El Tribunal de Cuentas condena a Ana Botella por vender viviendas públicas a fondos buitre

La exalcaldesa de Madrid Ana Botella ha sido condenada, junto a otros siete cargos de su gobierno, a pagar más de 25 millones de euros para reparar el daño que supuso la venta de 1.860 viviendas protegidas a dos sociedades del fondo buitre Blackston, tal y como ha publicado este viernes Eldiario.es. El Tribunal de Cuentas ha estimado que los lotes de viviendas se vendieron a estas empresas por un precio inferior al de mercado, causando un perjuicio a las arcas públicas. 

Por tanto, y tal y como narra el citado diario, se estima que Botella, Fermín Oslé Uranga, entonces consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo en Madrid, Concepción Dancausa, exconcejal de Hacienda, José Enrique Núñez Guijarro, delegado de Seguridad y Emergencias entonces; Diego Sanjuanbenito Bonal, exdelegado de Medio Ambiente y Movilidad, María de la Paz González García, exconcejala de Urbanismo; Dolores Navarro Ruis, exconcejala de Familia y Asuntos Sociales, y Pedro Mª Corral Corral,exdelegado del Área de Gobierno de Las Artes, Deportes y Turismo tendrán que pagar como responsables solidarios.

El caso fue llevado por el actual Ayuntamiento de Madrid, encabezado por Manuela Carmena, a los tribunales en 2017.

Publicidad

La sentencia estima que hubo varias irregularidades en el proceso, ya que "se articuló sin la elaboración de los oportunos pliegos administrativos, sin la perceptiva publicidad y concurrencia y, sobre todo, sin la previa fijación de un precio inicial de referencia".

La venta de estas viviendas sociales a fondos buitre en plena crisis y con la oleada de desahucios dejando a cientos de madrileños en la calle supuso un escándalo.