Supervivientes

  • “La audiencia de Supervivientes 2018 ha decidido… ¡que Mariano Rajoy abandone la Moncloa!”
  • Será Pedro I el Breve o confirmará su condición de superviviente de raza, pero en cualquier caso intentará pasar el mayor tiempo en la isla

2

“La audiencia de Supervivientes 2018 ha decidido… ¡que Mariano Rajoy abandone la Moncloa!”. Los grandes protagonistas de la política española la han convertido, definitivamente, en un reality show. Concretamente en una versión de “Supervivientes”, el exitoso programa de Telecinco en que un puñado de deshechos humanos, famosetes de medio pelo, pierden el tiempo, los kilos y la dignidad en una isla caribeña.

El “Supervivientes” de la política española ha tenido dos únicos concursantes. Auténticos supervivientes, eso sí, bendecidos por una prodigiosa genética que les permite superar cualquier desgaste, permanecer ajenos a la triste realidad, eternizarse sin rubor. Expulsado de manera tan sorpresiva como fulgurante por la audiencia, Mariano Rajoy ha demostrado en estos últimos años ser un digno participante en un espacio de supervivencia extrema tan exigente: ni la corrupción, ni los recortes, ni el paro, ni las mentiras, ni el retroceso democrático parecían pasarle factura. Es el político más longevo de un partido de derechas, y presume de sorprendente iniciativa: carecer de iniciativas. Su estrategia de supervivencia, una pasividad absoluta cercana a la hibernación, le ha permitido ahorrar energía hasta el punto de parecer incombustible. Su fulgurante derrota nos ha sorprendido a todos.

Pedro Sánchez es un superviviente con amplia experiencia en este tipo de concursos: en uno de los realitys más recordados de la historia, uno de esos espacios de leyenda, fueron las primarias en que derrotó a Susana Díaz, reconquistó el liderazgo socialista y dejó con un palmo de narices a esos viejos barones de su partido que habían puesto precio a su cabeza. Estamos ante un superviviente de raza, de esos capaces de recorrer España con su Peugeot, de los que se adaptan con naturalidad a tormentas y huracanes, de los que resisten años en el purgatorio y vencen por agotamiento del rival.

Publicidad

Los dos, Mariano y Pedro, se han encontrado en varias ocasiones al borde del precipicio. Han sido considerados cadáveres infinidad de veces, pero en todas ellas han salido con pulso. Incluso ahora, cuando parece que el expresidente se encuentra en la mesa de autopsias, con un cartelito en el dedo gordo del pie, esperando que sus propios compañeros organicen un congreso extraordinario en el que declararle oficialmente fiambre, es muy posible que se aferre a la puerta de la nevera y pretenda salir y aguantar una temporada más. Algunos pensarán que tendría que ser en otro programa, concretamente en The Walking Dead, pero yo no escribiría tan pronto la necrológica de tan curtido superviviente.

Pedro lo tiene casi tan complicado. Nada más pisar Moncloa ha comenzado a perder belleza: ya solo le quieren por sus presupuestos, por sus ministerios, por interés. Será Pedro I el Breve o confirmará su condición de superviviente de raza, pero en cualquier caso intentará pasar el mayor tiempo en la isla, aguantar todo lo posible y más hasta que llegue el momento inevitable: ese día en que la audiencia de Supervivientes decidirá que el concursante que debe abandonar Moncloa es…

2 Comments
  1. ninja45 says

    Cada vez que la política española se hunde en la miseria, los políticos
    responsables del desaguisado se arropan con la rojigualda y usan Cataluña
    para intentar ocultar su m. Es un clásico reiterado de la historia. Ocurrió
    en la Semana Trágica de Barcelona: cuando los catalanes se revelaron contra
    la barbarie de la guerra de Africa, que enviaba a hombres pobres a morir para
    salvar las minas de los Romanones y Comillas, la prensa lo tildó de revuelta
    separatista y la izquierda española dió la espalda a las protestas. Así que,
    se reprimió salvajemente la revuelta, ejecutaron a Ferrer i Guàrdia y
    murieron miles de jovenes en Africa para proteger los intereses de cuatro
    familias poderosas. Lo peor que siempre le ha ocurrido a España es siempre la
    cantidad inmensa de aprovechados que usan «la patria» para salvar sus bolsillos
    y sus traseros. Este es el caso del Partido Podrido, sus Socioslistos y C’s.
    Fachas, los secuaces del 155. No deja de ser una broma pesada que los tipos que
    han dejado las aguas putrefactas y se han cargado vilmente los fundamentos
    democráticos nos acusen de todos sus males. Es una letanía que anula los
    cerebros y engrasa las vísceras de sus mentes borreguiles desde hace siglos.
    Som República !!*!!

  2. florentino del Amo Antolin says

    Javier, si no sería por el drama tan dramático, unas risas ya echariamos con estos supervivientes nacionales tancredistas de lo social y derechos humanos, retrocediendo hasta las antípodas cavernícolas más oscuras y opacas.
    Ahora, no son el bipartidismo… Ahora es: » Partidismo Bi «. Querer gobernar, con 84 diputados y no querer saber nada de los cien restantes; es una demostración de un calculo oculto en unos principios desfasados en este tiempo de una DESESPERANZA añadida, con más confusión. Entramos en una cuarentena amplia, que no descartará la voz y timbre del Parlamento y su veredicto salomónico…
    ¡ Ojala, Pedro I el Breve cumpla… Aunque, comió con Rajoy en Moncloa demasiadas veces despues de llamarle: Ruín e Indecente…
    Que la traversalidad le acompañe y la unidad de acción le sean propicias al conjunto de la sociedad social !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.