Más de 20 ciudades se movilizan contra los 'tratados de la pobreza': TTIP, CETA y TISA

0

Susana Ye *

Pegatina-STOP-CETA-en-semáforo
Una pegatina de 'STOP CETA' colocada sobre la luz roja de un semáforo para darle mayor visibilidad. / Motty (Wikipedia)

La campaña No al TTIP, CETA y TISA insta a salir a la calle este sábado, 21 de enero, para rechazar los “tratados comerciales de la pobreza”. La iniciativa surge tras saberse que la Comisión de Medio Ambiente europea dio luz verde al acuerdo económico entre la Unión Europea y Canadá, el CETA. En concreto, fueron 40 los diputados que votaron a favor frente a 24 en contra. Aunque este resultado no es vinculante, se trata de la antesala a la ratificación del Parlamento Europeo del llamado “caballo de Troya del TTIP” el próximo 14 de febrero.

"Volveremos a salir a la calle para decir que las personas y el planeta están antes que las multinacionales”. Así de rotundo se muestra Luis Rico, uno de los portavoces de la campaña. Por el momento, más de 20 ciudades se han sumado a la iniciativa. Las acciones son, además, descentralizadas: cada organización convoca a una hora y en una modalidad propia.

Así, en Madrid, la marcha arrancará a las 17:30 horas, partirá de Atocha y llegará a Sol; en Barcelona, será a las 12:00 horas desde el Paseo de Gràcia; en Valencia, se ha convocado a las 18:00 horas una concentración en la Plaza del Pinazo; en Sevilla, será a las 12:00 horas, en la Plaza Nueva frente al Ayuntamiento; en Valladolid, a las 12:30 horas, en la Plaza Fuente Dorada; en Salamanca, está convocada a las 12 horas partiendo de la fachada de la universidad; en Oviedo, será a las 12:30 horas, partiendo de la plaza del Ayuntamiento y, en Zaragoza, a las 19 horas, con salida de la Plaza de Aragón.

Cristina Faciaben, secretaria de Internacional y Cooperación de Comisiones Obreras, declara a cuartopoder.es que en contra de lo que resaltan los críticos a la plataforma, ni están en contra del comercio ni de la economía. “Estamos en contra de los tratados comerciales de la pobreza”, recalca. “Seremos la parte más débil de la relación”, explica en referencia a las condiciones laborales y de calidad que se verían modificadas tras el CETA.

Europarlamentarios en “profunda división interna”

Aún queda por conocer el informe de la Comisión de Asuntos Internacionales sobre el CETA. Desde la plataforma contra el TTIP, el CETA y el TISA se han reunido varias veces con los europarlamentarios para intentar hacerles llegar su postura. “La campaña ha constatado la profunda división interna que existen en los grupos socialdemócrata y demócrata-liberal”, aseguran.

El pasado 12 de enero, entre los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente se encontraban dos políticas españolas: la popular Pilar Ayuso, que votó a favor del CETA, y la socialista Soledad Cabezón, que fue de las 24 personas que se posicionaron en contra. Sin embargo, tan solo un mes antes, la Comisión de Empleo había dicho no al tratado, con 27 votos a favor y 24 en contra. “Los datos muestran que el acuerdo contribuiría a ampliar la brecha entre la renta de los trabajadores no cualificados y la de los cualificados”, sentenciaban.

“A primeros de febrero el Parlamento Europeo votará el texto completo sin poder introducir enmiendas, una muestra más de que es un escaso espacio de representación de la ciudadanía”, expone Faciaben. “Entonces el CETA será vigente de forma provisional, pero no será definitivo hasta que cada uno de los 28 parlamentos nacionales lo ratifique”, explica. Incluso si España lo rechazara, la mayoría del acuerdo sería efecto salvo algunos apartados. “Una de las sombras del CETA es no saber qué partes podrían quedar vetadas”.

Cartel-convocatoria-manifestaciones-contra-CETA
Cartel anunciador de la convocatoria de manifestaciones descentralizadas contra el CETA. / 'No al TTIP, CETA y TISA'
(*) Susana Ye es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.