Fluidos

5

“El sudor de hoy aleja las lágrimas del mañana”. Una frase acojonante, ¿verdad? Pues no pertenece al famoso discurso pronunciado por Churchill en 1940. Ni al de Martin Luther King en el 63 durante la marcha por el trabajo y la libertad en Washington. Ni siquiera es el momento cumbre de un libro inédito de Charles Dickens. “El sudor de hoy aleja las lágrimas del mañana” es la oración elegida por María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha, para justificar las medidas de ahorro que dice verse obligada a adoptar y que, asegura, constituyen la “única opción” para  reducir el déficit público, encaminarse a la recuperación económica y crear empleo.

Cospedal recurre a los fluidos corporales menos comprometidos para añadir una carga dramática a su discurso tremendista. Lágrimas y sudor: porque solo trabajando más y recortando prestaciones sociales podemos salir de este agujero. Teniendo en cuenta que nuestro organismo es capaz de generar líquidos tan fascinantes como flemas, mocos, semen, bilis o lubricantes vaginales, me parece una insultante falta de imaginación y talento quedarse en las trilladas lágrimas y los trasnochados sudores. ¡Echemos el resto con la presidenta de Castilla-La Mancha! ¡Pongamos nuestros mejores fluidos a su entera disposición!

Lo de Cospedal es algo muy parecido a la lluvia amarilla. Porque resulta que la mano derecha de Rajoy, tan épica en sus homilías como sobrecogedora en sus alegatos, incumple la ley que obliga a las autoridades de su calaña a dar a conocer sus bienes. Es decir, que pide austeridad y sacrificio desde la oscuridad de su patrimonio oculto: sus declaración de bienes, rentas y actividades deberían ser públicos desde el pasado mes de julio. Y no lo son.

¿Lágrimas y sudor? Más bien orines de rata.

[youtube width="608" height="442"]http://www.youtube.com/watch?v=VF0iG2sNamk[/youtube]

Y hablando de pis de roedores... ¿Ha visto usted la rueda de prensa de Bebe? Seguimos con el tema central del post, puesto que todo acaba siendo cuestión de educación. Y que no hay tanta diferencia entre alguien aparentemente preparado y conservador como Cospedal y alguien supuestamente callejero y progresista como Bebe. El peinado, la ropa y poco más. En ambos casos, las palabras y los modales las pierden…

De cualquier manera, el verdadero problema de Bebe no es la rueda de prensa más patética y con menos sustancia de los últimos años. Ni siquiera su mala educación. El verdadero problema de Bebe son las canciones. Concretamente la mierda de canciones de su último disco. Le salva el chorro de voz…

[youtube width="608" height="339"]http://www.youtube.com/watch?v=k9sEa4C69WI[/youtube]

5 Comments
  1. elnene says

    ¿Por qué está tan encabronada ésta con los periodistas? ¿Alguno escribió que su disco es una K.A.K.A y está dolida, la pobre? Si no, no entiendo esta salida de tono, que el mero consumo de drogas varias no justifica.

  2. Selito says

    Uyyy, la Bebe, cómo se pone, la paya…
    Sin duda, una mujer atrapada por su pasado («¡suéltame, pasado!»)
    Lo del chorro de voz es coña, no? o siiii… y ya saben como sigue esto…
    Digamos que su voz es proporcional a sus carnes….
    Y de la Cospe…. ¡suéltame, pasado!

  3. Juan Ant, says

    Y yo me pregunto… ¿recibirá Bebe alguna sanción por fumar en esa sala? ¿O era al aire libre?

  4. jose says

    Cospe, la bien pagá, es el modelo a seguir por Rajoy y a implantar en toda la PPecracia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.