Inés Madrigal: “Nunca pensé que mi caso sería el primero de bebés robados en llegar a juicio”

1

Es la primera víctima de un caso de bebés robados en España que verá como su denuncia llega a juicio. Después de que la monja sor María Gómez Valbuena muriera sin ser juzgada en enero de 2013, Inés Madrigal podrá ver sentado en el banquillo al doctor Eduardo Vela, quien presuntamente falseó los documentos de su nacimiento y sería responsable de su adopción ilegal en 1969. Acompañada de su madre no biológica, la también presidenta de SOS Bebés Robados Murcia califica de “sorpresa muy agradable” el auto a su favor de la Audiencia Provincial de Madrid. “Nunca pensé que mi caso sería el primero en llegar a juicio”, admite en declaraciones a cuartopoder.es

La madre de Madrigal, que ahora tiene 93 años, aceptó ser imputada para conocer la verdad y ha sido la única en sus circunstancias que “se atrevió a dar un testimonio” durante el careo que sostuvo con Vela en 2013. Tres años después, relata Madrigal, su madre tiene un estado de salud mucho más delicado, pero siempre ha sido “muy generosa y valiente en este aspecto” y se muestra dispuesta a contar en un juicio cómo el doctor Vela le pidió fingir un embarazo y un parto posterior. “Ella dice que va donde tenga que ir”, explica su hija.

Publicidad

El auto de la Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado el tercer recurso de prescripción de la defensa del doctor Vela, de 84 años, ya que considera que la falsedad de documento público del nacimiento de Madrigal es un delito que se seguía cometiendo en el momento de la denuncia. “Consideran que los que no somos hijos de nuestros supuestos padres, a no ser que aparezca nuestra familia biológica, no podemos resolver nuestra situación”, indica Madrigal, que cree que por este motivo el auto “puede abrir la puerta a otros casos”.

indes-nina
Inés, en una imagen de su infancia. / Facebook

Para Madrigal su caso no es único ni especial, sino que forma parte de los miles que han sido archivados por falta de pruebas o por el fallecimiento de los imputados. Ahora alberga la esperanza de que el juicio sirva de precedente para poder llevar una causa general de los bebés robados a la Audiencia Nacional, a la vez que critica que las audiencias provinciales tienen visiones muy distintas y, en ocasiones, sesgadas, que les llevan a considerar prescriptibles los casos.

Vela ha fracasado en su estrategia de dilatar en el tiempo el proceso, opina Madrigal. Ahora, tendrá que explicar si realmente propuso a Inés P., la madre no biológica que era estéril, simular un embarazo para después entregarle a la niña. Aunque el doctor ha sido señalado por supuestamente recibir dinero a cambio de entregar bebés, en este caso le habría ofrecido un “regalo” a la imputada. Inés P. declaró que Vela le dijo que si la niña se ponía enferma no la llevara al médico, sino que lo llamara a él.

En el careo de 2013, Vela aseguró no estar implicado en el caso e indicó que, si alguien llevó a cabo el robo de bebés, pudo ser la matrona. Con estos antecedentes, Madrigal ve muy difícil que el doctor cambie de parecer y confiese en el juicio. “Debería pedir perdón a las madres a las que supuestamente hizo besar a un bebé congelado y a todos los hijos a los que les ha prohibido saber su origen”, indica, ya que el ginecólogo siempre les contó a las madres que acudían a por los libros de registros de partos que los archivos se habían quemado.

A día de hoy, Madrigal ignora quien fue su madre biológica, aunque reconoce que ha podido rehacer su vida y no sufre las consecuencias psicológicas que sufren otras víctimas que conoce. Sospecha que una familia sevillana podría ser la suya, pero todavía carece de las pruebas de ADN que lo confirmen.

(*) María F. Sánchez es periodista.
1 Comment
  1. juanjo says

    Lo más aberrante del caso es que la monja criminal, sor María Gómez Valbuena, con sus aberrantes votos de castidad a cuestas, hasta estaba convencida de que no hacía sino buenas obras de caridad cristina.
    … ……Y hasta me apostaría euro y medio a que al día de hoy, se encuentra sentada a la diestra del Padre, Celestial
    … e incluso meándose desde las alturas sobre la testa de cuantos la denigran y aborrecen sus crímenes.

    lo cual es otra muestra más de que tenemos que continuar intentando civilizar a la Iglesia Católica.
    …………Comenzando por su hechicero mayor, claro

Leave A Reply

Your email address will not be published.