El sector de Iglesias presenta a Espinar como el candidato no domesticado

Las primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid siguen marcadas, en gran medida, por las informaciones relacionadas con la compra y venta de un piso protegido por parte de Ramón Espinar. El portavoz en el Senado y diputado autonómico disputa el liderazgo del partido en la región a Rita Maestre, que encabeza la candidatura Adelante Podemos como aspirante a secretaria general. Desde ayer, y hasta el día 9, los inscritos de la Comunidad pueden votar a las personas que formarán parte del Consejo Ciudadano Autonómico. En este contexto, desde la candidatura Juntas Podemos, afín al líder estatal Pablo Iglesias, se trata de rentabilizar el caso de Espinar a su favor. Desde que saliera a la luz pública, muchas de sus declaraciones han ido en ese sentido con mensajes como el pronunciado por el afectado el pasado miércoles: “Quien ha sacado esta información no quiere que yo sea el secretario general”, dijo en relación al Grupo PRISA, que desveló el asunto. Miembros de su candidatura y dirigentes estatales han replicado palabras similares e incluso lanzaron un hagstag en Twitter con referencia a la empresa mediática: #ParticipasinPRISA.

Publicidad

El propio Espinar calificó ayer ante los medios de comunicación como “barbaridad” la polémica en la que se ha visto envuelto advirtiendo que puede que el efecto que se produzca sea, sin embargo, de apoyo. «Ya no sólo es Podemos, son muchos los profesionales de medios de comunicación los que están diciendo que lo que se ha hecho conmigo es una barbaridad y, posiblemente, el efecto será de apoyo en la gente de Podemos», afirmó.

El secretario general de Podemos, Iglesias, realizó ayer un vídeo animando a la participación en el proceso. Pese a que no apoya oficialmente en él a ninguna candidatura, el líder de Podemos hace referencia a lo ocurrido esta semana. “Los debates en Podemos son muy importantes para nuestro país. Prueba de que son importantes es que los poderosos, nuestros enemigos, están siempre muy preocupados por nuestros debates. Y lo que hemos visto estos últimos días creo que lo tenemos todos y todas bastante claro”, afirma. Para concluir, les dice a los inscritos que deben demostrar “a los poderosos” que en Podemos mandan ellos. Iglesias ya había señalado esta semana las supuestas intenciones de las informaciones sobre Espinar. “Creo que hay un debate de ideas en Podemos. Todas esas ideas son legítimas, pero hay intereses de grupos de poder que se posicionan en función de entender qué ideas o qué sectores en Podemos les convienen más”, afirmó el miércoles.

Irene Montero, jefa de gabinete de Iglesias, difundió ayer otro vídeo con mensaje parecido. “Hay un Podemos que incomoda a los poderosos. Es el Podemos que no se domestica. Es el Podemos en el que las decisiones importantes las tomáis vosotros y vosotras (…) Para seguir demostrando que aquí no mandan los que quieren mandar sin presentarse a las elecciones, que aquí manda la gente, entra y vota”, afirma. Rafael Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y uno de los dirigentes estatales más cercanos a Iglesias, hizo también referencia a las “injerencias”. “Esta semana les hemos visto, las élites, los poderes fácticos, intentando reventar las primarias de Madrid. No se lo vamos a consentir. Votaremos y lo haremos sin injerencias de nadie”, afirma.

También en Twitter, varias personas que apoyan la candidatura mostraron estas ideas. Un ejemplo es el exdirigente del partido Juan Carlos Monedero. “Dispararon contra todos nosotros sin pruebas. Y aquí seguimos. Ahora le toca a Ramón Espinar. Parece que hay algunos que quieren entrar en las primarias de Madrid. No les dejes. Ya han votado en el PSOE y ahora quieren hacerlo con nosotros”, destaca. También desde la cuenta oficial de la candidatura se lanzaron mensajes como por ejemplo: “Demostremos que en Podemos deciden los inscritos, ni PRISA, ni Cifuentes”. Sobre este último aspecto, desde Juntas Podemos se ha puesto también en el punto de mira a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, como posible filtradora de alguna de las informaciones sobre el piso de Espinar. “¿Conseguirán que no sea secretario general? Tú decides”, difundieron ayer con una foto de la presidenta.

Por su parte, desde la candidatura rival mantienen de momento cierta distancia con el asunto. Maestre ha reiterado durante los últimos días que confía y cree en las explicaciones de su compañero. Además, la candidatura emitió un comunicado el viernes en la que pedía un proceso de primarias “sin tutelas ni injerencias”. “Es inevitable rechazar el ataque a compañeros”, señalaron. “Al mismo tiempo no deberíamos obviar que lo que realmente debilitaría a Podemos es que nuestros adversarios lograsen dividirnos”, añaden. Y desean que “ningún agente externo o interno interfiera, intervenga o arbitre en un proceso democrático que sólo pertenece a la decisión de los inscritos e inscritas”. Errejón, por su parte, destacó ayer en declaraciones a los medios lo siguiente: “La única posibilidad de que esto perjudique a Podemos es que nos dividiera y creo que no está siendo así”. Además, añadió que Espinar dio «todas las explicaciones de inmediato», de una forma «ejemplar y convincente». Por último, rechazó, en la línea del comunicado, que nadie haga de árbitro del proceso.

Sin embargo, la aparición de un nuevo actor en toda la polémica provocó a última hora del sábado algunas reacciones más directas. Francisco Marhuenda, director de La Razón, señaló en La Sexta que “a Espinar no lo quieren los poderes fácticos y la derecha prefiere a Rita Maestre”. Seguidamente, Errejón señaló lo siguiente en la red social: “Seamos serios. No hay un Podemos de Cebrián como no hay un Podemos de Marhuenda. Seamos una fuerza política autónoma, dirigente y de futuro”. Jorge Moruno, responsable de discurso e integrante de la candidatura de Maestre se sumó al mensaje: “El único Podemos que temen los que mandan es un Podemos autónomo, no uno al que Cebrián o Marhuenda le marcan las posiciones en los debates”.