Célibes, austeros y obedientes

17

 

Un grupo de voluntarios durante el encuentro que mantuvieron con el Papa en Ifema. / Kiko Huesca (Efe)

El Papa los quiere así: célibes, austeros y obedientes. Un perfil francamente triste para los soldados de un ejército que aspira a la vida eterna. Me van a perdonar, pero sin comerse un rosco, sin algo de cash y mansos como corderos… ¡Vaya mierda de vida eterna! No aspiran a mucho los seguidores de Benedicto & Co, esa multinacional del perdón y el pecado que ha tenido a bien advertir a sus fieles de la existencia de copyright: “No se puede seguir a Jesús fuera de la Iglesia”, sentenció el Teddy Bautista del catolicismo. Fue la guinda a unas jornadas esperpénticas que se pudieron seguir con detalle en las televisiones públicas sumisas y, por supuesto, en Intereconomía, 13TV y Canal Diocesano.

“Sobre Cuatro Vientos cae agua bendita”, decían sin la más mínima ironía en Telemadrid mientras el aguacero dejaba a célibes, austeros y obedientes empapados como pollitos. En TVE retrocedieron algunas décadas, recuperaron el tono anímico del NODO, y ofrecieron horas y horas de decepcionante televisión antediluviana. Televisivamente hablando, el espectáculo organizado por Benedicto estuvo muy por debajo de lo que reclama el siglo XXI. Sabemos que los viejos curas nunca mueren, pero es evidente que se repiten: sus espectáculos son más previsibles que un concierto de Julio Iglesias. Mucha carita de no haber roto un plato, mucho disfraz, mucha cruz, mucha hostia… Y poco más. ¿Dónde están esos milagros? ¿Qué fue de aquellas apariciones? ¿Para cuándo, si no para estas ocasiones, reservan resurrecciones y multiplicaciones de catering? La primera misa, el pasado jueves, hundió la programación de La 1 (6,5%), destrozando las audiencias conseguidas minutos antes por series y culebrones (“Amar en tiempos revueltos”, 21,2%). Y es que donde esté una tormenta de sensuales pasiones desenfrenadas, que se quite una teatral confesión multitudinaria en garitas de diseño.

La presencia de Lucifer, aunque hubiese sido como telonero, hubiera dado otra dimensión a un show de carácter conservador, pero lo más parecido a la presencia del maligno fueron cuatro truenos y media docena de relámpagos. Poca cosa para una ciudad que ha dedicado una estatua al ángel caído y tiene un barrio tan satánico como Carabanchel. El Papa, algunos cientos de obispos, unos millares de monjas y un millón de sumisos no pueden competir, televisivamente hablando, con Mila Ximénez, ex del ex tenista Santana y rabiosa diablesa de Telecinco durante la visita de las JMJ. Benedicto propone una mujer pura, obediente y silenciosa, una monjita, circunstancia que aprovechó Vasile para poner su cadena en manos de una pécora que, lejos de ajustarse a ese papel de fémina secundaria, parece poseída por mil demonios sarnosos. Ximénez arrasó en “La Noria” con sus exabruptos, sus malos modos y sus giros de cuello de 360 grados, mientras que Benedicto empalagó con su palabrería hueca, su hipocresía moral y la rigidez cervical que le produce el camauro.

El Papa los quiere célibes, austeros y obedientes, mientras que la televisión los reclama promiscuos, derrochadores y rebeldes. El resultado es parecido,  sendas casas de putas, pero la audiencia prefiere el cachondeo. Normal.

17 Comments
  1. Selito says

    1. Boss, andas demasiado monotemático últimamente. Ya se que la actualidad es la que es y que el Desco está de vacas aún, pero se echa en falta alguna variedad, aunque sea en forma de posdata
    2. La descripción del evento así en plan concierto de Bisbal ha sido un punto, especialmente la narración de la ausencia de los Lucifer de teloneros (¿heavies teloneando a Bisbal? ¿¡Ande vamos a parar!?)
    3. Por completar la info. la Mila se debío joder el cuello con tanto giro porque al dia siguiente no fue a su Sálvame a currar porque «se encontraba ma después d elo de la Norial»

  2. Carlos G says

    La palabra que mejor define a esta iglesia es HIPOCRESÍA. Lo de célibes, es de cara a la galería, porque de puertas adentro ya sabemos cómo se las gastan, especialmente con los inocentes niños. Lo de austeridad, para qué hablar, basta volver a ver bajar del avión a ese papa con un crucifijo de oro macizo con el que se hubiera evitado que murieran de hambre muchos somalíes. Y lo de obedientes, pues lo mismo, se trata de obedecer sólo a las consignas retrógradas e integristas que lanzan los jerarcas católicos, mientras ellos a escondidas hacen todo lo contrario.

  3. landis11 says

    Podemos criticar y con motivos algunas cosas de la JMJ. Pero estoy convencido que este mundo sería mas justo, si esta juventud pudiese gobernar al mundo.

  4. elnene says

    Jejeje gran post. Me ha encantado la narración del evento en plan macrocincierto. A mí esta gente la verdad me preocupan poco. Los curas, me refiero. Gracias a dios las iglesias se están vaciando, los viejos se mueren y los nuevos cada vez pasan más de estas comparsas de drag-queens (aunque desgraciadamente aún les queda el denominado Tercer Mundo, donde la ignorancia les sigue dando mucha cancha). Todo este show no ha sido más que un intento de demostrar que la iglesia no se muere, cuando todos percibimos que es justo lo contrario. Están desesperados. Paciencia y cultura hace falta. Al fin y al cabo, una especie que no puede reproducirse (celibato), está condenada a la extinción.

  5. qq says

    Aquí el catedrático diciendo dos o tres verdades: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Estado/aconfesional/Iglesia/catolica/elpepuopi/20110823elpepiopi_5/Tes.

    Y aquí un carabanchelero, adecuadamente satánico (al fin y al cabo, vivo a menos de un km de la casa de toda la vida -hasta que se mudó a Gran Vía- del simpar Santi Segura), saludando.

  6. qq says

    @landis11: Gran parte de la juventud que citas no es sino la cachorrada de aquellos que ahora manejan los hilos, en los gobiernos y en las empresas. Jovencitos opusianos, kikos y mercenarios de cristo. Los mismos que, no contentos con lo de la semana pasada, volvieron a colapsar mi pueblo ayer: http://www.elpais.com/articulo/espana/Miles/personas/acuden/acto/Camino/Neocatecumenal/Cibeles/elpepuesp/20110822elpepunac_8/Tes.

    Qué peste, por Darwin. Líbrenos la evolución de que esta gente llegue a ostentar poder alguno. Saludos.

  7. Melni-bone says

    Landis11 eso que dices tendrías que razonarlo pues si no se queda en una boutade.

    ¿porqué un joven cristiano va a ser mejor gobernante que un cuarentón con dos carreras universitarias y en paro?

    Yo soy ese cuarentón y quiero gobernar.

    Elric

  8. Selito says

    Elric, no se de qué te quejas. Estarás en paro pero tienes una espada superchula. Utiízala, hombre!! 🙂

  9. @moneyshotsays says

    A diferencia de la situación en el Cuerno de África, la esperanza de vida de la nueva clientela de la fe a la que Benedicto Superstar predicó estos días le permitirá rentabilizar con creces el coste por evangelización previsto.

    http://www.mymoneyshot.blogspot.com

  10. iosu says

    Karabantxel roolz.

  11. Alberto says

    Telita con el post!! Hay telebasura y hay ciberbasura. Usted, señor Pérez de Albéniz encaja en la segunda categoría perfectamente. En este texto se está insultando a un montón de gente, entre ellos, a miles de católicos como mis padres, que ni son sumisos, ni son obedientes, ni otras descalificaciones… Qué tipo de información es esta? Ah, claro!! Es sólo su opinión!! Quien se cree, Chomsky? Eso le queda a años-luz, no se haga ilusiones. Le voy a dar mi opinión: dedíquese a la costura, que seguro se le da mejor que informar.

  12. eins says

    Usted critica a esos jóvenes. ¡Qué contraste! En Cuatro Vientos, con más de 1.600.000 jóvenes, el Samur atendido lipotimias, rozaduras y demás cosas sin importancia. Mientras tanto, dos jovenes de 18 años, en Getafe, apenas 10 km de Cuatro Vientos, experimentaban esa vida «alegre» que usted anuncia. Los dos jóvenes murieron por sobredosis. ¡Vaya diferencia de juventud!
    El Samur no atendió a ninguno de los peregrinos ni siquiera por una pequeña borrachera.

  13. laau says

    CÉLIBES: Dicho de una persona: Que no ha tomado estado de matrimonio. Que yo sepa, la mayor parte de los cristianos adultos viven en el matrimonio y tienen varios hijos.

  14. laau says

    Buenas. Me llamo Laura y soy una de las jóvenes que asistió a la JMJ. Quiero aclarar que no soy ahora, ni seré cuando me case, una mujer sumisa, obediente y silenciosa. Soy una mujer del siglo XXI. También quiero decir que creo que tiene esta opinión porque se ha informado o le han informado mal y que los jóvenes cristianos tenemos grandes aspiraciones. ¿Acaso aspirar a la Vida Eterna no es algo grande? Y sin ir tan leeeejos (que tampoco hace falta), ser felices y hacer felices a las personas que tenemos alrededor, ¿no es tener grandes aspiraciones?
    Y si no le he convencido, que no lo creo porque con unas pocas líneas es casi imposible, le aconsejo que si le interesa, conozca por ejemplo……….. a un cura o a alguien del mundillo e infórmese directamente de la realidad de la Iglesia. Yo era una cristiana nada (cero) convencida pero la vida y las personas con las que me he topado en ella me han hecho cambiar de opinión. Entre estas personas está un amigo que es cura precisamente. Ah, si no le apetece hacerlo, puede ponerse en contacto conmigo, así puede que vea las cosas de otra forma.

Leave A Reply

Your email address will not be published.