El PP da por "finiquitados" a Montoro, Margallo y Fernández Díaz en el nuevo Gobierno

0
Nuevo Gobierno
María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy, durante la reunión del Comité de Dirección del PP, celebrada este lunes. / Tarek (Efe)

Con la certeza de que habrá gobierno y de que Mariano Rajoy será su presidente, en el entorno de Rajoy y, especialmente, en la sede popular, corren los nombres de compañeros "ministrables" de boca en boca. Ya sea por gestos, o por deducción, porque todos aclaran que  "Rajoy no suelta prenda" o "yo no sé nada..." pero son pocos los dirigentes del PP que se resisten a hacer su particular quiniela de ministros y vicepresidentes del futuro Ejecutivo.

Publicidad

Ninguno de los consultados por cuartopoder.es duda de la continuidad como número dos del gobierno de la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Intocable ella y su rango, prácticamente es unánime también la apuesta por la creación de una vicepresidencia segunda de carácter económico, al frente de la cual la mayoría de los dirigentes populares sitúan al ministro de Economía, Luis De Guindos. Esa vicepresidencia abarcaría también la cartera de Hacienda que hasta ahora ha ocupado Cristóbal Montoro, de modo que, con este razonamiento, casi todos consideran "amortizado" a Montoro y dan por segura su salida del gobierno, conscientes de que es una "rémora" para alcanzar acuerdos con otros grupos, especialmente en materia presupuestaria. Solamente uno de los interpelados por este diario apunta que "Montoro es necesario para Rajoy, porque acapara todos los odios posibles: contribuyentes, posibles socios de legislatura, rivales y enemigos... Es una especie de pararrayos para Rajoy. Y, si se trata de negociar, siempre puede enviar a Álvaro Nadal (asesor económico de la presidencia del gobierno) a hablar de presupuestos..."

Junto a Montoro, el todavía titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, es uno de los firmes candidatos, según sus compañeros de partido, a abandonar el gobierno, "especialmente, después de darse a conocer las grabaciones", en alusión a las que se hicieron públicas y en las que  el ministro y el exdirector de la oficina antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, intentaban conspirar para buscar asuntos de corrupción que salpicasen a dirigentes independentistas catalanes. En su puesto, casi todas las quinielas sitúan a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien ya ocupó en su día la subsecretaría de Estado de Interior. Hay, sin embargo, quienes la ven en un macroministerio, que englobaría a Justicia e Interior, como paso previo a su salida de la secretaría general del PP. En este caso, el actual titular de Justicia, Rafael Catalá, ocuparía la cartera de Fomento (que ostenta desde que la que fuera ministra, Ana Pastor, abandonó el Ejecutivo para ser nombrada presidenta de las Cortes Generales). Según aseguran desde el entorno de Rajoy, la propia Pastor ha sido quien ha sugerido al presidente que mantenga en Fomento a Catalá, porque es quien considera mejor preparado para continuar con la gestión que ella inició la pasada legislatura. Sea en Justicia o en Fomento, Catalá es una apuesta fija para el futuro gobierno. De igual manera, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, no genera ninguna duda a los miembros del PP y del gobierno consultados: "Seguirá en su puesto- aseguran- eso sí que es seguro". Casi con idéntica rotundidad afirman que la titular de Trabajo y Asuntos Sociales, Fátima Báñez, continuará en su puesto.

Quien está colocado como ministro saliente en todas las predicciones populares es José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores en funciones, pese a su amistad personal con el presidente. En su puesto sitúan al actual jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas. Hombre de Rajoy y director de sus últimas campañas electorales, dicen de él quienes se jactan de conocer a Rajoy que "Moragas será lo que quiera en el gobierno de Rajoy", mientras que señalan la escasa diplomacia que ha mostrado el actual titular de Exteriores en muchas de sus manifestaciones públicas, como el principal motivo de su salida del Ejecutivo. Saliente también está el ministro de Defensa, Pedro Morenés, a petición propia. Mientras que otros, como el exministro Alfonso Alonso, es un nombre que se menciona con insistencia para volver al gobierno..."¡y en un buen ministerio!", subraya uno de los consultados. En el de Sanidad, que ocupara antes de salir del gobierno para presentarse a las elecciones vascas, no parece que le coloquen sus compañeros. El nombre que sí circula, en cambio, para ocupar esa cartera es el de José Ignacio Echániz, quien fuera consejero de Sanidad en el gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha.

Son quinielas y múltiples posibilidades por las que apuestan en la familia popular, mientras Rajoy perfila su "gobierno para negociar". Para ver el grado de acierto de unos y otros, todavía habrá que esperar al próximo domingo, momento en el que el presidente, tras tomar posesión, tiene previsto dar a conocer públicamente la composición de su próximo gobierno.

Leave A Reply

Your email address will not be published.