Presupuestos: Madrid pinta en bastos mientras se tiñe de verde

5

Francisco Javier López Martín*

Madrid dedica una buena parte de sus recursos a gestionar las competencias transferidas desde el Estado en materia educativa.  Los Presupuestos para Educación, en 2012, en la Comunidad de Madrid, crecen en 19 millones de euros, que en términos reales, suponen un retroceso del 1,1 por ciento con respecto al año anterior.

Este retroceso, sin embargo, tiene muy poco de equilibrado.  Así, mientras se recortan 44,5 millones de euros en la enseñanza secundaria pública, todo el incremento presupuestario va dedicado a reforzar la enseñanza privada, que ve crecer en 500 el número de aulas concertadas.

La enseñanza pública retrocede en secundaria y se congela en primaria y educación infantil, lo cual es difícilmente explicable cuando el número de alumnos crece en la enseñanza pública.

Los efectos también aparecen en los Presupuestos.  Menos alumnos en comedor.  Menos aulas y alumnos destinatarios de compensación por desventajas socioeducativas.  Menos aulas de enlace para inmigrantes.  Más alumnos, pero menos profesores en secundaria, en centros de personas adultas, escuelas de arte, conservatorios profesionales.  En definitiva, menos aulas públicas.  Una apuesta decidida del gobierno Aguirre por el debilitamiento de la enseñanza secundaria obligatoria prestada con medios públicos, para incrementar la transferencia de recursos públicos al sector privado.

Madrid vuelve a situarse a la cola de España en gasto educativo, dedicando un 1,74 por ciento del Producto Interior Bruto regional a Educación y un gasto de 3.581 euros por alumno.  Unos recortes que contrastan con los 1.837 millones de euros adicionales que el gobierno central transfiere a la Comunidad de Madrid, gracias al nuevo sistema de financiación autonómica, muy beneficioso para Madrid.

Esperanza Aguirre no puede mostrarse cicatera con la comunidad educativa madrileña.  Debe negociar y resolver cuanto antes el conflicto abierto con las instrucciones de inicio de curso, que han dado lugar a la mareaverde que inunda Madrid y a la convocatoria, hoy martes, de la novena jornada de huelga en la enseñanza pública.

Son tiempos de dura crisis y la enseñanza pública no puede convertirse en víctima propiciatoria de los recortes.

Con menos recursos y menos profesorado, despidiendo interinos en la enseñanza pública, lejos de preparar la salida de la crisis, nos hundimos aún más en la misma, dificultando su superación y debilitando las condiciones de salida.  Porque el problema no es ya cuándo salimos de la crisis, sino cómo vamos a salir de ella.

(*) Francisco Javier López Martín es secretario general de CCOO de Madrid

loading...

5 Comments
  1. Ronteky says

    No esta mal, pero la Lideresa necesita mas «leña».

  2. asd says

    Madrid esta a la cola de casi todo. Empezando por la verdad, la belleza (esta todo hecho una mierda) y la bondad. ¿Que se puede esperar de un pueblo que lleva 20 años votando al fascismo?

  3. Perri el Sucio says

    como madrileño suscribo todo lo que dice asd. Disfruten lo votado.

  4. celine says

    Pues a mí me parece que Madrid, a pesar de sus gobernantes, es una delicia. Y más lo sería si sus habitantes fueran menos urgidos por no se sabe qué prisas y cedieran, cuando van enlatados en el coche, el paso a los viandantes y éstos se movieran más despacio. Hace falta proponer y dar ejemplo, más que soltar palabros y pesimismo. Leed la entrada de Luis Díez sobre Enrique Meneses. Da ideas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.