EDUCACIÓN

En nombre de la libertad de enseñanza hay que suprimir la enseñanza concertada

  • "La escuela pública es lo mejor que se ha inventado contra el totalitarismo ideológico"
  • "Lo que esta “gente liberal de derechas” llama “libertad de enseñanza” no es más que un supuesto derecho que tienen los padres a imponer a sus hijos su propia ideología"
  • "La enseñanza concertada está dañando muy gravemente el sistema de instrucción pública y esto es lo más grave que puede ocurrir para las clases mas desfavorecidas"

30

Al hilo de la cruzada que ha emprendido el PP en defensa de la escuela concertada, ha circulado un vídeo en el que “un padre con hijos en la pública explica a la ministra Celaá lo que es la libertad de enseñanza”. En un tono impertinente y paternalista, amparado en la supuesta autoridad moral que le confiere llevar a sus tres hijos a la escuela pública, este sujeto explica una sarta de majaderías aprendidas en el peor catecismo ideológico. Lo importante no es este señor, por supuesto, pero el catecismo en cuestión sí conviene denunciarlo. Pienso que seguramente el vídeo es un montaje propagandístico del PP porque, sinceramente, no creo que se pueda ser tan tonto y tan ignorante. Pero el caso es que este señor amenaza a los del “pacto de gobierno” con plantarles cara en las calles si se llega a tocar el asunto de la escuela concertada. Y eso sí ocurrirá, sin duda, a la menor ocasión, por lo que conviene tener algunas ideas claras respecto a esta posible eventualidad.

Hay una serie de sofismas que se repiten sin cesar como si fueran evidencias. Según ellos, y tal y como recita el padre en cuestión, el artículo 27 de la Constitución protege la enseñanza concertada porque defiende la libertad de enseñanza contra el modelo de  la “escuela única”. Esto es completamente falso, pero es que además no se sabe qué puede ser eso de la “escuela única”. Lo bueno que tiene este padre es que con ese tonillo tan repelente se explica con mucha claridad: “la escuela única se da sólo en los países en donde existe el partido único, la prensa única, o sea, en las dictaduras, en los regímenes totalitarios”. Lo repite dos veces en cinco minutos.

Así pues, si suprimir la escuela concertada es imponer el modelo de “escuela única” y eso sólo se da en las dictaduras totalitarias, habría que concluir de inmediato que en Europa hay una buena cantidad de países totalitarios: en realidad, casi todos.  Se lleva la palma, desde luego, Finlandia, que durante las últimas décadas ha sido el milagro educativo europeo, donde la escuela concertada se reduce a un 2,9 % y la escuela privada a un impactante 0,0%. Noruega es, también, un país muy totalitario, con un 96,4% de escuela pública. Peor es en Irlanda, donde la concertada y la privada juntas suman un 0,4%. Otras dictaduras totalitarias serían Alemania (la que más, junto con Austria, un 0,0%), Los Países Bajos (0,9%) o Italia (5,1%). En realidad, según esta especie de catecismo del PP, sólo tres países europeos se librarían, por tanto, del totalitarismo: España, donde la suma concertada privada es del 31,8%; Reino Unido, con un 39,1% y Bélgica, con un 55,7%. Todos los demás serían dictaduras totalitarias que cercenan la libertad de enseñanza imponiendo un modelo de “escuela única”.

Publicidad

El disparate es tan mayúsculo y el truco ideológico tan grotesco que no se entiende como en nuestro país ha podido gozar de un cierto consenso, de modo que un padre desinformado puede poner ese tonillo tan cargante de sermón aleccionador y responsable.

Todo está (además de basado en datos falsos) mal planteado. Lo que esta “gente liberal de derechas” llama “libertad de enseñanza” no es más que un supuesto derecho que tienen los padres a imponer a sus hijos su propia ideología personal y, además, de hacerlo de forma absolutamente totalitaria hasta que cumplan 18 años (cuando el daño ya estará hecho y rematado). O sea, que si se da la circunstancia de que tienes unos padres del Opus o Testigos de Jehová, la has jodido de por vida y sin remedio, porque según esta peculiar interpretación de la Constitución, los padres tienen derecho a encerrar a sus hijos en una cárcel ideológica hasta que sean mayores de edad. A eso le llaman “libertad de las familias”. Las cosas, sin embargo, suceden exactamente al revés.

La escuela pública es lo mejor que se ha inventado contra el totalitarismo ideológico. Se inventó, sobre todo, para librar a los niños de la dictadura ideológica a la que los padres podrían someterlos, educándolos según sus convicciones (en ocasiones repugnantes o incluso a veces criminales) sin dejarles asomarse ni por un momento a la pluralidad ideológica y la diversidad social. Los niños pueden, sin duda, ser educados en casa de manera más o menos asfixiante. Ese es el derecho de los padres.  Pero en el colegio, en el Instituto, deben de tener una ventana abierta al mundo, a otros mundos que sus padres no tienen derecho a censurar, porque no son más que los mundos de sus conciudadanos. Unos serán cristianos, otros musulmanes, otros ateos, budistas o pastafaris.

Esta es la gran belleza de la escuela pública, donde cada niño se sienta junto a alguien que seguro que es diferente que él, donde se aprende el respeto y la tolerancia hacia la diversidad y la riqueza ideológica. ¿De verdad que parece razonable que los padres puedan tener el derecho, por ser del Opus (o de ETA militar, eso da igual) de sentar a sus hijos durante 18 años en un colegio de gente del Opus, donde se explique el mensaje del Opus, se coma como  comen los del Opus, se piense al modo Opus y esté prohibido comportarse más que como se comportan los del Opus, por ejemplo, separando los sexos y prohibiendo la masturbación o la homosexualidad con las penas del infierno? Yo no pretendo, que ya me gustaría, que se me meta a esa gente en la cárcel, porque en esto no me ampara la Constitución y yo la respeto mucho también. Pero, me parece una cuestión de elemental higiene democrática que esos hijos se eduquen en una escuela pública, donde podrán elegir (¡eso sí que es la libertad de elegir de las familias y no del patriarca en cuestión!) si prefieren admirar y seguir el modelo cultural de sus padres o apuntarse  a cualquier otro modelo ideológico, cultural o religioso.

La escuela pública se inventó para salvarnos de nuestros padres. Es un invento tan bueno, que no sólo te facilita salvarte de tus padres fachas, sino también de tus padres progres. Porque lo que es aplicable a los padres del Opus, es aplicable igualmente a esos padres acrátas alternativos que se empeñan en educar a sus hijos en una casa okupa, según su catecismo ideológicamente correcto, al tiempo que se niegan a vacunarles y les alimentan con quinoa. Los padres, nadie lo niega, tienen el derecho de elegir la educación de sus hijos. Pero no de manera totalitaria. Sus convicciones educativas tienen que pasar por la prueba de la escuela pública. Someterse a la reválida de la democracia, la diversidad social y la pluralidad ideológica. Contra lo que suele decirse, la escuela pública es el único invento fiable contra el control ideológico.

Cuando se repite ese mantra absurdo del control ideológico estatal se olvida la cuestión fundamental: la de si se está hablando de un Estado con división de poderes o no. En la medida misma de que haya un control gubernamental de lo público, ya se trate de la escuela pública (donde es casi impracticable) o de la prensa pública (donde por supuesto que lo hay) o de la justicia (que no puede ser privada), eso no es más que una demostración de que la separación de poderes no está funcionando correctamente. Y en esos casos, el problema no es lo público, sino el hecho de que lo público no está suficientemente blindado frente a las presiones privadas o gubernamentales. Es algo que, por ejemplo, se observa en la sanidad pública, mucho más que en la escuela pública. Y no digamos ya, en el terreno del periodismo, donde la libertad de expresión está secuestrada por unas cuantas corporaciones mediáticas económicamente muy poderosas.

La enseñanza concertada está dañando muy gravemente el sistema de instrucción pública y esto es lo más grave que puede ocurrir para las clases mas desfavorecidas. Con su sistema de tasas encubiertas, absolutamente generalizado, están seleccionando a los alumnos menos problemáticos y condenando a un ghetto de marginados a la población más necesitada de recursos para su educación ciudadana. Esto es así hasta el punto de que hay ya muchos padres de izquierdas que deciden llevar a sus hijos a la concertada, porque, en algunos barrios, llevarlos a la pública es como sentenciarlos a un reformatorio carcelario. El padre ese del vídeo del PP dice que lleva a sus hijos a la pública. Me gustaría saber si ese sinvergüenza alardearía de lo mismo en ciertos barrios que yo mismo podría recomendarle. Mientras las políticas neoliberales de derechas están favoreciendo la enseñanza privada con recursos del Estado (que es lo que supone el sistema de conciertos), en las dos últimas décadas no han cesado de recortarse los recursos de la escuela pública. Se trata de un darwinismo social neonazi que se impone en nombre de la libertad de enseñanza según es entendida por el PP. Es increíble que alguien pueda caer en una trampa tan burda y apelar encima a la Constitución y su artículo 27.

La escuela pública no es un “modelo educativo”, es la institución que garantiza que ningún modelo educativo pueda imponerse sobre los demás. Un alumno de la escuela pública tendrá un año un profesor medio facha y otro año una profesora medio progre. Tendrá una profesora del opus en una asignatura y un profesor hippie homosexual en otra. Conocerá profesores homófobos y profesoras lesbianas, profesores ateos y profesoras beatas, profesores y profesoras que serán a veces  votantes del PP y a veces votantes de Podemos. Esta riqueza estructural de la escuela pública hace impracticable cualquier intento de control ideológico. Todo lo contrario de las dictaduras ideológicas que se imponen en la escuela concertada, donde cualquier profesor o profesora puede ser despedido por no encajar con la matriz ideológica de quien paga. ¿En serio que debemos destinar un sólo euro de dinero público a semejante totalitarismo educativo?

30 Comments
  1. Carlos says

    Vaya, si usted se educó en la pública yo apuesto por la concertada.
    El artículo está plagado de sesgos y opiniones parciales.
    1. Asocia la educación concertada con la derecha, lo que no sé dónde lo justifica.
    2. La educación concertada es libre y gratuita para todos. Es cierto que dado que los centros concertados reciben bastante menos financiación que los públicos, se pueden ofrecer servicios adicionales y opcionales (clubes después del colegio, plataformas adicionales, o equipación adicionales) donde los padres que lo desean pueden participar. Es opcional, y no pasa nada, absolutamente nada si desean no hacerlo (cualquier tipo de presión es denunciable y los centros que ejercen mala praxis son denunciados).
    3 Asocia concertada con religioso, aunque un número elevadísimo son cooperativas, y si los padres son religiosos, es su responsabilidad educar a sus hijos en sus valores, señor. Ya no se obliga a nadie a ir a misa, desde qué se tiene uso de razón.
    4 si en mi barrio hay solo un público, NO puedo elegir. Un concertado me permite decidir si lk envío al público o no, al margen de mi condición socioeconómica. La concertada es algo te tengo si deseo elegirla, usted puede ser feliz con menos opciones. A mi me gusta tener más.
    Sigo sin ver por qué la concertada daña en ningún sentido mi libertad de elección.
    Nadie en la concertada tiene ningún problema con la escuela pública, y no entiendo por qué desde la pública se defiende con tanta fiereza que cierren la concertada.
    Quizás los de la derecha tengan un tufillo a caspa, tradición y religión. Pero la izquierda moderna tiene la actitud de quien decide que tiene la razón en toda cuestión social y que cualquier otra opción debe ser aniquilada. Eso, amigo se llama totalitarismo e intolerancia.

    1. Ramón García says

      Lo que a la izquierda le importa, muy señor nuestro, es la igualdad de oportunidades, y eso sólo lo garantiza una educación igual para todos. Nadie persigue la religión, sencillamente se le considera algo que corresponde al ámbito estrictamente privado, y que no debe financiarse con fondos públicos. Y creo que es de sentido común, que si los recursos escasean, los centros públicos, a los que pueden ir todos, absolutamente todos los españoles independientemente de raza, credo, condición social o sexo, sean los que hay que defender. Y por eso la izquierda lo hace. Espero haber disipado sus dudas.

      1. Jorge says

        La religión, Cristiana, musulmana, o estadista (que es la que adora la izquierda) debe quedar para el ámbito privado, en este sentido estamos de acuerdo y entonces la educación queda estrictamente reducida a la transmisión de conocimientos, dejando todos los aspectos ideológicos fuera, todos, cada juicio de valor realizado por un profesor de historia cuando habla de la reconquista, o de la guerra civil debe por tanto ser eliminado. Pues no deja de ser ideología, igual que hablar de lo bueno o malo q era Jesús y de quien creó el universo… la igualdad que tanto persigue la izquierda es incompatible con la libertad. La igualdad de oportunidades es positiva, siempre y cuando haya libertad para elegir y como usar dichas oportunidades, alguien q opina como usted, o bien es tan inteligente que cree saber que es lo mejor para otra gente y para los hijos de otros padres, o, tuvo cierta libertad de elección, eligió mal, y ahora quiere culpar de sus malas elecciones al hecho de tener libertad para tomarlas. O las dos.

        En una carcel todos tienen 3 comidas al día, opciones educativas, sanidad pagada, horarios ropa y comida iguales. Todo igual, pero nadie quiere estar ahí, a ver si va a ser por la falta de libertad.

        (Esto último es por si alguien viene a discutir libertad vs igualdad)

      2. J says

        La religión, Cristiana, musulmana, o estadista (que es la que adora la izquierda) debe quedar para el ámbito privado, en este sentido estamos de acuerdo y entonces la educación queda estrictamente reducida a la transmisión de conocimientos, dejando todos los aspectos ideológicos fuera, todos, cada juicio de valor realizado por un profesor de historia cuando habla de la reconquista, o de la guerra civil debe por tanto ser eliminado. Pues no deja de ser ideología, igual que hablar de lo bueno o malo q era Jesús y de quien creó el universo… la igualdad que tanto persigue la izquierda es incompatible con la libertad. La igualdad de oportunidades es positiva, siempre y cuando haya libertad para elegir y como usar dichas oportunidades, alguien q opina como usted, o bien es tan inteligente que cree saber que es lo mejor para otra gente y para los hijos de otros padres, o, tuvo cierta libertad de elección, eligió mal, y ahora quiere culpar de sus malas elecciones al hecho de tener libertad para tomarlas. O las dos.

        En una carcel todos tienen 3 comidas al día, opciones educativas, sanidad pagada, horarios ropa y comida iguales. Todo igual, pero nadie quiere estar ahí, a ver si va a ser por la falta de libertad.

        (Esto último es por si alguien viene a discutir libertad vs igualdad)

    2. Nonamed says

      Olé por tu comentario.

      El artículo destila el típico totalitarismo y superioridad moral de la peor izquierda de este país.

      Qué lástima la marcha de Julio Anguita, un caballero de verdad, no como la «izquierda» actual…

    3. Alfredo says

      Mientras en los colegios públicos se permitan clases de religión, menús diferentes en función de la religión ,velos y esas movidas chungas yo estaré a favor de llevar a los niños donde a cada uno le salga del cipote . ¿Por qué me van a obligar a que mi hijo comparta su infancia con hijos de chalados religiosos?Para eso le llevó a un colegio en régimen de cooperativa donde la enseñanza sea integral en euskera o cualquier colegio católico donde yo sepa cómo manejar el asunto y ello me asegura que mi hijo saldrá un ateazo como yo. Los colegios públicos van a derivar en centros de captación de los islámicos,por lo menos en ciertas zonas y qué culpa tiene una familia de vivir en un distrito donde le corresponda un colegio lleno de niños de familias musulmanas ?allí todo será o halal o haram. Bastante por culo daban los curas antaño con el rollo de lo que todo era pecado como para ahora meter ese mismo rollo pero con la etiqueta multicultural y que es amuestra de tolerancia. Chorradas.

    4. concertado says

      Chapó. Se puede decir más alto, pero no mas claro

    5. Susana says

      Totalmente de acuerdo con los comentarios de Carlos Says. Artículo totalmente sesgado y falto de rigor e información. Yo soy profesora y cooperativista de un colegio concertado (cooperativa) y dudo que nadie de mis compañeros, ni yo misma, adoctrinemos ideológicamente a nadie y, si lo hiciera, le transmitiría mis ideas, que más bien son el ateísmo y otras parecidas (ni Opus ni leches), aunque me abstengo por profesionalidad, de hacerlo. Y este hombre/articulista/periodista o lo que sea (es dudoso) presupone que por definición todos los profesores de los públicos son hiperprofesionales y además ninguno adoctrina ni intenta transmitir ninguna ideología sesgada. Que vaya a la escuela pública catalana, por poner solo un ejemplo, a ver qué pasa por allí. Yo me he educado asistiendo a centros concertados y públicos y realmente no he apreciado diferencia alguna. La diferencia está en la profesionalidad y dedicación del profesor/a en cuestión, y los hay buenos y malos rematados en unos y otros centros.

    6. Mig says

      La concertada no es libre ni gratuita. Es un expolio a lo publico que pagamos todos. Y, en efecto , es irrelevante si es religiosa o no porque es igual de robo. Y la libertad de elegir esta muy bien, pero no existe la libertad de elegir y que lo paguemos el resto. Si quieres un privado, te lo pagas. La culpa es de los socialistas que son unos comemierdas..

    7. Mig says

      Y tus amiguitos neofalangistas de masespaña no están contra la concertada, sólo han hablado de la segregación por sexo así que todo un montón de basura de artículo.

  2. Andres says

    El comentario de Carlos tiene más razón que un santo. y sobre que la escuela pública es el mejor invento contra el totalitarianismo, el autor no diferencia entre un plan de estudio nacional y otro estatal. Y tampoco se ha pasado estos años por cataluña, rusia o china.

  3. Angel says

    Este artículo miente por todos lados. La libertad de elección es un derecho fundamental. Solo los países comunistas que son totalitarios imponen sus ideas sin dejar la opción de otras opiniones, interviniendo en nuestra vida como si fuera una decisión del pueblo. Todas las dictaduras justificaron sus imposiciones ideológicas en las aulas, por que es para bien del pueblo. El que escribe el artículo miente por todos lados y la libertad es el bien más preciado que uno tiene,más aún cuando son mis hijos. Por que alguien tiene que decidir que es bueno para mis hijos, donde queda mi libertad? Quien vigila a esa gente? Quien decide que es bueno y que es malo?

  4. Davide says

    Revanchistas. No aprendéis nada.

    Dice usted, «[…] un supuesto derecho que tienen los padres a imponer a sus hijos su propia ideología personal». Me ha convencido con esto; mejor que le imponga la de su vecino Mojamé, o la de usted mismo, ya puestos, o la que diga la consorte de Pablenin, que parece que apunta a gobernanta. Vaya carrera la suya también, por cierto. No, hombre, no.

    Sigan circulando, porque aquí no hay nada de interés que leer.

    Qué triste debe de ser llegar a viejo con tanto resentimiento acumulado.

    Chau.

  5. Pepe says

    Zasca!
    El último párrafo ha sido épico.

  6. Florentino says

    … No es cuestión de gustos, como bien explicas Carlos, sino que el Estado tiene que tener en su fundamento como base, la protección de igualdad de trato, conocimiento de la matriz de una vida plural y de convivencia natural, reglada por ley; dotada de profesorado, sacado por oposición entre la variedad pluricultural… ¡ Exenta de dogmas morales, coartadores del nacimiento de personas libres, y en libertad !.
    Cuando ciertos padres-madres, ven en esos centros excluyentes la verdadera educación, se olvidan de que la escuela comienza en casa y que tod@s somos profesores las 24 horas del día. Hay que advertir a los excluyentes morales, que la escuela concertada fué un invento de los Gobiernos del PsoE. Suárez Pertierra y Alfredo Pérez Rubalcaba sus valedores… ¡ estos socialistas que malos son !. Una cesión ideológica al clero trabucaire, fué la carcoma que está corroyendo la verdadera igualdad en compartir el pulso de la vida y su multirracismo de convivencia. Los dineros en tiempos de crisis ahogan la diversidad y el desarrollo de programas, al no tener el ratio (alumnado maestro); un problema económico y humano al desviar las pocas fuerzas regladas por ley… ¡ Para abonar una competencia desleal y sobre todo dogmática religiosa !.
    Aquí radica la verdadera falla humana que llevamos arrastrando, desde la aprobación de concordatos con la Santa Sede, bajadas de pantalones al neoliberalismo clerical los meapilas asociados, segregacionistas, xenófobos, racistas y machistas. Hoy, Carlos debemos defender la ética humana, social,asociativa, integradora en valores, libertades, derechos, en conocimientos del ser humano con su pluralidad étnica alejada de los dogmatismos pedagógicos… ¡ Asexuados ángeles, separados por xesos y liberticidas del dinero ajeno !.

  7. Pedro says

    Amigo Carlos, no sé si tienes hijos. Pero si la derecha estuviera en el poder otro gallo te cantaría.

    Si hubiera hoy modelado una educación pública sesgada, y con intentos continuos por traspasar sus límites para imponer a tus hijos ideas retrógradas o que faltan a la moral con la que intentas regir tu vida (para ser feliz, que entiendo que es lo que hacemos las personas mejor que peor)… ya te digo yo que estarías bramando por la libertad de elegir otra escuela para tu hijo.

    El problema es que en españa, más allá de los conocimientos básicos, intentamos legislar la educación en muchas cuestiones que pueden ser opinables, y que están en el ámbito de la ideología que todos tenemos derecho a tener, sea la que sea. O acaso no es lícito que alguien quiera la independencia de cataluña, o la recentralización del estado, o la subida o bajada de impuestos? O, yendo más al grano, no es lícito tener una visión atea de la vida, igual que una trascendente en cualquiera de sus vertientes –siempre que respete la dignidad de la persona (cosa que no está tan claro que haga el islam, por ejemplo)?

    Si tuvieras hijos y el gobierno que manosea la educación no fuera de tu sensibilidad política, que queda tan clara en tu artículo, ya te digo yo que querrías que ese gobierno no se metiera en sus cabezas mientras se están formando como personas.

  8. javi says

    En serio, venga analiza un poco el sistema educativo aleman que lo pones como ejemplo es.wikipedia.org/wiki/Sistema_educativo_de_Alemania

    Algunos conceptos
    «Los criterios para la selección, los cuales se realizan en el proceso de la escuela, son las calificaciones alcanzadas durante la escuela primaria y la recomendación de su profesor de primaria. Por lo general, los padres no toman parte ni influyen en la decisión. Los niños se distribuyen entonces entre el Gymnasium (instituto que permite asistir a la universidad), la Realschule (escuela media que permite realizar ciertos aprendizajes) y la Hauptschule (escuela media cuya finalización permite realizar aprendizajes artesanales).»
    Vamos que tu no elijes que seguir estudiando.

    «Escuelas públicas. Las escuelas públicas son gratuitas y la mayoría de los niños acude a la escuela más cercana a su domicilio. Sin embargo, las escuelas suelen diferenciarse según el barrio y muchos padres prefieren mudarse a mejores zonas cuando sus hijos alcanzan la edad escolar obligatoria para que puedan acceder a mejores escuelas..»

    Eso de que no hay privadas….
    Alternativamente existen escuelas privadas:
    Pedagogía Waldorf (hasta 2007 existían 206 escuelas)
    Método Montessori, que cuenta con 272 escuelas
    Escuelas libres alternativas (Freie Alternativschule), con un total de 65 establecimientos
    La iglesia protestante dirige 65 escuelas
    La iglesia católica tiene un total de 114 escuelas

    «El sistema educativo alemán es responsabilidad de los Länder. El estado federal tan solo puede influenciarlo a través de ayuda financiera para los estados.»

    «los estudios PISA más recientes han demostrado que la separación de los niños a tan temprana edad no es positiva para su desempeño académico. La puntuación alcanzada por Alemania ha dejado mucho que desear y ha sido motivo de grandes discusiones entre políticos, medios y padres de Sinapsis»

  9. Miguel says

    Educación concertada , ¿o? gran negocio concertado con dinerete público .

  10. Miguel says

    Educación concertada , ¿o? gran negocio concertado con dinerete público .Por no entrar en cuestiones de adoctrinamiento o lavadura de cerebro.

  11. Andrés says

    Mi comentario ha sido censurado. Bravo!!! El no censurar comentario es muchisima mejor herramienta para evitar el supremacismo.

  12. José Antonio says

    Yo llevo a mi hijos a un colegio concertado, no por nada especial, simplemente porque lo tengo más cerca de casa. Mi hermana, lleva sus hijos a un colegio público, y siempre lo hemos comparado, como es normal. No hemos encontrado ninguna diferencia significativa, ambos centros funcionan bajo la misma ley educativa, ambos pagamos los libros, nuestros hijos eligen los talleres que les interesa, …. En mi opinión, si los colegios concertados están ahí ya que fueron necesarios en su momento, por qué cerrarlos ahora para abrir otros que sean públicos? Además, según tengo entendido, este tipo de educación le resulta más barata al estado y, por lo tanto, a mi como contribuyente.

  13. JMN says

    Hace 2 años estuvimos en Finlandia (formábamos parte de una delegación del Departamento de Educación del Gobierno Vasco).
    En Finlandia no existe la escuela concertada. Ni el 2,9 ni nada. Lo importante de la mejor educación del mundo no es el currículum, el programa, la didáctica, la edagogía, ni siquiera la gestión. Lo más importante es la Ley (blindada para todas las generaciones). En Finlandia está prohibido por ley hacer negocio con la educación (y con la sanidad). Así, como a los más ricos no les queda otra (la diferencia ricos/pobres no es exagerada) cuidan de que sea la mejor y los más pobres disfrutan de una educación mejor que el niño más rico del mundo.

  14. vixente says

    Por lo menos en su razonamiento veo que sabe de lo que habla, hay barrios donde llevar a tu hijo a un público es prácticamente dictar su sentencia de muerte educativa. Desde ahí le rebato su argumentación, la escuela pública no es sinónimo de heterogeneidad puesto que la mayoría de los barrios no lo son, en un colegio público en las tablas o en chamberi su alumnado difiere muy poco del de la concertada. Por otro lado el estado ha hecho dejación absoluta de la educación pública en el mismo momento en que la cedió a las autonomías.

  15. Fernando Soler del Campo says

    La idea teoricamente es así, solo deberia haber una enseñanza, pero mientras haya una ideologia que monopoliza la publica, o el nacionalismo en algunos lugares el logico pensar que la gente busque y tenga derecho a otras opciones. Publica, neutra y de calidad y estaremos de acuerdo.

    1. Raquel says

      Fernando, la escuela es el caladero de futuros votantes. Jamás existirá neutralidad. La neutralidad es incompatible con el ser humano. Por eso lo más justo es la existencia de opciones. Y que los padres, que son los que verdaderamente aman a sus hijos, y morirían por ellos, les transmitan sus convicciones, no papá-estado. La izquierda siempre con la obsesión de los hijos de los demás. Eso sí, después de impulsar el aborto masivo.

    2. Carmen says

      El derecho es de elección de un tipo de escuela. Si la escuela es única y pertenece al estado, queda en manos de cualquier sistema que quiera convertirse en dictadura o de cualquiera que pareciendo demócrata, utilice la ensenza como medio de manipular el pensamiento de sus ciudadanos.
      El estado sólo debe crear escuelas cuando los ciudadanos no son capaces de crearlas. Es un derecho subsidiario. En nombre de una mejor enseñanza no debe invadir el derecho de los padres y alumnos.

  16. Raquel says

    Pues no, cariño. Con tono paternal te lo digo: el ateísmo también es ideología. El desierto moral es ideología. La clausura del Cielo es ideología. La ideología de género es ideología. Y no compares a los países nórdicos, donde la escuela sededica a lo más elemental y por cierto, donde más suicidios hay del mundo.

  17. Juan says

    Breve reflexión de 5 minutos sobre el camino de la enseñanza:
    https://www.youtube.com/watch?v=CteY2YYofMc
    Espero que sirva de ayuda.

  18. Beatriz Fernández says

    Cuanta ignorancia y cuanta falta de respeto. ¿A eso se le llama libertad, a adoctrinar en los centros públicos hacia un tipo de ideología populista? Si tuviese usted un poco de conocimiento de los diferentes modelos de enseñanza, sabría que los centros del Opus Dei son casi el 100% privados y no concertados. Qué pena buscarel enfrentamiento en la educación. Así nos va.

  19. José Luis Romero says

    Increíble, aquí la peña despotrica contra el artículo y lo único que demuestran es que, si lo han leído, no parecen haber entendido nada, y mira que es sencillo de entender. Alucinante lo que hacen los prejuicios ideológicos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.