Las bases de Podemos responden con manifiestos por la unidad a la crispación de sus líderes

De izquierda a derecha, Pablo Echenique, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante el último Consejo Ciudadano de Podemos del pasado 17 de diciembre. / Dani Gago (Podemos)

Las últimas semanas han sido quizás las más convulsas a nivel interno de la corta historia del partido liderado por Pablo Iglesias. Tras la destitución de José Manuel López como portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, las corrientes de la fuerza morada recrudecieron sus disputas tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación. Dirigentes cercanos al secretario general llegaron a lanzar una campaña virtual dirigida a Íñigo Errejón. El propio Iglesias pidió perdón abiertamente por la imagen que estaba dando el partido. Lo hizo tras un mensaje de la llamada “abuela de Podemos” pidiendo unidad. Esa mujer ha inspirado un manifiesto público que se suma así al lanzado hace unos días con el título de “El Abrazo”. Ambos han sido impulsados por bases del partido y mantienen un mensaje similar. Eso sí, el primero ha sido difundido, con perfil bajo, por cercanos a Iglesias y el segundo por afines al “errejonismo”. Unos textos que concuerdan además con una frágil tregua que vive el partido en los últimos días festivos y que ayer también se visibilizó con una llamada a la unidad por parte de Iglesias y sus dirigentes más cercanos.

Publicidad

Con el nombre de “Manifiesto Abuela Teresa”, centenares de integrantes de Podemos pretenden homenajear de alguna manera a la mujer que “regañó con inmenso cariño” a los dirigentes. La propia Teresa Torres aparece como primera firmante. “Este manifiesto quiere ser un homenaje a su sentido común y a su dignidad y una invitación a que nuestros dirigentes no pierdan de vista la realidad”, indica el texto. “Podemos no es un fin en sí mismo, sino una herramienta de la gente”, añaden alertando que el partido “no puede ser el lugar donde diputados y contratados se acomoden y se pasen el día preocupándose por su posición y por su propio futuro”. “Está bien que haya corrientes de opinión, pero ojalá se conviertan en afluentes que alimenten el mismo río y el mismo mar”, continúan.

Para los firmantes, Podemos no puede ser “un partido viejo de familias que se pelean entre ellas y se reparten los puestos y el dinero como si fuese una tarta”. “Si queremos vencer al PP y a sus jefes de Bruselas y del Ibex35 necesitamos a ese Podemos que está en la calle junto a los que sufren y a los que luchan, ese Podemos de gente como nosotros que dice la verdad en la tele. Podemos no puede ser el desastre de baronías, conspiraciones, traiciones, golpes de estado y gestoras que vemos en otras partes”, afirman. Sobre lo que debe acontecer en Vistalegre II apuntan que les gustaría que hubiera grandes acuerdos, “pero no entre familias, ojo, sino entre mucha más gente”, pero que si no hubiese entendimiento y tuvieran que elegir entre diferentes ideas y personas quieren “verles después a todas remando”. Resaltan la idea de un “debate fraterno y limpio”, en el que no se laven “trapos sucios” donde no corresponde y no se produzcan ataques ni lecciones entre unos y otros. “Tenemos que dejar atrás la máquina electoral y ayudar a construir un verdadero movimiento popular; esto requiere que estemos fuertes y unidos”, concluye el documento.

El manifiesto ha sido firmado, según han indicado ellos mismos en las redes sociales, por personas de relevancia alineadas con Iglesias, como el secretario de Organización, Pablo Echenique; el secretario general de Podemos en Madrid ciudad, Jesús Montero; el cofundador y exdirigente Juan Carlos Monedero, el concejal de Urbanismo en Madrid. José Manuel Calvo; el secretario general en Cantabria, Julio Revuelta; el secretario de Organización en la Comunidad de Madrid. Fran Casamayor, o la diputada y presidenta de la Comisión de Garantías estatal Gloria Elizo.

Además, destacados dirigentes de este sector lanzaron ayer un hashstag llamado #SoloJuntasPodemos en el que abogaban por la unidad para mantener la fuerza del partido. “A los que quieren vernos como una coalición de familias y barones, demostrémosles, también en el debate, nuestra unidad”, escribió Iglesias. #SoloJuntasPodemos construir una herramienta útil para la gente que se enfrente al plan restaurador de las élites”, escribió Irene Montero, diputada y jefa de gabinete de Iglesias.

Por su parte, el manifiesto “El Abrazo” pedía “no entablar combate y que unos ganen y otros pierdan”. “Hay que esforzarse en una dinámica constituyente, que consiste, como no puede ser de otra forma, en ganar todos perdiendo también todos un poco”, señalaba. El texto, también impulsado desde un sector de las bases, fue firmado por profesores universitarios o escritores como Carlos Fernández Liria, José Luis Villacañas o Santiago Alba Rico. Este último está más cercano en los últimos tiempos a las posiciones de Errejón. Además, el manifiesto también fue rubricado por personas como el diputado madrileño Hugo Martínez Abarca o el concejal Jorge García Castaño, que han apoyado propuestas “errejonistas”.

Calendario fijado para Vistalegre II

Por otra parte, el equipo técnico pactado entre las corrientes de Podemos anunció ayer varios acuerdos referidos al calendario asambleario. Se confirma que el acto presencial tendrá lugar en el Palacio de Vistalegre durante los días 10, 11 y 12 de febrero. El periodo de votación para los inscritos comenzará el día 4 y se extenderá hasta el día 11 de ese mes, cuando se presentarán presencialmente las distintas candidaturas a los diferentes órganos de dirección y se elegirán los o las representantes de los Círculos que formarán parte de la nueva dirección; y el domingo día 12 se conocerán los resultados de las votaciones.

En el tiempo previo, se han fijado 17 días en total (del 5 al 21 de enero) para la elaboración de documentos y se ha reservado el domingo 22 para la presentación de dichos documentos provisionales. Estos serán de cuatro tipos: políticos, organizativos, éticos y de igualdad. A partir de ahí, se abrirá un periodo de 10 días (del 23 de enero al 1 de febrero) para que puedan realizarse fusiones de los diferentes documentos o transacciones parciales de sus contenidos. Además se ha reservado espacio en el calendario para que se desarrollen debates centrales en diferentes territorios del Estado. El 2 de febrero se anunciarán las candidaturas y documentos definitivos y comenzará el periodo de campaña electoral, que se extenderá hasta el 11 de febrero. Todas las personas inscritas en Podemos podrán votar, desde el 4 hasta el 11 de febrero, tanto las candidaturas como los documentos. El censo se cerrará 30 días antes del comienzo de las votaciones, como recogía la propuesta de Iglesias y Echenique. Por tanto, podrán participar en ellas quienes se hayan inscrito hasta mañana 4 de enero, fecha límite.

La principal incógnita todavía es si se repetirá la competición entre Iglesias y Errejón, como sucedió en el referéndum realizado entre los inscritos para decidir cómo votar en Vistalegre II. El secretario general venció por poco más de 2.000 votos a la propuesta de Errejón, algo que desde el sector del secretario político se consideró como una victoria. La duda es si se podrá alcanzar un acuerdo, que a día de hoy parece difícil, para que quienes ya se hayan registrado no tengan que votar entre el proyecto político de uno y otro. El papel de Anticapitalistas, más cercano a Iglesias en lo político, pero con diferencias organizativas, también tendrá que clarificarse aunque todo apunta a que concurrirán por separado al menos de partida.