JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 14:39

Imagen capturada de Jesús Gil en uno de sus programas en la cadena Tele 5. / YouTube

Me gusta el fútbol. A rabiar. Pero reconozco que en su versión más comercial y televisiva está haciendo un daño irreparable a nuestra sociedad. Transmite una imagen agresiva, sucia y empobrecedora del deporte. Es un ejemplo nefasto para los ciudadanos, sobre todo para los más pequeños. El fútbol sugiere que ganar lo justifica todo, y nos invita a ser tramposos, insolidarios, mezquinos, violentos. Nos hace peores personas. ¿No me cree? Entonces es que no vive el fútbol en toda su intensidad…Métase un dedo en el ojo y piense en Mourinho, el tipo que está cubriendo de mierda la supuesta inmaculada imagen del mejor club del mundo. Salga al balcón, grite “¡catalanes hijos de puta!”, y siéntase tan español como un niño frente al televisor de un bar. Péguele una patada en los testículos a su marido y pregúntele: ¿cariño, cómo ha quedado Osasuna? Y no olvide jamás que en España solo hay una imagen más repugnante que la del político corrupto, el constructor desalmado o el nuevo rico ignorante, despilfarrador y soberbio: la del presidente de un club de fútbol. Jesús Gil, el ciudadano que reunía las tres miserias en un solo corpachón, fue ejemplo perfecto.

El fútbol es tan peligroso, tan asocial, desde que abandonó las calles y se instaló en los despachos. Es decir, desde que mueve cantidades insultantes de dinero. El precio de una entrada, el sueldo de un futbolista, la deuda de los clubes, el mercadeo de las televisiones… El fútbol es el responsable de que dos empresas progresistas de comunicación, como dicen ser Prisa y Mediapro, hayan mantenido una fratricida batalla financiera, la guerra del fútbol, que casi destruye a ambas. Pobres.

Las ambiciones capitalistas de estos grupos de izquierdas ha calcinado el negocio del fútbol televisado. El pago por visión ha muerto. Todo lo que nos contaron hace meses era mentira: el sobredimensionado mercado del balompié se hunde, Roures y Cebrián se ahorcan con la misma cuerda, Gol TV y el PPV de Canal + son un pufo, aquello de los partidos a un euro era mentira, la TDT es un fracaso que ha hecho explotar la burbuja audiovisual, la mejor liga del mundo es una liga entre dos equipos…

Aquí no termina la crisis del fútbol en los medios. Las emisoras de radio españolas se han plantado ante la pretensión de la Liga de Fútbol Profesional de cobrarles un canon (el 20-25% de los beneficios) por dejarles entrar a los estadios para retransmitir los partidos. “Nos acogemos al derecho de información y a que los partidos son de interés público”, dicen los locutores en medio de un tsunami de cuñas publicitarias. ¿Derecho de información? Eso sería dar el resultado, las incidencias y la clasificación. Rellenar horas y horas de programación, saturadas de anuncios, retransmitiendo de manera gratuita un deporte que cuesta (y genera) millones, es un negocio francamente rentable para la SER, la COPE y compañía. Pero resulta una utopía en estos tiempos de neoliberalismo salvaje.

Los informadores alegan que fútbol y radio se benefician mutuamente, pero los dueños del balón (la LFP y las televisiones), no piensan lo mismo: “Los clubes quieren poner en valor su producto con todo el derecho. Y nosotros también”, ha declarado Jaume Roures, máximo responsable de Mediapro. “El fútbol puede vivir sin radio”, sentencia Roures.

El fútbol puede vivir sin radio, seguro. Es la sociedad la que debería aprender a vivir sin fútbol. Sin este fútbol depredador, maleducado y mercantilista.

Artículos Relacionados

  • Melni-bone

    Boss, ya sabíamos de tu vicio. ¡Qué se le va a hacer!; todos tenemos algo que ocultar.

    Yo, que soy muy curto y mu leido, paso del fumbol. Lo poco que veo en la tele es siempre lo mismo, Madri y Barsa; o, a veces, Barsa y Madrí.

    Leed más, y por supuesto, escuchad música en la tranquilidad de vuestro rincón favorito.

    Elric

  • Selito

    Pues nada, Jefe, que ha resumido Vd a la perfección los motivos para No ver furgol que vengo cosechando desde hace ya unos lustros de nada.
    Por supuesto, el problema no es sólo del furgo: añádase casi cualquier otro deporte que mueva a más de 3 fan-áticos juntos (basquet, tenis, ciclismo, motor…)
    ¿Será luego extraño que uno no haga deporte? (como excusa viene al dedo, no digais que no 😉 )

  • cerca del mediterraneo

    ¿Será Mouriño un submarino de las “elites intelectuales” de éste pais pare acabar con el fútbol de una puñetera vez?
    cercadelmediterraneo.wordpress.com

  • Carlos G

    Con la que está cayendo, no es de recibo que sostengamos entre todos las deudas de los clubes de futbol mientras se mantienen los sueldos millonarios de “estrellas” como ronaldo o alves, que apenas saben hablar. No es de recibo que millones de personas no tengan trabajo y se les discutan hasta los 400 euros de subsistencia, al tiempo que se gastan 45 millones de euros en fichar a fábregas o a cualquier otro parecido. Esto es de sentido común, pero con el futbol de por medio, desaparece lo razonable y se olvida hasta lo indispensable. De hecho podríamos llegar a morir por el futbol. Si por mí fuera, desaparecería esta liga del despilfarro, ahogada en sus propias deudas. Por no hablar de la faceta de exaltación nacionalista del furbol, que consume las pocas energías que muchos pueden dedicar a pensar en términos sociales. Saludos.

  • qq

    Estoy con el Boss: a mí también me gusta mucho el fútbol. Pero cada vez me da más vergüenza reconocerlo, por toda la basura que le rodea. Creo en que estamos de acuerdo en que lo que sale en la tele y la radio no es fútbol, sino negocio. Fútbol (o baloncesto) es lo que juego (o intento lo mejor que puedo) todas las semanas con unos colegas.

    Aún así, partiendo de este supuesto, los mismos que instigaron este enorme negocio del espectáculo se lo están cargando. La avaricia está rompiendo el saco, los pufos, las deudas y los chanchullos se acumulan. Y están afectando a la competición, que se está convirtiendo en una estúpida lucha de dos que, a corto plazo, puede ser divertida, pero a largo plazo no se sostiene, y acabará por fagocitarlo y arruinarlo todo.

    O los que manejan este cotarro caen en la cuenta de que la vaca está empezando a mostrar síntomas de anemia, a fuerza de tanto ordeñarla, o cuando quieran llamar al veterinario se la van a encontrar ya tiesa. No estaría mal, porque de paso se haría un limpieza de chupones, chorizos, cafres y aprovechados que es de lo más necesaria en clubes, administraciones y medios. Y a lo mejor así hasta conseguíamos recuperar un competición sana y atractiva para todos, y olvidar el coñazo adulterado en el que esto se ha convertido.

    Saludos.

  • elnene

    El fútbol es un deporte de fantasmillas. Es el único deporte que conozco en el que sus jugadores fingen contínuamente y tratan de engañar al árbitro.

  • Antonio

    Y digo yo: Lo de convertir los clubes de fútbol en sociedades anónimas, ¿no se hizo para que los presidentes tuvieran responsabilidad sobre las deudas que generaban? Pues no veo que a ninguno se el haya hecho pagar nada de todo lo que deben. Aquí se declaran en concurso de acreedores y como si nada. Vergonzoso.

  • malo

    Es que el fútbol siempre ha sido y será depredador, maleducado y mercantilista.

  • remoloncete

    Me quedo con el dedo de Mouriño. Me trae recuerdos del parvulario.

  • Juana

    ¿Pero hay alguna empresa, sea de comunicación o de hacer chorizos, de izquierda, si no es dirigida y controlada por los trabajadores? Ni el listo de Cebrían, que es académico, ni el afortunado Roures, que no es académico aunque es más feo que Picio, serían los mercaderes de la liga más corrupta del mundo sin los favores pasados y presentes de los gobernantes González y Zapatero, respectiva y continuadamente. Usura y mafia. Y la radio no se iba a ir de rositas. Pues claro, Roures y los chacones, que no tienen emisoras, no iban a dejarles chupar del negocio por la cara.

  • Selito

    A quién corresponda: Telematón parece no admitir más de 13 comentarios. Si se producen más, algunos (normalmente los intermedios) simplemente desaparecen. ¿Limitación de coments cual limitación del gasto público). ¿Gusta el 13 en Cuartopoder? ¿No gusta llegar a, pongamos, 20 o incluso 30 coments por argo?
    Si el fallo persiste, consulte a su servicio técnico

  • Selito

    Con el anterior marca 14. A ver si dura o uién desaparece

  • Carlos G

    Me declaro en huelga de ver futbol (indefinida).

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend