Frente a los recortes del bipartidismo, IU es la alternativa

3

Cayo Lara *

El 15 de octubre del mes pasado, millones de personas, en más de 800 ciudades de todo el mundo, en 80 países, en los cinco continentes, nos movilizamos por un cambio político global originando la mayor movilización mundial de la Historia en demanda de otro orden económico e internacional más justo y más democrático, que pusiera coto a los desmanes originados por la globalización y la especulación financiera o economía de casino. El martes pasado culminó con en el desalojo de los últimos ciudadanos acampados en distintas ciudades de los EEUU, con más de 70 detenciones.

Publicidad

Mientras tanto, los delincuentes de guante blanco y sus amparadores, quienes se han llenado los bolsillos con sueldos y rentas escandalosas, los responsables del incendio, los que consiguen que los Estados les salven los agujeros de su festín y los que obviaron sus responsabilidades de vigilar los desmanes no han pasado aún por ningún banquillo.

Publicidad

En nuestro caso particular, ya es conocido por todos los ciudadanos que el Gobierno, primero, negó la crisis y, después, la vinculó a la crisis internacional, lo que era cierto pero no era toda la verdad. Tras ello, el pensamiento económico oficial inundó los medios de comunicación definiendo la situación como una mera crisis financiera.

El diagnóstico era y es falso y por eso la medicación ha sido contraproducente, lo que ha conllevado a un agravamiento de la enfermedad.  Sus resultados están a la vista de todos: cifras escalofriantes de desempleo, paralización económica -con claras amenazas de recesión-, una enorme deuda privada –que es tres veces superior a la pública–, un volumen de desahucios inasumible socialmente y un incesante intento por destruir la educación y la sanidad pública, que es el poco Estado del Bienestar que nos queda.

El PSOE ha renunciado a las políticas mínimamente socialdemócratas, decepcionando a sus votantes, ha vendido nuestra soberanía al poner la democracia de rodillas ante los mercados financieros y ha compartido con el PP las políticas neoliberales que emanan de la llamada nueva gobernanza económica en la UE, del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, de la Reforma Estructural y del Pacto del Euro, que solo pretenden garantizar la acumulación del capital y desmantelar el modelo social europeo.

El último escándalo producido al alimón entre los dos partidos, al parecer posiblemente  impuesto desde Bruselas, y sin contar con la opinión de la ciudadanía, gira en torno a la reforma de la Constitución española, al introducir la obligación de priorizar el pago de la deuda antes que satisfacer las necesidades derivadas de cualquier otra política como la sanitaria o la educativa, por no hacer referencia a la inversora, que podría servir para generar puestos de trabajo y aumentar el potencial de crecimiento de la economía. Entre los dos partidos se han cargado el pacto constitucional.

En esta misma dirección quisiera subrayar que las medidas de austeridad, recortes y congelaciones adoptadas hasta el momento no nos van a ayudar a salir de esta situación, porque estamos ante una crisis sistémica del modelo capitalista de donde únicamente se podrá salir fomentando la demanda mediante dos ejes fundamentales: creando y ayudando a crear empleo, por un lado, y estimulando la economía productiva mediante el apoyo a las PYME, por otro.

Lo demás sólo son medidas que intentan acabar con los derechos de los trabajadores, transformar en mercancías importantes sectores públicos y garantizar los intereses del capital financiero. Por ahí no hay ni habrá salida social de la crisis, sino únicamente más beneficios del capital financiero, y con ellos más control económico, político e ideológico de la sociedad.

Frente a la “R” de recortes, desde Izquierda Unida nos presentamos ante los ciudadanos con una  “A” de alternativa, con un proyecto de recuperación de la soberanía nacional y ciudadana elaborado con más de 12 organizaciones políticas progresistas y un programa en donde la creación de empleo y el cambio de modelo productivo son los objetivos principales.

Desde nuestro punto de vista, este proyecto debe iniciarse inmediatamente a partir de la defensa de lo público, con el fortalecimiento de algunas Administraciones, como por ejemplo, la Agencia Estatal de Administración Tributaria o la Inspección de Trabajo, con el fin de combatir el elevado fraude fiscal y la economía sumergida existente en nuestro país; la creación de un polo de banca pública capaz de apoyar financieramente a las PYME, y una reforma fiscal que haga de la progresividad y de la igualdad de tributación de las rentas del trabajo y del capital su principal caballo de batalla.

Fuera del orden estrictamente económico también proponemos una reforma del sistema electoral que implique un reparto más justo de escaños, que haga que toda la soberanía del pueblo esté representada en el Parlamento de una forma más proporcional y ecuánime que la actual

A nadie se le escapa que estas elecciones son históricas. No se elige entre PSOE o PP, se va elegir entre Democracia o Mercado, entre Público o Privado, entre Soberanía o vender el país a trozos.

A los poderosos no les hace daño la abstención, ni el voto en blanco o nulo. Esto sólo refuerza su proyecto de vaciar la soberanía popular, de gobernar sin control ciudadano. Se dirimen muchas cuestiones claves en esta coyuntura histórica. No todas en las elecciones, ciertamente, pero no pocas en ellas. Ninguna de las medidas antisociales puestas en práctica en el último año tenía nada de inevitable: fueron decisiones de gobernantes que no las llevaban en sus programas electorales, y que por ello no deben volver a recibir un cheque en blanco. Ni unos ni otros. Que nadie se permita olvidar que democracia es poder elegir.

Hay algunos que quisieran cerrar ya las urnas a golpe de encuestas pero la voz la tiene el pueblo y las urnas están vacías.

(*) Cayo Lara es coordinador federal de IU y cabeza de lista de esta formación al Congreso por Madrid.
Programa electoral de IU.
3 Comments
  1. Ratón says

    ¡Animo, Cayo!

  2. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    Señor Cayo Lara.
    Parece mentira que usted que nada hizo por impedir que en una de las Comunidades en las que habría sido posible impedir que gobernara la derecha, nos venga ahora con estas historias.
    Nada hay como la dispersión del voto para el beneficio de los que todos sabemos, ya que ellos votan lo que votan, a ciegas…
    Señor mío, desearle a usted y los suyos mucha suerte.

  3. borja says

    NI PSOE NI PP POR ESTO,corruptos 730 y los librados,29 años de gobierno mitad salario de Francia,Alemania,Italia,Inglaterra etc,se regalan coches,trajes,VPOS,viajes y joyas,se perdonan sus deudas,colocan a hijos,primos,amigos,control medios y analistas de TODAS las tertulias debates,se niegan saldar piso por hipoteca, incumplen programa electoral,(manipulan ceoe,ccoo,ugt,iglesia,tv,periodicos,todos a sueldo)¿JUSTICIA?¿existe una justicia justa?NO..NI PSOE NI PP,PERO VOTA.GRACIAS.PASALO PORFAVOR.

Leave A Reply

Your email address will not be published.