Seguridad urbana y perspectiva de género

  • Los gobiernos locales y sus representantes deben evolucionar hacia la necesaria integración de la perspectiva de género
  • Los profesionales de la seguridad deben convertirse en elementos dinamizadores y herramientas del cambio
  • Es necesario introducir perspectiva de género que fomente la “Feminización de la Seguridad” que potencie la participación de las mujeres en la seguridad que van a recibir

Carlos Carretero

Las sociedades, como cualquier elemento vivo, deben afrontar un necesario y constante cambio que se debe regir fundamentalmente por las necesidades que sus miembros le demandan. La Seguridad Pública no se encuentra al margen, siendo necesario el uso de un enfoque basado en la perspectiva de género en el que se promocione la igualdad de género en todos los ámbitos políticos y en todas las actividades,1 alejándose de concepciones paternalistas en lo que a políticas de seguridad pública se refiere.

Publicidad

De los muchos trabajos en la materia resulta especialmente interesante el programa “Ciudades Seguras: Violencia contra las Mujeres y Políticas Publicas” de UNIFEM2 que se centró en el empoderamiento de las mujeres como elemento clave generador de su propia seguridad en el ámbito de las ciudades. Para ello es necesario dotar a la Seguridad Publica y a los encargados de la gestión de la misma de herramientas, buenas prácticas y protocolos que fomenten el empoderamiento femenino en materia de seguridad trabajando (entre otros) en los siguientes ejes:

Publicidad

Artículos relacionados
  1. Es necesaria una “Feminización de la Seguridad”, que fomente la participación de las mujeres en la tarea de identificación, evaluación y toma de decisiones de los riesgos a los que se enfrentan día a día. Para ello es necesario contar con su participación activa a través de entidades, consejos o instituciones específicas de representación que fomenten la participación real y efectiva de las mujeres en la seguridad que van a recibir. Es necesario que las mujeres, como en otros sectores de la sociedad, dejen de ser sujetos pasivos del servicio, para convertirse en sujetos activos que desarrollan un derecho fundamental cuyo ejercicio les pertenece.Para ello es importante preguntarse: ¿Qué necesitan las mujeres para sentirse seguras? Evidentemente es una respuesta que sólo pueden aportar las mujeres, motivo por el que es necesario afrontar la seguridad desde la participación activa de las interesadas para que la respuesta a la pregunta se integre de manera real en las políticas públicas de seguridad.
  2. Son varias las administraciones con competencias en lo que a Seguridad Pública se refiere, pero deben ser los Gobiernos Locales los que lideren el cambio de la perspectiva de género en materia de seguridad. Para ello son necesarias nuevas formas de trabajo en las que la innovación y buenas prácticas en el desarrollo de las políticas de seguridad municipales generen un sentimiento de confianza y empoderamiento que aumente la participación, igualdad y oportunidades de las mujeres.
  3. Este cambio es de tal calado que no solo necesita de participación activa de las mujeres, hace falta cambiar la forma de pensar de  una parte imprescindible de la ecuación: Las estructuras públicas. Para ello es necesario acometer ambiciosos programas formativos en perspectiva y equidad de género en los funcionarios públicos de seguridad (independientemente de la escala o las funciones de los mismos) con un objetivo integrador y de cambio de la administraciones públicas.
  4. Es necesario tener en cuenta la enorme potencialidad de los cuerpos de seguridad en el desarrollo de las políticas públicas, especialmente coordinando sus funciones con las de otras concejalías municipales como elementos facilitadores y dinamizadores de la cohesión social. Habitualmente la seguridad se ha trabajado desde fases específicas de “respuesta”, dejando de lado otras fases vitales de la gestión de riesgos como pueden ser las de “Planificación” o “Prevención”. Debe abandonarse esta tendencia cortoplacista y obsoleta  para empezar a incluir a los funcionarios de la seguridad como elementos coordinadores y dinamizadores de la perspectiva de género.

1 Comisión Europea. (2008). Manual para la perspectiva de género en las políticas de empleo, de inclusión social y de protección social. https://doi.org/10.2767/19950

2 El Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer fue un fondo creado en Naciones Unidas para promover y proteger los derechos de las mujeres en todo el mundo con el objetivo de erradicar la violencia y todas las formas de discriminación que padecen las mujeres en todo el planeta.

Carlos Carretero. Policía municipal en Alcorcón