación no se ha extendido a otras organizaciones integradas en el grupo parlamentario como IU o Anova. Los consejeros no habían recibido ayer el orden del día de la reunión pero todas las fuentes consultadas por cuartopoder.es destacan que lo más probable es que el análisis general de la situación política y social sea el punto fundamental y casi único. Y en él estará sin duda tanto la situación estatal del PSOE como el estado de los pactos autonómicos que Podemos mantiene con los socialistas.

Publicidad

A este encuentro se llega con una situación en la que desde Podemos dan prácticamente por hecho que el PSOE, tras su crisis interna, se abstendrá para dejar gobernar al PP de Mariano Rajoy. Por tanto, el debate sobre qué hacer ante una posible investidura alternativa queda minimizado. Por contra, sí se esperan que tengan más presencia las situaciones concretas de cada Comunidad Autónoma donde Podemos apoyó una investidura socialista. En este sentido, desde el partido liderado por Pablo Iglesias se han emitido durante esta semana varios mensajes de advertencia. Primero fue el secretario de Organización, Pablo Echenique quien señaló el lunes que decir que no había cambiado nada en su relación con Javier Lambán, presidente de Aragón, era “mucho decir”. El dirigente de Podemos no quiso anticipar consecuencias aunque sí destacó que el pacto se tendría que analizar. También el líder de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel, mostró su preocupación y anunció que si el partido del presidente valenciano Ximo Puig favorece un gobierno del PP, la dirección de su partido tendría que analizar las consecuencias.

Los dirigentes estatales también han comentado el asunto. Iglesias reiteró ayer la idea, en declaraciones a los medios y destacó que las decisiones se toman en cada comunidad autónoma, negando directrices estatales. Pero afirmó lo siguiente: “Hay una cosa evidente, es que si hay presidentes autonómicos que están trabajando por hacer presidente a Rajoy, a lo mejor eso puede ser un fraude para los ciudadanos que estaban esperando otro tipo de políticas. Y claro que nuestra gente tendrá que tomar nota”. “Quien pretenda decirnos que se pueden defender políticas de izquierdas en su CCAA al tiempo que hacen presidente a Rajoy creo que eso no es compatible”, añadió. En cualquier caso reconoció que todo dependerá de “cada realidad” y de la actitud de cada mandatario. En este sentido puso como ejemplo a Francina Armengol, presidente de Baleares, con quien Podemos tiene otro pacto de investidura. “Está teniendo una actitud coherente”, destacó. De todos modos, la portavoz del partido morado en las islas, Laura Camargo, anunció ayer que si los diputados socialistas baleares se abstienen ante Rajoy, consultarán a las bases qué hacer. Por último, antes del Comité Federal, el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina anunció la ruptura de su pacto con el PSOE desligándolo de cualquier asunto estatal.

Por su parte, Íñigo Errejón se mostró el martes menos contundente que su secretario general. El dirigente abogó por no mezclar ambos asuntos aunque al igual que Iglesias destacó que cada dirección autonómica es soberana en este asunto. “Coincido con la opinión transversal de algunos dirigentes autonómicos de Podemos y algunos del PSOE que no les gustaría mezclar una cosa con la otra, pero serán las direcciones de Podemos las que tomen la decisión”, afirmó. Pese a estas diferencias, los consejeros consultados por este medio no prevén grandes dificultades en este debate puesto que todos coinciden en que son las autonomías las que tienen la potestad. “No es una cuestión de que haya disensos en este tema, es que hasta nuestra propia militancia no entendería que apoyáramos a quien deja gobernar al PP”, destaca un dirigente. Otro aboga por no dedicar tanto tiempo a hablar del PSOE y sí de Podemos pero reconoce que será un tema inevitable a abordar.

Por otra parte, Iglesias ayer adelantó que la presencia de Domènech está relacionada también con la creación del nuevo sujeto político catalán. “Voy a defender la necesidad de que se constituya un espacio catalán en torno a En Comú Podem”, destacó el líder de Podemos. Además, abogó porque Podemos “esté a la altura” en un momento en el que el PSOE se ha “arrodillado” ante el PP. Varios de los dirigentes consultados entienden que no se tratarán cuestiones internas en el Consejo pese a estar el partido en pleno proceso de debate interno. Éste se oficializará con la convocatoria de una asamblea ciudadana que, según ha destacado el propio Iglesias en alguna ocasión, se celebrará en torno a principios de 2017.