El Tribunal de Cuentas condena a Ana Botella por vender viviendas públicas a fondos buitre

La exalcaldesa de Madrid Ana Botella ha sido condenada, junto a otros siete cargos de su gobierno, a pagar más de 25 millones de euros para reparar el daño que supuso la venta de 1.860 viviendas protegidas a dos sociedades del fondo buitre Blackston, tal y como ha publicado este viernes Eldiario.es. El Tribunal de Cuentas ha estimado que los lotes de viviendas se vendieron a estas empresas por un precio inferior al de mercado, causando un perjuicio a las arcas públicas. 

Por tanto, y tal y como narra el citado diario, se estima que Botella, Fermín Oslé Uranga, entonces consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo en Madrid, Concepción Dancausa, exconcejal de Hacienda, José Enrique Núñez Guijarro, delegado de Seguridad y Emergencias entonces; Diego Sanjuanbenito Bonal, exdelegado de Medio Ambiente y Movilidad, María de la Paz González García, exconcejala de Urbanismo; Dolores Navarro Ruis, exconcejala de Familia y Asuntos Sociales, y Pedro Mª Corral Corral,exdelegado del Área de Gobierno de Las Artes, Deportes y Turismo tendrán que pagar como responsables solidarios.

Publicidad

El caso fue llevado por el actual Ayuntamiento de Madrid, encabezado por Manuela Carmena, a los tribunales en 2017.

La sentencia estima que hubo varias irregularidades en el proceso, ya que “se articuló sin la elaboración de los oportunos pliegos administrativos, sin la perceptiva publicidad y concurrencia y, sobre todo, sin la previa fijación de un precio inicial de referencia”.

La venta de estas viviendas sociales a fondos buitre en plena crisis y con la oleada de desahucios dejando a cientos de madrileños en la calle supuso un escándalo.