CATALUÑA / Citados a declarar este jueves y este viernes todo el Govern y la Mesa del Parlament

La fuga de Puigdemont podría enviar a prisión a Forcadell y al resto del Govern

1
Manifestación a favor de la libertad de los Jordis, el pasado 21 de octubre.
Jordi Turull, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont, Carmen Forcadell y Artur Mas en la manifestación pro libertad de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, celebrada el 21 de octubre en Barcelona. / Roser Vilallonga (Assemblea.cat / Flickr)

Información actualizada a la 13:00 del 2/11/2017

La estampida de Carles Puigdemont podría afectar a los miembros del Govern y de la mesa del Parlament citados a declarar en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo a partir de este jueves por rebelión, sedición, malversación y otros delitos. Su huida hace tangible el riesgo de fuga de los demás a ojos de la Justicia. El expresident no se ha presentado esta mañana para presar declaración y permanece en Bélgica junto a los exconsellers Clara Ponsatí, Antoni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret, quienes tampoco han acudido a la cita. Sí lo han hecho el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y los otros siete exconsellers. La Fiscalía acaba de solicitar el ingreso en prisión incondicional para todos, excepto para Santi Vila, quien dimitió de su cargo un día antes de que el Parlament aprobara la declaración unilateral de independencia. Les acusa de haber cometido delitos "gravísimos"y considera que existe riesgo de fuga, reiteración delictiva o riesgo de destrucción de pruebas .

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela había citado al expresident y a sus trece ya exconsejeros este jueves para interrogarles en relación a la independencia. Podría imputarles por rebelión. Puigdemont no ha acudido a la llamada: había dicho que no regresará a España hasta que se garantice la independencia del Poder Judicial y su abogado ha planteado la posibilidad de que sea interrogado en Bélgica, en declaraciones a AP.

En el auto en el que Lamela se declaraba competente para investigar la querella contra el Govern la magistrada considera que “urdieron una estrategia” con “todo el movimientos secesionista” que estaba “perfectamente organizada y con reparto de papeles entre las autoridades gubernamentales, parlamentarias y asociaciones independentistas (ANC y Òmium)”. Ante “la gravedad y complejidad de los hechos” el documento apunta que “existen factores para determinar la necesidad de adoptar medidas cautelares de carácter real”. Además, el encarcelamiento preventivo de los presidentes de las entidades independentistas, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, acusados de un delito menor --sedición--, es un claro precedente.

Al mismo tiempo que los miembros del Govern, han llegado al Tribunal Supremo para prestar declaración, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa de la Cámara catalana, Lluís Corominas, Lluís Guino, Anna Simó y Ramona Barrufet (JxSí) y Joan Josep Nuet (SíQueEsPot) investigados por avalar la ley de transitoriedad jurídica para declarar la República Catalana independiente y haber permitido la declaración de independencia. Finalmente el juez del Supremo encargado de tomar declaración a la Mesa del Parlament, Pablo Llarena, ha accedido a posponer las declaraciones, a petición de los letrados de la defensa, hasta el próximo 9 de noviembre. Hasta entonces, se ha impuesto vigilancia policial a los diputados.

Nuet indicó el miércoles que si Puigdemont no acudía a declarar a la Audiencia Nacional estaría cometiendo una “irresponsabilidad”. “Con esta actitud, puede que todas las personas citadas terminen en prisión preventiva, porque de alguna forma les está enseñando un camino que escaparse es posible”, criticó en declaraciones a Catalunya Ràdio. En una entrevista con este medio, el diputado, contrario al independentismo, denunció que la querella “tiene errores de bulto” y ha defendió que, aunque la ley de transitoriedad jurídica “no fuera su ley”, el hecho de tramitarla para su debate “no puede ser perseguido como un delito criminal”.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, han acudido este jueves al Supremo para acompañar a Nuet. Ambos han criticado que Puigdemont haya decidido no comparecer ante la Audiencia Nacional y han respaldado al coordinador general de EUiA. Echenique ha lamentado que haya gente que incluso haya recibido "acusaciones falsas" y Garzón ha manifestado que es "inconcebible" que alguien vaya a prisión por "facilitar un debate".

Tensión en la Estació de Sants y en el Aeropuerto de Barcelona

Nuet y Simó tomaron trenes distintos ayer para viajar a Madrid desde la estación ferroviaria de Sants. La ANC había convocado una manifestación para despedirles allí y mostrarles su apoyo, pero la convocatoria fue cancelada “a petición de los miembros de la Mesa”, según comunicó la propia entidad. Aun así, un grupo de 200 personas han acudido al lugar para manifestar su apoyo y gritarles: “No estáis solos”. Por otra parte, un grupúsculo de una docena de personas han intentado perseguir a los diputados con banderas españolas gritando lemas como “Puigdemont a prisión” y “Viva España”.

El episodio de tensión se suma al que vivieron los dos exconsellers de Interior y Trabajo de la Generalitat, Joaquim Forn y Dolors Bassa, que llegaron al Prat procedentes de Bruselas este martes por la noche. Los miembros del Govern, que habían estado acompañando a Puigdemont y habían regresado para declarar, fueron increpados por un grupo de personas, que les recibieron con el grito de “A prisión”.

Críticas a Puigdemont

Le han llovido las críticas al expresident en estas últimas horas. El líder del PPC, Xavier Albiol, ha indicado que si Puigdemont no se presenta ante la Audiencia Nacional demostrará que es “un cobarde”. El popular ha ido un paso más allá y ha amenazado con que si una mayoría independentista gana las elecciones del 21-D y, aun así, no se atiene a la legalidad, el artículo 155 seguirá en vigor. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha preferido el tono irónico: “De Cataluña se han fugado capitales, depósitos y empresas y ahora se fuga Puigdemont; hay que poner fin a esta locura en las urnas”.

Por su parte, la portavoz de Catalunya En Comú, Elisenda Alamany, ha manifestado que son incoprensibes las “idas y venidas” del expresident y ha lamentado que lance una imagen equivocada de Catalunya al mundo. Ante tanta incertidumbre, la líder de 'los comunes' ha señalado que hay “un abismo entre unos y otros” en relación a los miembros del Govern cesados y ha reseñado que “todos agradeceríamos un poco más de claridad”.

1 Comment
  1. Mues Ca says

    Pero si han ido voluntarios a Madrid a declarar…

Leave A Reply

Your email address will not be published.