CATALUÑA / Rajoy le advierte de que ya no puede haber referéndum y se ofrece a dialogar

Puigdemont escenifica la ruptura con España tras la detención de la cúpula del 1-O

S. MONTERO Y M. F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 21/9/2017 13:45

Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña, ha comparecido para denunciar las detenciones de 14 altos cargos de su administración
Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña, ha comparecido para denunciar las detenciones de 14 altos cargos de su administración. / @govern

Las 14 detenciones de altos cargos del Govern por la Guardia Civil en Cataluña contra la celebración del referéndum han provocado una sesión de control al Gobierno especialmente enconada. El operativo de este miércoles ha supuesto un punto de inflexión en el dilema catalán que ha derivado en la salida del pleno en señal de protesta de los diputados catalanes; la convocatoria de Mariano Rajoy para reunirse con Pedro Sánchez y Albert Rivera por separado y una dura acusación del presidente de la Generalitat. El Ejecutivo “ha suspendido de facto el autogobierno y ha aplicado de facto un estado de excepción”, ha sentenciado Carles Puigdemont. Una actitud que se topó con la firmeza del Ejecutivo popular: ya no es posible celebrar el plebiscito y la única vía posible para cerrar esta crisis es el diálogo.

A primera hora de este miércoles, la Guardia Civil se personó en diversos edificios oficiales de la Generalitat para practicar las polémicas detenciones. Los efectivos trataban recabar pruebas e indicios sobre el órgano de coordinación para la consulta del Gobierno de Puigdemont con el fin de impedir el referéndum. Entre los detenidos hay altos cargos de la Generalitat, uno de ellos es el número dos de Oriol Junqueras, el secretario general de Economía y Hacienda, Josep Maria Jové. Entre el material requisado por el Instituto Armado hay, como ya se ha dicho, diez millones de papeletas.

La condena de Puigdemont a los últimos acontecimientos, se traducía en duras palabras hacia el Ejecutivo de Mariano Rajoy. En un acto de ostentosa solemnidad que ha tenido lugar en el palacio de la Generalidad, el president, arropado por todos los miembros de su Gobierno, ha acusado al mandatario popular de haber suspendido de facto la autonomía y de haber aplicado “un estado de excepción”. Agregó que con estas medidas el Gobierno de Madrid ha cruzado la línea roja que separa una democracia de un régimen autoritario y se ha convertido en una “vergüenza democrática”.

Dicho esto, el president aclaró que se siente refrendado por el Parlament y los resultados de las elecciones de septiembre de 2015, para continuar al timón del Gobierno autonómico. “No nos echaremos atrás, porque no tenemos derecho a ello. Defenderemos el derecho de los ciudadanos a decidir su futuro”.

Semejante puesta en escena parecía un acuse de recibo de que la situación ha subido un nivel, ya que la detención de Jové y los otros 13 altos cargos supone de hecho el primer ataque de entidad contra la votación, ya que equivale al descabezamiento de la cúpula que orquestaba la puesta en marcha del plebiscito del 1-O. Es decir, que si el referéndum ya estaba tocado del ala, con este mazazo tiene serios visos de no poder llevarse a cabo, ni tan siquiera de forma simbólica. Por si fuese poco, la aprehensión de la práctica totalidad de los boletines de voto convierte la consulta en un trabajo hercúleo, una entelequía.

Aun así, a pesar de las abrumadoras evidencias Puigdemont ha remarcado que el 1 de octubre los catalanes llevarán papeletas “y las utilizarán”. La réplica la daba el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que acusaban al presidente de la Generalitat de actuar al servicio de la CUP y le recordaba que “no es democracia desobedecer las leyes y buscar en manifestaciones callejeras la legitimidad que no se tiene”.

Los ocho diputados del PDeCAT, al igual que han hecho previamente los de ERC, han abandonado el pleno del Congreso en protesta por las detenciones de Barcelona.
Los ocho diputados del PDeCAT, al igual que han hecho previamente los de ERC, han abandonado el pleno del Congreso en protesta por la detención del secretario general del departamento de Economía de la Generalitat catalana, Josep Maria Jové Lladó, en el operativo contra el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. / Emilio Naranjo (Efe)

Los grupos catalanes abandonan el pleno

“Le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas”, apelaba el diputado de ERC Gabriel Rufián a Mariano Rajoy en la sesión de control. Su grupo ha decidido abandonar el pleno del Congreso, un gesto que han replicado después PDeCAT y de En Comú Podem en protesta por las políticas represivas del Gobierno. 

Hay un diputado de ERC cuya ausencia en el pleno ha sido especialmente significativa. Joan Tardá, que se encontraba en Barcelona, ha llamado a la calma a las personas que se han concentrado frente a la Conselleria de Economía de la Generalitat después de que esta mañana entrara la Guardia Civil. “¡Ganaremos porque somos demócratas!”, ha apelado a los asistentes.

Detención de la cúpula del 1-O. Diputados de Podemos-En Comú Podem-En Marea se han concentrado frente a la escalinata del Congreso de los Diputados para protestar contra las detenciones en Barcelona
Diputados de Podemos-En Comú Podem-En Marea se han concentrado frente a la escalinata del Congreso de los Diputados para protestar contra las detenciones en Barcelona. / Podemos (Flickr)

Podemos tilda a los detenidos de “presos políticos”

Desde las filas de Podemos se apreciaba que el Gobierno de Mariano Rajoy ha traspasado la línea roja y ha provocado una grieta difícilmente reparable. Los diputados de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea se concentraban a mediodía a las puertas del Congreso para reclamar “detenciones no, democracia sí”. La portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero, tildaba de “presos políticos” a las personas detenidas esta mañana y denunciaba “el recrudecimiento la ofensiva democrática del PP”. Asimismo, hacía un llamamiento a la calma, pero también a que los ciudadanos hicieran ejercicio de sus derechos y no se dejaran “apocar”. Tras finalizar la concentración, Domènech se ha marchado a Cataluña con el objetivo de elaborar un plan de acción en el seno de su formación.

A su vez, fuentes cercanas a Iglesias apuntaban a este diario que “estamos plenamente inmersos en la estrategia de choque de trenes” y advertía “el peligroso juego del deseo de Rajoy” de aprovechar la situación en Cataluña para erigirse como representante del Estado y, al mismo tiempo, “tapar el problema fundamental, que es la corrupción”. Lo más grave es que está en riesgo “la democracia española”, mientras el PSOE “surfea como siempre”, advertían.

Rajoy reúne a Sánchez y a Rivera en la Moncloa… y por separado

Ante el desafío soberanista, para Rajoy es prioritario mantener unido al llamado “bloque constitucionalista”, a pesar de las últimas tensiones que se han hecho ya públicas entre PSOE y Ciudadanos. A primera hora de la mañana, Sánchez se ha reunido con el líder del Ejecutivo en Moncloa para conversar “sobre la situación política de Cataluña”, según fuentes socialistas, mientras que Rivera ha tenido que esperar a las 12h30 para despachar el asunto con el jefe del Ejecutivo.

Ante el silencio de Ferraz, ha sido el líder del PSC, Miquel Iceta, el encargado de leer una declaración para explicar la posición de su partido respecto a las detenciones practicadas esta mañana. En su comparecencia ha llamado a la calma y ha pedido a los dos Ejecutivos enfrentados “frenar una escalada que nos lleva a todos al desastre”. Eso sí, ha exigido que se use la vía política. Sin embargo, la posición de su formación a favor de la ley no ha variado: “El respeto a la legalidad nos obliga a todos”. De momento, Pedro Sánchez ha cancelado su agenda internacional para los próximos días y no estará, por tanto, en la reunión de la Internacional Socialista y al Foro Organizado por FEPS en Canadá.

“El PSOE no necesita ninguna proposición no de ley oportunista y que busca protagonismo”, aseguraba la portavoz socialista , Margarita Robles, en relación al partido naranja, poniendo de manifiesto la frialdad de las relaciones entre PSOE y Ciudadanos. El martes, los socialistas votaron en contra de la proposición no de ley de Ciudadanos de apoyo al Gobierno por desacuerdos, mientras los naranjas decidieron no apoyar la comisión socialista sobre el estado autonómico. Eso sí, no todos los diputados del PSOE decidieron votar “no” a la propuesta de Rivera, cuatro de ellos rompieron la unidad y se abstuvieron,  aunque solo Soraya Rodríguez reconoció que fue a conciencia.

La respuesta oficial de Ferraz ha tardado en llegar. Lo ha hecho a las 19h00, cuando han convocado en Ferraz a los periodistas para dar explicaciones, que han corrido a cargo del secretario de Organización, José Luis Ábalos. Los socialistas han ratificado su apoyo a la ley y le han pedido a la Generalitat que “desconvoque el 1 de octubre”; ya que “no hay posibilidad de llevar adelante ninguna consulta o simulacro de la misma”. Sobre las actuaciones de este miércoles, ha recordado que “han sido a instancia judicial” y que “son la consecuencia de quien ha incumplido la ley”.

Ábalos también ha restado importancia a las opiniones de algunos compañeros de partido, como en el caso de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, que ha considerado que las detenciones suponen que el Gobierno “atraviesa una línea roja”. También ha pedido “comprensión” para los alcaldes de Baix Llobregat, que este miércoles han pedido al Gobierno, tras una reunión de su federación, que “cese las actuaciones policiales de registros y detenciones”. Según el secretario de Organización estos pronunciamientos son fruto de “las presiones”: “Los alcaldes están sufriendo la fractura de la convivencia”.

Mariano Rajoy en un momento de su comparecencia institucional sobre la crisis de Cataluña.
Mariano Rajoy en un momento de su comparecencia institucional sobre la crisis de Cataluña. / La Moncloa

Rajoy: firmeza y diálogo

Horas más tarde, a las 21h00 era Rajoy quien finalmente ha comparecido ante las cámaras de televisión para lanzar un mensaje institucional, el segundo desde el inicio de la crisis. Tras indicar al Govern que “este referéndum ya no se puede celebrar”, le ha recordado que este referéndum “nunca fue legal ni legítimo” y que ahora –adverbio temporal que englobase la incautación de las papeletas, de los sobres para la constitución de las mesas electorales y la detención de la cúpula organizativa del 1-O– ya “no es más que una quimera imposible” que lo único que va a conseguir es “ahondar más en la fractura que ha provocado en la sociedad catalana”.

También instó al Gobierno autonómico a detenerse en su “escalada de radicalidad y de desobediencia”, le previno para que “no sigan adelante, no tienen ninguna legitimidad para ello” y le pidió que “regresen a la ley y la democracia, y permitan que la gente pueda pasar página de estos días tan aciagos” y que puedan hacerlo “en paz, sin fracturas, sin presiones, sin disputas y sin miedo”.

Recalcó todo lo anterior con una advertencia: “Hace días dije que el Estado de Derecho no fallaría y no vacilaría a la hora de cumplir con su deber” y que si la Generalitat persiste en su actitud totalitaria de despreciar y situarse por encima de la Ley, poniendo con ello en peligro “el propio fundamento de la democracia”, entonces “cada ilegalidad tendrá su respuesta firme, proporcional y rigurosa”.

Por último, agradeció su apoyo al PSOE y a Ciudadanos, e indicó que le consta que este respaldo no ha sido un acto de soporte a su gobierno, sino una muestra de “compromiso” con España, con la democracia y con el conjunto de los españoles.

A diez días del 1 de octubre, el ritmo político se ha disparado en todas las instituciones del Estado, desde el Parlamento a la Moncloa. También se ha agitado la movilización ciudadana, tanto en Madrid como en Barcelona. En la capital española se ha convocado una manifestación en la Puerta del Sol por “las libertades democráticas y el derecho a decidir” a las 19.30 que ya han apoyado partidos como Esquerra Republicana, que acudirá con una delegación de cuatro diputados, Izquierda Unida, con la presencia de su coordinador federal Alberto Garzón, y Podemos, que estará representado por el diputado Iñigo Errejón o la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre.

 

 

Más de 40 ciudades se solidarizan con Cataluña para “defender la democracia”

La concentración de este miércoles en solidaridad con Cataluña en la Puerta del Sol, tras las detenciones de altos cargos de la Generalitat.
La concentración de este miércoles en solidaridad con Cataluña en la Puerta del Sol, tras las detenciones de altos cargos de la Generalitat. / Dani Gago (Podemos)

Alrededor de 40 ciudades en todo el Estado han reaccionado con protestas para condenar “la represión” del Gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña y “defender la democracia”. Valencia, Alicante, Santander, Bilbao, A Coruña, Zaragoza, Gijón, Valladolid o Vitoria son algunas de las localidades que han organizado concentraciones bajo el lema “Cataluña no estás sola” para protestar contra la detención de los 14 altos cargos de la Generalitat . En Madrid, han llamado a salir a la calle colectivos como la plataforma ‘Madrileños por el derecho a decidir” y partidos políticos como IU y Podemos.

Cerca de un millar de personas acudían a la Puerta del Sol para mostrar su preocupación ante la actuación del Gobierno de Rajoy, rechazar “la escalada represiva” y llamar al diálogo como manera de poner solución a un conflicto enquistado. Lo más llamativo ha sido que han acudido representantes de todos los grupos parlamentarios, a excepción de los dos partidos con mayor presencia en el Parlamento. Han aparecido parlamentarios catalanes de ERC, PdeCAT, además del PNV, con Aitor Esteban en cabeza, y el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.

Podemos e IU realizaba un amplio despliegue con Pablo Echenique y Alberto Garzón a la cabeza, respectivamente. A la concentración también han acudido los diputados Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Diego Cañamero, Alberto Rodríguez, Ione Belarra, Idoia Villanueva, junto a representantes de En Comú y En Marea. También han ido figuras destacadas del partido morado como Juan Carlos Monedero y el exJEMAD Julio Rodríguez. En representación de Podemos Comunidad de Madrid, han participado en la protesta Ramón Espinar, Lorena Ruiz-Huerta e Isabel Serra.

Minutos antes de que comenzara la concentración, que no contaba con la autorización de la Delegación de Gobierno, la Policía ha pedido la documentación a dos hombres de mediana edad. Uno de ellos acusaba a las autoridades de haberle elegido por llevar una chapa en la camisa con el mensaje “hay que echar a Rajoy”. El inicio de la protesta ha sido tenso por la llegada de media docena de miembros de La Falange que han gritado frases como “este trapo lo vamos a quemar” –en referencia a las esteladas– y recibido respuestas como “vosotros fascistas, sois los terroristas”. Sin mayores incidentes, una veintena de falangistas mantuvo una protesta paralela en la plaza tras un cordón de seguridad que conformaron los efectivos de la Policía Nacional.

A pesar de que mantienen opiniones distintas sobre el referéndum del 1-O, la condena de todas las formaciones al operativo de la Guardia Civil y el apoyo a las distintas concentraciones que han tenido lugar en Cataluña era unánime. Echenique ha resaltado que “el PP está ejerciendo una involución democrática y que está socavando los derechos civiles con el registro de medios de comunicación, identificación de periodistas, la apertura de correspondencia privada…”, algo que “no se puede permitir”. Es “aceptable que los diferentes partidos tengan diferentes opiniones”, pero “no es aceptable que los demócratas tengan dudas respecto de la defensa de los derechos civiles”, ha remarcado el número dos de Podemos.

A su lado, Monedero ha indicado a cuartopoder.es que tanto el Govern de Puigdemont como el Gobierno de Mariano Rajoy “están fuera de la Constitución”, ha tildado el referéndum de “falso” y ha alabado la postura de “sensatez y diálogo” mantenida por las alcaldesas Ada Colau como Manuela Carmena. Por otra parte, Errejón se refería a las detenciones de este miércoles como “un profundo error estratégico que podemos pagar en un futuro” y ha incidido en la obligación de “defender las libertades frente a las medidas de excepción de Rajoy” más allá de las diferencias políticas . Ruiz-Huerta explicaba que los acontecimientos de los últimos días hacían necesario denunciar “la deriva autoritaria del PP” y defender la democracia y los derechos civiles por encima de todo.

Por su parte, Baldoví explicaba que asistía al acto únicamente para “defender la democracia” porque “en aras de defender la Constitución se están vulnerado principios constitucionales” y “el PP está cavando un abismo cada vez más grande”. A modo de crítica, el diputado de Compromís aludía al PSOE para precisar que “hoy no era un día para esconderse” y que “los demócratas debían dar la cara”.

A diez días para que llegue la cita del 1-O, parece que las protestas no terminarán aquí. Fuentes de la organización de la convocatoria de la Puerta del Sol anuncian que se están preparando futuros actos en la capital madrileña con el objetivo de defender la apuesta por el diálogo en Cataluña y el derecho a decidir.

  • Capitán Trueno

    soy yo o me da que el tono de éste artículo suena a justificación de la monstruosidad que Rajoy ha perpetrado..??? >:(

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend