La familia teme por la vida de un preso saharaui que lleva 50 días en huelga de hambre

  • "Mohamed Lamin Haddi, preso político saharaui del Grupo de Gdeim Izik, está condenado a 25 años de cárcel de los cuales ha cumplido 10, más de 3 en aislamiento"
  • Mohamed Lamin Haddi dice que prefiere la muerte a la prisión de Tiflet 2"
  • "Inició la huelga por sus condiciones carcelarias y exigiendo que le llevasen a los territorios ocupados. Ahora pide su libertad o ‘morir por su justa causa’"

2

Desgarrador alegato el de la madre de Mohamed Lamin Haddi, que se ha presentado ante las puertas de la cárcel de Tiflet 2. La madre y dos de sus once hijos cogieron un avión y se fueron el sábado a verle. La cárcel de Tiflet 2 está muy lejos de su casa, a unos 1.300 km de El Aaiún y 50 km al este de Rabat. Un viaje duro para Munina, que se encontró el pasado lunes con que no le dejaban ver a su hijo. Ella no sabe si está vivo o muerto. Ni siquiera la comunicación telefónica es fluida. Se pregunta si es que está muerto ya. En ese caso, que le den su cuerpo.

Un vídeo refleja ese momento de indignación por la opacidad de la cárcel. La madre exige que le traigan al director de la prisión. ¿Cómo es que no la dejan entrar si se está muriendo? ¡Qué vergüenza! Munina es una mujer muy dura, que en vez de llorar por su hijo hace a su vez una huelga de hambre para solidarizarse con él. La hermana de Mohamed Lamin aporrea la puerta con energía y rabia.

Marruecos no tiene clase. No sólo es cruel con activistas inocentes sino que se ceba ante una familia que sufre. Esto sí es mejorar la imagen.

Mohamed Lamin Haddi, preso político enmarcado en el Grupo de Gdeim Izik, está condenado a 25 años de los cuales ha cumplido 10, más de 3 en aislamiento. Lleva 50 días en huelga de hambre. La inició el 13 de enero de 2021. Sabemos que hasta hace dos semanas sólo tenía un hilillo de voz, que no se podía mover, que le dolía su úlcera de estómago, que tenía incontinencia. ¿Cómo habrá evolucionado en estos quince días? No ha habido seguimiento sanitario de su huelga y cuando los médicos han ido a verle ha sido para amenazarle. También el director de la cárcel le ha amenazado de muerte. Eso es lo que ha ratificado a Mohamed Lamin en la idea de seguir hasta el final. De hecho se ha radicalizado. Inició la huelga por sus condiciones carcelarias y exigiendo que le llevasen a los territorios ocupados. Ahora pide “la libertad para mí y mis compañeros o morir por mi justa causa”.

¿Cómo se puede vivir quince años más en esas condiciones? Lleva tres años y medio en aislamiento, y uno sin visitas de su familia. La celda está a oscuras, no le ve el médico, la comida es bazofia, la higiene repugnante. Y su celda está a 1.300 km de El Aaiún.

Mohamed Lamin Haddi dice que prefiere la muerte a la prisión de Tiflet 2.

CODESA recogió firmas de muchos colectivos y parlamentarios pidiendo la intervención de la Cruz Roja Internacional, que sigue sin dar la cara.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, hizo un llamamiento por la situación concreta de Haddi, solicitando firmas.

La izquierda del Parlamento Europeo, concretamente Manu Pineda de IU, ha formulado una pregunta para el vicepresidente de la comisión y alto representante de la unión par Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Sr. Borrell. Piden la condena de la represión marroquí, pidiendo la suspensión del acuerdo de Asociación UE-Marruecos ante la violación de los derechos humanos, y pidiendo una delegación de la UE que visite a Mohamed Lamin Haddi para comprobar su estado de salud y sus condiciones carcelarias.

La Delegación Saharaui para España solicita la intervención urgente del Comité Internacional de Cruz Roja y de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos para salvarle la vida. Denuncia el aumento de la represión a raíz del retorno de las acciones bélicas. Recuerda que la potencia administradora del Sahara Occidental sigue siendo España y que el Estado Español tiene el deber jurídico y moral de acabar con el sufrimiento largo e inhumano del pueblo saharaui, cumpliendo así la legalidad internacional y respondiendo a las reivindicaciones de la sociedad española, profundamente comprometida con la justa causa del pueblo saharaui.

Pero no es suficiente. Muchas instancias no han reaccionado. Y pasa el tiempo.

La familia seguirá a las puertas de la cárcel para ver a su hijo.

2 Comments
  1. Gabe Abrahams says

    Estoy convencido, y así será, que el gobierno no moverá un dedo. Al revés, se reunirá y abrazará a los gobernantes y reyes de Marruecos. Las declaraciones de Laya, amiga siempre del mismo lado, lo han dejado todo claro al respecto.

    Gabe Abrahams Villaescusa

  2. Iker says

    Espero que alguien reaccione pronto, Laya me produce dolor de tripas cada va z que la veo adorando al vellicino de oro. Aquí esta,claro que los que más pinran son Biden, que para eso los EEUU organizaron la marcha verde y los franceses que son los que torpedean que la Minurso tenga las debidas competencias para proteger a los saharauis

Leave A Reply

Your email address will not be published.