Revuelta en el PP, varios dirigentes claman contra la ‘mala gestión’ de parte del Gobierno

Reunión del Comité de Dirección del PP
María Dolores de Cospedal preside el Comité de Dirección del PP reunido el pasado 18 de diciembre. / PP (Flickr)

Las últimas encuestas publicadas, que auguran un fuerte avance de Ciudadanos en detrimento del PP y el penúltimo desastre en la gestión del caos de la AP-6 a causa de las nevadas, el pasado fin de semana, han abierto la caja de los truenos en el seno del partido que lidera Mariano Rajoy. Los populares han desatado una oleada de críticas hacia el gobierno y su gestión de varios asuntos y han colocado en el ojo del huracán a varios de sus miembros, a los que acusan de ser meros “gestores” y con resultados no precisamente brillantes.

Publicidad

Anuncio

Si bien la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, ya estaban en el punto de mira tras la gestión de los acontecimientos políticos ocurridos en Cataluña desde el 1-O, las críticas han arreciado contra Zoido y todo su equipo, con especial saña en el caso del director de la DGT, Gregorio Serrano  (en su caso es un clamor la petición de dimisión entre dirigentes y diputados del PP) o el titular de Fomento, Íñigo De la Serna.

Pero, lanzados ya a la crítica, e inquietos por el crecimiento electoral que prevén las encuestas para Ciudadanos, varios dirigentes populares han empezado a ampliar el espectro de los “responsables” del retroceso del PP y a incluir también al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Uno de los dirigentes del PP consultados por este diario se lamentaba abiertamente de las “impopulares” políticas aplicadas por Montoro, “una vez ha finalizado la crisis” y se rebelaba ante la “austeridad” impuesta por el ministro de Hacienda a poco más de un año de las elecciones municipales y autonómicas. Desde el PP quieren “alegría” en la economía, bajadas de impuestos que los ciudadanos puedan notar en sus bolsillos y su economía doméstica y, en definitiva,  medidas electoralistas.

ticketea

Las críticas se centran en la gestión de varias crisis puntuales o del conflicto catalán, pero también en una forma de hacer política que, en palabras de otro dirigente popular “no tiene en cuenta a los ciudadanos, a sus bolsillos, ni a sus sentimientos y nos alejan cada vez más…¡no ya de los ciudadanos, sino de nuestros propios votantes!”. Esa sensación, sin embargo, no es nueva. La novedad ahora es que determinados dirigentes del PP verbalicen abiertamente sus pensamientos.

Publicidad