Patxi López subrayará en su campaña que ni Díaz ni Sánchez pueden unir al PSOE

Patxi López, el pasado sábado, durante el encuentro que mantuvo con militantes socialistas en la sede del PSOE de Almería. / Carlos Barba (Efe)

Los hombres de Patxi López preparan la estrategia de la moderación y la socialdemocracia del siglo XXI frente a los extremos que, a juicio de uno de los más fieles colaboradores del dirigente vasco, representan tanto el exsecretario general Pedro Sánchez como la líder del PSOE andaluz, Susana Díaz. En palabras de uno de estos colaboradores, "Patxi no quiere ser ni el Jeremy Corbyn, ni el François Hollande del PSOE". Al primero lo compara con Pedro Sánchez, a quien acusa de haberse radicalizado y de defender unas posturas más propias de Podemos que del PSOE. A Hollande, lo asimila con Susana Díaz, el socialismo burocratizado, institucionalizado.

Ese término medio ha de ser una de las ofertas del que fuera lehendakari y hoy aspirante a secretario general del PSOE para conseguir el voto de la militancia socialista, en cuanto la Comisión Gestora convoque el congreso y las primarias, y dé a conocer el censo oficial del partido.

Publicidad

Por otra parte, los colaboradores de López trabajan sobre la idea de que "Patxi es el único que puede unir a todo el partido y cerrar las heridas que se han abierto” y que ninguno de los otros candidatos a la secretaría general, dando por hecho que así lo hará también Susana Díaz, “van a poder cerrar".

En opinión de los principales colaboradores de Patxi López, el partido ha sufrido una ruptura traumática, con dos personas liderando cada una de las facciones: Susana Díaz y Pedro Sánchez, y es precisamente por ello por lo que ninguno de los dos puede liderar un PSOE fuerte y unido en el futuro.

Ese es otro de los argumentos a explotar por López, quien es consciente de que, por el momento, cuenta con el apoyo de cuadros y barones que apoyaron en su día a Sánchez, como la presidenta balear, Francina Armengol, o la líder del PSE, Idoia Mendía, pero que ahora tiene que llegar a cada uno de los militantes con sus razones y su argumentario, para ofrecer su proyecto de nuevo PSOE.