ESTHER JAÉN | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 19:51

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, presentando el pasado 27 de diciembre las líneas básicas de la Ponencia Social, en la sede del partido en la calle Génova de Madrid. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

El PP abordará en su Congreso Nacional de febrero el espinoso asunto de la muerte digna, que hasta ahora siempre había resultado incómodo en las filas populares. Así lo ha esbozado el coordinador de la ponencia social, Javier Maroto, en el texto que los populares plantean como herramienta base de trabajo para su programa de futuro. En todo caso, en el texto, los populares se dicen partidarios del testamento vital, un documento que recoge la voluntad del paciente, en especial en lo que se refiere a las atenciones médicas que deseas o no recibir en caso de padecer una enfermedad irreversible o terminal que te haya llevado a una situación en la que no puedes expresarte por ti mismo, pero añade una frase aclaratoria en la que dice que el PP es “contrario a la eutanasia”.

En concreto, el artículo 112 de la Ponencia Social reza así: “El Partido Popular considera que todas las personas con enfermedad terminal tienen derecho a recibir, con el máximo respeto a su dignidad y voluntad libremente expresada, cuidados integrales paliativos de calidad. El Partido Popular defiende el testamento vital, como herramienta jurídica para expresar dicha voluntad. El Partido Popular, por otro lado, se muestra contrario a la eutanasia.”

De este modo, el PP abre el debate del tratamiento médico a dispensar a un enfermo terminal, incluso reconoce el derecho del paciente a recibir cuidados paliativos en el centro hospitalario o en su domicilio, según recoge en el artículo 113 de la citada ponencia, pero sigue cerrando las puertas a que los pacientes puedan reclamar el derecho a morir con dignidad, mediante eutanasia activa, puesto que deja claro que no es partidario de incluirla en la legislación española. La voluntad del paciente, por tanto, se restringe a la decisión de recibir o no tratamientos paliativos y a su derecho de hacerlo en casa o en el hospital.

Por otra parte, el PP se compromete, en su ponencia social a “prohibir los cortes de suministro eléctrico a las familias vulnerables que no pueden pagar la factura”. La lucha contra la pobreza energética, recogida en el artículo 128 del texto, se presenta en forma de compromiso, aunque no menciona la voluntad de legislar al respecto, sino de establecer “acuerdos con proveedores y administraciones públicas”. Asimismo, los populares defienden el “bono social” para las personas con bajos ingresos y la creación de una “tarjeta social” (artículo 90), que permita cruzar datos de las distintas administraciones y se recojan todas las ayudas que percibe el titular.

También se plantean los populares, en su artículo 117, el objetivo de “avanzar en el desarrollo armónico y equilibrado de un Sistema Nacional de Dependencia útil y sostenible” para dar respuestas a las personas “con algún grado de dependencia”. En este punto, conviene señalar que el PP ha sido y sigue siendo hipercrítico con la Ley de Dependencia aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. No aclara en este punto qué pretenden hacer con la mencionada Ley.

Muy enfocada al problema del descenso de la población, la ponencia defiende tres formas de incrementarla: favorecer la inmigración, luchar contra el desempleo y fomentar el incremento de la tasa de natalidad a través de políticas de ayuda y estímulo a las familias (incluyendo en esas ayudas a las monoparentales) con las políticas de conciliación e, incluso, habla de equiparar el permiso de paternidad al de maternidad.

Son políticas que, aunque no varíen sustancialmente lo que está recogido en la actualidad en la legislación, como ocurre con la muerte digna y el testamento vital, que todas las CCAA permiten ya realizar, cambian en cierto modo el discurso del PP y el lenguaje empleado en años anteriores, tanto en materia de inmigración, como en dependencia. Sí plantean compromisos y novedades en lo que respecta a la lucha contra la pobreza energética o las ayudas a las familias y los permisos de maternidad y paternidad. Es, en todo caso, lo que recoge el documento base. Ahora es la militancia, a través de las enmiendas la que deberá decidir hacia dónde va el PP.

Post Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend