“Clase obrera” y bloque de la investidura

  • "A nadie importa hoy más una estrategia nacional solvente contra la Covid-19 que a las familias de trabajadores humildes"
  • "Sin una estrategia nacional, que no la suma de minifundios soberanistas, será imposible enderezar la catástrofe de la caída récord mundial del PIB"
  • "Nada perjudica más a la “clase obrera” que la desunión nacional. Para sus intereses, no hay peor clase política que la divisiva"

8

Para averiguar los próximos pasos del gobierno de Pedro Sánchez hay que buscar, no en El País, en La Sexta o en eldiario.es, sino en La Vanguardia, del conde de Godó. En este medio, que representa al soberanismo más pragmático, se detalla cómo tiene previsto el Gobierno de coalición dar satisfacción a sus socios del independentismo, cómo piensa cumplir sus compromisos de la “Agenda para el reencuentro”.

Con precisión de cirujanos explican el plan para sacar de la cárcel a los condenados del “procés”, vía reforma del Código Penal, incluida la humillación del Tribunal Supremo, que debería revisar la sentencia y soltar a los presos. La Vanguardia nos instruye: sondeados los fiscales sobre la opción de beneficios penitenciarios, vía Fiscalía General del Estado, “en el Gobierno admiten en privado que su control sobre los fiscales es menor de lo que se presume”. Se buscarán, pues, vías creativas y nos lo irá anticipando el conde de Godó.

Es otro paso en la desbandada de la izquierda ante la avalancha soberanista, anticipada con detalle por el historiador español Santos Juliá. Izquierda y soberanismo, ¡qué sindiós! Me admira ver con qué cuajo, quienes se autocalifican como la izquierda inequívoca, la política y la sindical, avalan, por ejemplo, que millones de familias de trabajadores se vean obligadas a soportar que sus hijos tengan prohibido utilizar en las aulas su lengua materna, ampliamente mayoritaria, además, sea en Cataluña o en el País Vasco. Ni en el patio les permiten utilizar su lengua familiar. ¿Quién puede llamarse de izquierda y permitir semejante atropello? ¿Agenda del reencuentro?

No sirve banalizar, hacerse el tonto, sobre qué significa que a tus hijos les fuercen a formarse en una lengua que no es la materna, ni que “intelectuales de izquierda” blanqueen el pensamiento único soberanista en Cataluña, Navarra, País Vasco, Baleares o Comunidad Valenciana. Saben bien que hay una enorme diferencia entre recibir una enseñanza en lengua materna o no, que tiene consecuencias en la promoción social de muchas familias trabajadoras, como demuestran los sociólogos Enguita y Carabaña.

Usar a los más humildes como munición electoral no es la idea de izquierda en la que me educó mi padre. Leyendo recientemente el testimonio de una conversación entre el ministro de fe comunista Del Vayo y Don Manuel Azaña, recordé la lección:

-Del Vayo: Usted hace el juego al fascismo.

-Azaña: Usted justifica sus ataques.

-Del Vayo: Es usted un cobarde.

-Azaña: Y usted un asesino en las manos de Moscú.

En esa tensa confrontación, en los últimos días de la Guerra Civil, mi padre hubiera estado con Don Manuel, y yo también. La diferencia es entre quienes sacrifican a las personas al servicio de intereses políticos y quienes piensan que una política al servicio de la gente es la que se mide por resultados, sea la evolución de la desigualdad social o la gestión de una ayuda para hacer frente a la crisis humanitaria. ¡Resultados!

A nadie importa hoy más una estrategia nacional solvente contra la Covid-19 que a las familias de trabajadores humildes, especialmente, aquellos con empleos temporales o atrapados en la economía sumergida. Que se abandone en las comunidades autónomas la competencia indelegable del Gobierno sobre la lucha contra una pandemia –“que se coordinen entre ellas”-, a nadie perjudica más que a ellos.

Los resultados de tanto despropósito son demoledores. Que hoy España lidere los contagios en la UE, con 310 por 100.000 habitantes cada 14 días, frente a Italia –sí, Italia-, con 33 casos, debería llevar a los de “nosotros, la izquierda” a pensar que no hay burladero argumental en el que refugiar las responsabilidades del Gobierno de Sánchez e Iglesias. Como que Madrid ocupe el primer puesto en casos entre las regiones europeas, Navarra el segundo, y que entre las 10 primeras, 9 sean españolas. No hay disculpa, y menos si quienes menos recursos tienen son los que más sufren los males de la crisis.

Sin una estrategia nacional, que no la suma de minifundios soberanistas, será imposible enderezar la catástrofe de la caída récord mundial del PIB, las mayores dificultades anticipadas para la recuperación o el liderazgo europeo en crecimiento de la tasa de paro. La izquierda que gobierna debe ir asumiendo el coste político de resultados nefastos, que muerden como víboras, y que un problema nacional solo puede ser resuelto a escala nacional.

Las emociones ideológicas, y los evidentes fracasos en la gestión de las comunidades autónomas, no podrán disimular una realidad tan demoledora, que agobia a las familias con menos recursos. Ni los relatos fabricados cada día por el gurú del sanchismo en La Moncloa, sí, Iván Redondo, el de la campaña racista –“Limpiar Badalona”-, el que nos ha convertido a tantos en “fachas de mierda”. Él de izquierdas, padre, yo de derechas. ¡Porca miseria!

Nada perjudica más a la “clase obrera” que la desunión nacional. Para sus intereses, no hay peor clase política que la divisiva, la que “desafía a la ley y desanima a la Nación”, en Cataluña, en Madrid o en Galicia. Cómo va a entender ningún Iván Redondo que lo que hoy le piden los españoles a la izquierda para dirigir el país es alguien progresista, sí, pero también capaz de tranquilizar a electores conservadores y moderados. No, Sánchez e Iglesias no se parecen a Franklin Delano Roosevelt; ni por el forro, que diría el camarada Ortuzar del PNV.

El historiador Edward Wats, en una memorable historia sobre Roma –República mortal, 2017-, estudia las fortalezas que hicieron de los romanos una sociedad invencible. Explica cómo Pirro entendió por qué nunca podría derrotarles: “Tenían una habilidad única para crear grandes consensos políticos”. Comprobó que “sus ejércitos ciudadanos parecían inagotables y sus dirigentes insobornables”. La lección que saca Wats para nuestro tiempo es que “cuando los ciudadanos miran hacia otro lado para no ver que sus dirigentes tienen comportamientos corrosivos, su república está en peligro de muerte”.

Los resultados de un Gobierno que necesita dividirnos para conservar el poder ya se pueden leer, negro sobre blanco, en todos los informes, pero, quienes sufren los peores daños son quienes viven en los barrios obreros de Madrid, de Barcelona, de Palma, o de cualquier ciudad española. Por eso, padre, hoy te preguntarías qué izquierda es esa que da la espalda a quienes dice representar. Yo tampoco lo entiendo.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
8 Comments
  1. Florentino says

    … El titular de esta crónica no casa como está configurada la «España Nacional» del señor Cuadrado (Jesús). Que quiera decirnos que la pandemia es una «cosa» nacional y que la izquierda de la investidura divide a las fuerzas nacionales, para retener el poder.
    Señor Cuadrado, el poder lo dan las urnas, más luego hay que tejer las afinidades sociales dentro de lo que han hablado sus gentes (de las distintas nacionalidades dentro del Estado Español de España). Hacer creer a las gentes que puedan leer «su» crónica, que es culpa del «Coronavid-19… ¡ que nos ataca por estar «divididos», fuera del bipartidismo nacional !.
    Nos llega a meter la opinión de los Romanos (nada menos) de un imperio de sus «pax» y su saludo (fascista). Con un alegato a su padre de «izquierdas», señalando lo mal que lo pasan en los barrios obreros y lo dejados de la mano de dios por la izquierda Soberanista que les gobiernan… llegando a decir ¡ que no entiende nada !. Más vergüenza le daría ver lo «saltimbanqui» que es usted (su hijo), que de ser durante doce años diputado con el gobierno del PsoE; se pasó con las armas a C´S y por lo que deja intuir ya debe de estar en VOX por lo menos.

    Tengo que decirle que esos «barrios» pertenecen a una ciudad y esas ciudades a una Autonomía y las que peor lo hacen son de «su» ideología señor Cuadrado. Pero en una cosa estoy de acuerdo con el planteamiento de Italia como ejemplo… ¡ llevaron médicos cubanos, sin ser de izquierdas !. ¿ no será que nos debemos a los USA y los planteamientos de la CIA que hicieron vender el «socialismo», traicionando hasta a su padre ?. ¡ Muchos «traidores» ha tenido el PsoE, y don Jesús Cuadrado uno de ellos !. El padre suyo si se avergonzaría, al meter el Coronavirus-19 con el Catalán, el Euskera (La lengua más antigua de Occidente), el Gallego… y tantas lenguas minoritarias de tantas «cunas» de comunicación. El Castellano lo inventaron los monjes en San Millán de la Cogolla, allá por 1.050 del romance y el latín… anotando al margen en euskera lo que querían decir. Pero a usted que es Geógrafo le importa más el Español (de España una y no cincuenta y una).
    Nos transmite un pensamiento suyo, ¡ pero es un pensamiento neo fascista de un Imperialismo político, que nunca más gobernará… si no lo hacen por medio de otra Santa Cruzada nazi-fascista !. Esa es su «Nación señor Cuadrado la «Imposición !.

    Pío XI: » Mussolini es un enviado de la Divina Providencia».

    1. Miguel says

      Amigo Florentino ; ya ve usted lo que se puede esperar de la traidora P$(-)€ , pues no pasan de ser un@s tristes manceb@s vendid@s al franquismo y a la continuidad de su régimen.Y después de tantos años de engaño ; verl@s o escucharles me produce una sensación como si se me retorcieran todas las vísceras.
      Salud estimado amigo.
      PD.
      Las banderillas se las ha puesto al mandangas este del tal Jesús Cuadrado » en todo lo alto del morrillo » ; aunque no tolero en absoluto la tortura de cualquier ser vivo aunque pretendan disfrazarlo como » arte , cultura o tradición….» .

    2. Alex says

      Cuesta entenderle de lo mal que redacta, aunque pretenda ir de intelectual progresista, cosa que obviamente no es cuando buena parte de su discurso se basa en calificar todo de «eres de Vox» y «eres un fascista». Y no es el primer comentario suyo en esa línea.

      1. Florentino says

        … Yo doy mi opinión sin cobrar, este caballero cobra y encima «dogmatiza» y los «crédulos» que son de su cuerda ¿que dicen ?… salen en tromba para disculpar lo mal que se expresan los demás ¿ por qué ?. ¿Por afinidad ideológica ?… ¡ pués ya se ha calificado !. Señoría no tengo nada más que añadir !. Solo pedir su opinión sobre lo escrito por don Jesús Cuadrado Bausela.
        Sócrates: » No puedo enseñar nada a nadie. Solo hacerles pensar».

        1. Alex says

          Me he calificado, me ha pillado. Como el señor Cuadrado, pasé del PSOE a C’s y ahora debo estar en Vox.

          La crítica del señor Cuadrado, venga a cuento o no, por la claudicación de la izquierda española ante el nacionalismo reaccionario, especialmente catalán, es más que acertada. Que la desunión nacional perjudica a la clase obrera en España, otro apuntado acierto.

          Y no mente tanto a Vox, el nazi-fascismo ni se haga pajas mentales con Italia, porque está fuera de lugar. Por cierto, me dicen que los de Vox no creen que la Tierra sea plana, está tardando en apuntarse al terraplanismo (por eso de no coincidir con ellos, no se vaya a llamar a sí mismo fascista, esa palabra comodín que de lo manoseada que está, ya no significa nada).

          Seguro que le leeré en el futuro en otros artículos. Yo no soy de comentar.
          Saludos para usted.

          1. Florentino says

            … Los espacios están para comentar los artículos de cabecera, disentir o afirmar… yo no le he llamado nada a usted; fue usted mismo el que se metió donde no le llamaban.
            Que lo del «fascismo» ya es agua pasada y no significa nada… ¡ que rapido olvidan algunos quienes arrasaron la República democrática Española, a quienes pusieron y quienes son sus herederos actuales. Las siglas no importan las ideas, si !. En lo demás me remito a Séneca: «Importa mucho más lo que tú piensas de tí mismo que lo que los otros opinen de ti».

  2. Agapito el viejo says

    IGLESIAS EN ESTADO PURO aunque es muy largo por favor lean este comentario
    En esta charla Pablo Iglesias indica que la representacion parlamentaria no implica ningun compromiso, y dice asi: el parlamento español es un parlamento burgues de mierda que representa los intereses de clase, como decia Engels que el estado es la institucion que permite ser politicamente dominante, a la clase economicamente dominante yo no pacto con vosotros ¿Eh? yo voy ahi en todo caso, a liarla y a transmitir el espiritu de los movimientoso sociales a los parlamentos yo voy en camiseta a las intituciones y voy ahi a «montar el poyo» eso , lo tengo muy claro.No gobernaremos nunca si no tenemos la mayotia absoluta para gobernar, por que no se puede pactar para gobernar. ¿Podemos tener mayoria absoluta ? por supuesto que si es cuestion de tiempo. La clave del poder no esta en las instituciones, «ESTA AQUI EN NUESTRA PELOTAS», esta en la calle, esta en las fabricas y ademas ocupamos para vivir, ayer lo decia una compañera de pah entre aplausos entusiastas, yo se que la mayoria de los que estais aqui vivis de alquiler o pagais una hipoteca.. compañeros hay que vivir ocupando hay que arriesgarse, teneis que convertir vuestra propia vida en una experiencia revolucionaria,esto de que este espacio para hacerla escuela esté «alquilao» el año que viene hay que ocuparlo. no puede ser que entremos en esa logica mercantil en la que se compra y se vende. Y el servicio de orden no está entonces solo para repeler una agresion fascista, esta para defenderse de la guardia civil cuando esta venga a desalojarnos (Risa de los que le escucha embobados) por supuesto si nos pegan no vamos a ir a los juzgados ni a un cuartel de la guardia civil esa intitucion burguesa que proteje los intereses de esa clase dominante nosotros hacemos » POLITICA MASCULINA CON COJONES» Y seguimos hay que practicar la gimnasia revolucionaria una cosa que llamaba Garcia Oliver, yo supomgo que muchos de vosotros sabreis fabricar cócteles Molotov, de los que incendian y de los que explotan, sabreis hacer barricadas, que hay que correr en direccion prohibida de la policia, y de vez en cuando aqui en vez de dedicaros a beber os estareis entrenando por que se avecina una crisis terminal del capitalismo y tendremos que estar preparados para tomar las armas, a mi me gusta ese estilo yo militaba el el MRG y no os imaginais lo que nos reiamos de M, Urbano, si me meto con el aquie es por que es como mi hermano y por eso me permito esta licencia, recuerdo en Genova ( sede del PP) los de la MRG ibamos con cascos y escudos y cuando volviamos de ese epico momento «MASCULINO» de choque con los antidisturbios veiamos a los compañeros del espacio alternativo que estaban en Izquierda Uinida eran redforce.. estaban con los de (LCR-liga comunista revolucionaria) y es que los de la izquierda de verdad llevamos cascos y escudos y estamos en la primera linea de todas la manifestaciones

    este es el l vicepresidente de la nueva España

  3. Agapito el viejo says

    Solo se puede ser comunista desde la ignorancia y desde el desconocimiento, o desde la maldad. El comunista que sabe lo que dice y conoce la teoría, solo habla de libertad y democracia como mero gancho, para hacer su mensaje atractivo a los incautos. El comunista convencido sabe que la libertad y la democracia son solo un medio para alcanzar la tiranía, nunca un fin. Las urnas son válidas mientras los resultados les son favorables. El comunista es un mentiroso compulsivo que no dudará en utilizar todo tipo de argucias y artimañas para atraer a personas con ciertas inquietudes, pero muy débiles intelectualmente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.