Conejitas y marichochos

El cocinero Juanma Zamorano. / antena3.com

Estamos en agosto, no sé si usted se ha dado cuenta. Si ve la televisión o lee los periódicos, seguro que sí: los temas importantes escasean, las noticias son livianas y los grandes profesionales de la información están en remojo. Es tiempo de becarios, de cornadas en los encierros de Lodosa y de recomendaciones para echar la siesta perfecta. Lo de Siria,  la prima de la deuda o la crisis alimentaria en el Cuerno de África son asuntos que agobian al veraneante y, por tanto, se solventan de un plumazo. Un servidor, que habitualmente husmea en Babelia en busca de nuevas traducciones de Descartes o inéditos de Kropotkin, en estos días veraniegos compra El País solo por disfrutar su Revista de Verano y ponerse al día sobre la incorporación de Letizia y Felipe al mundo de las regatas. Qué superficial y tontorrón se vuelve uno en agosto ¿verdad?

Telecinco y La Sexta, por encima del resto de cadenas en cuestión de informativos banales, se adhieren a la estupidez  reinante e incluyen en sus telediarios carne fresca. Muchas imágenes de playa, mucho reportaje sobre la forma correcta de broncearse, algunas piezas sobre nudismo... Cualquier excusa es buena para mostrar una teta en la arena o un culo en el chiringuito. Aficionados. En la NBC, pedazo de cadena, están dando los últimos retoques a “The Play Boy Club”, una serie basada en el imperio mediático creado por el empresario norteamericano Hugh Hefner. Según la NBC se trata de “un nuevo drama provocador sobre el momento y lugar que desafió las costumbres sociales, donde un empresario visionario creó un imperio y un icono que cambió la cultura estadounidense”. Según el Consejo de Padres de Televisión de ese país, la historia de las conejitas es una simple “exaltación de la industria del porno”.

Publicidad

Conejitas, sí, pero con clase. No como “Marichocho”, la nueva estrella de Youtube fichada por Antena 3. Marichocho es en realidad Juanma Zamorano, cocinero de un restaurante cacereño que, gracias a esta coletilla y cuatro necedades más, se ha instalado en la élite de la televisión nacional. “Ay, que me quedo muerta. ¿Esta tía de dónde la habéis sacado? ¿Cómo lo vas a hacer así, marichocho? Pero ni la torpe de mi amiga la Mari de Puerto Hurraco hace estas cosas”, aúlla Zamorano como perra en celo ante la cámara. ¿Una patada en el culo y un manual de buenas maneras? De ninguna forma: contrato con cadena generalista y programa, “El huerto de Juanma”, en marcha.

[youtube width="608" height="408"]http://www.youtube.com/watch?v=OsZpZYOBoiw[/youtube]