En estado de guerra

6
Isabel Linares, exdirectora general de RTV-Madrid. / academiatv.es

En una ocasión, cuando la “investigación periodística” del 11-M estaba en su momento cumbre, un directivo de Telemadrid me confesó el porqué de la actitud tan partidista, chusca y manipuladora de los informativos de su cadena: “vivimos en estado de guerra”, aseguró, “y tienes que elegir en qué bando estás”. Me sorprendió, y me causó inquietud, el lenguaje melodramático que utilizó, pero al tiempo me provocó una enorme ternura: estaba ante un idealista. Un tipo fiel a unos principios, que podía estar confundido, de acuerdo, pero se movía por impulsos morales.

Enterarme de los sueldos de los directivos de Telemadrid, cadena que acumula una deuda de 245 millones de euros, ha sido un duro golpe. ¿No quedan ya soñadores? ¿Qué fue de aquellos filántropos capaces de matar, o de hundir una tele pública, solo por difundir sus creencias? Un partidismo político indisimulable, una ideología ultraliberal feroz o simplemente un deterioro intelectual irreversible parecían las respuestas más racionales a la decrepitud periodística y moral de los informativos o las tertulias de Telemadrid. Pero no, no era solo ideología o estupidez. También estaba la pela…

“La exdirectora general de RTV-Madrid, Isabel Linares, percibió 170.000 euros (más que la presidenta de la comunidad); el subdirector, 136.000; el jefe de informativos, 128.000”, cuenta la web Sostelemadrid, ofreciendo datos filtrados del año 2009. ¡El Wikileaks de la tele pública madrileña! El ciudadano madrileño, que financia la cadena y exige transparencia, puede preguntarse, con todo el derecho del mundo, los sueldos actuales de tan ruinosa cadena. Imposible saberlo: secreto de ente público. Deberá conformarse con conocer que “Con voz y voto”, espacio de producción externa presentado por Melchor Miralles, tiene un coste 42.000 euros por programa y una audiencia ridícula de apenas un 2,4%.

Se manipula, se miente y se intoxica por ideología, sí, pero también por dinero. A la mierda cualquier contemplación ética o hipocrática: dame más de 100.000 al año y estoy en tu trinchera. Ahora que ya somos conscientes, que nos hemos caído del guindo, necesitamos saber más. ¿En qué se están gastando nuestro dinero las televisiones públicas? RTVE oculta, tal y como informó Público ayer en portada, cuánto ganan sus consejeros. Sí, esos once bellacos que pretendían tener acceso al sistema de edición de los telediarios y que se levantaron, en 2010, un millón y medio de euros. “¿Cuánto gastan en tarjeta Visa Oro con cargo al presupuesto de RTVE los miembros de su Consejo de Administración? ¿Cuánto cuesta el personal de apoyo que les asiste? ¿De cuántos coches oficiales y chóferes disponen?”, se preguntan en Público. Yo iría más lejos: ¿tiene que tener un Consejero de Administración de RTVE Visa Oro, personal de apoyo y coche oficial?

Mala gestión, partidismo, sueldos desproporcionados, despilfarro, manipulación, censura, ausencia de transparencia… El prestigio y la utilidad de las televisiones públicas está en entredicho. ¡Qué contentas deben estar las cadenas privadas!

P.D.

Cubrir de mierda la televisión pública se ha convertido en el deporte favorito del PP. Por un lado el Gobierno en minoría de Asturias, que preside Francisco Álvarez Cascos, acaba de aprobar un recorte inmediato de sus transferencias al ente público de la Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA) de 11,3 millones de euros, el 30,54% de su presupuesto, que la condena al cierre. Ni ley ni decisión parlamentaria: hechos consumados. Por otro, los populares continúan con la impresentable campaña de acoso a Ana Pastor, la presentadora de “Los desayunos de TVE”. Ya habían sugerido que, en caso de ganar las próximas elecciones, prescindirían de sus servicios. Pero como están crecidos, los populares insisten en el tema y siguen hostigando a la periodista de la televisión pública: “Encuesta: ¿Qué nombre se pondrá @anapastor_tve tras el #20n? Dicen por ahí que será @anapastor_canalsur”. Este ingenioso texto escribió en Twitter el miembro del PP Ángel Mínguez, secretario de Presidencia de las Cortes Valencianas. Después pidió “privatizar RTVE”.


loading...

6 Comments
  1. SOTANA ROJA says

    Estamos asistiendo a un Golpe de Estado Mediático en la Prensa escrita y digital, pero sobretodo en las Televisiones Privadas , Autonómicas y Estatales.
    George Orwel creó el libro «1984»,sobre la Barcelona durante la Guerra Civil poniendo como Gran Hermano en sentido figurado la figura a Stalin o Hitler, lo que no entró en sus cálculos es que fuera a utilizarse por países que se llaman asimismo democráticos, usurpando la figura de los dictadores pero actuando mediatamente como si lo fueran.
    No es de recibo que mientras se recorta en Sanidad y Educación , se mantienen Medios(Prensa y TV) cueste lo que cueste con el fin de «dirigir la opinión de los ciudadanos a sentimientos controlados» por las áreas de poder.

  2. krollian says

    Con tanto privilegiado sinvergüenza ¿a quién le pilla de sorpresa la crisis? A estos les dan igual los recortes. Si les hace falta un médico, se lo compran…

  3. Albar says

    quién es este chalado que se hace llamar en estado de guerra?

  4. Albar says

    chalado y psicópata, claro…

Leave A Reply

Your email address will not be published.