Huelga política

5
La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. / Ángel Díaz (Efe)

Por si usted tenía dudas sobre la oportunidad de la huelga general de mañana, le voy a recordar unas palabras de Esperanza Aguirre al respecto: “las huelgas generales deberían estar prohibidas”. La razón que esgrime la ex presidenta es tan contundente como para convencen al más escéptico: “está fuera de toda duda que (la huelga) tiene un carácter político”. ¿Un carácter político? La explicación de Aguirre es de esas que anima a salir a la calle, cargar con una pancarta y gritar contra el gobierno hasta la afonía. Y si me apura, a organizar  piquetes y hasta prender fuego a contenedores y cajeros automáticos. Aguirre proporciona la gasolina…

¡Pues claro que es una huelga política, señora ex presidenta! Concretamente es una huelga contra SU política, es decir, contra la política rastrera e injusta de su partido, esa política que lleva meses desdibujando la situación social, laboral y económica del país. Una huelga política, por supuesto, contra las mentiras y despropósitos de una casta, la suya, la política, atiborrada de privilegios y claramente incapaz. Una huelga política en un país con casi seis millones de parados, con desahucios, con rescates a la banca…

¿Qué ve usted de malo en una huelga política, señora ex presidenta? En esta vida todo es política, incluidas la sanidad y la educación, y por tanto los ciudadanos, empobrecidos y menospreciados, tenemos todos los motivos para intentar que esta huelga general, política, sea un éxito. Las mentiras de Rajoy, un presidente que nos ha engañado con el IVA, los recortes, el copago, la amnistía fiscal, los despidos…La incapacidad de la oposición, responsable de la agonía del socialismo, de la muerte de la izquierda, del esplendor de la derecha. Juntos, PP y PSOE, forman una élite que pide a gritos una huelga general… política.

5 Comments
  1. Albert says

    Huelga General! El 14 todxs a manifestarnos!

  2. Parado mayor 45 says

    No digan por un país no sé cuánto, por no sé qué.

    Digan cómo. Digan un plan. Digan qué idea. Digan el proyecto. Digan los pasos.

    No digan para terminar con tal cosa, para continuar con tal otra. Digan cómo.

    Digan con qué recursos. Digan con qué criterio. Digan con qué medidas.

    No digan frases vacías. No digan palabras tan generales.

    No digan “seguridad” si no dicen cómo.

    No digan “educación” si no dicen cómo.

    No digan “cambio” si no dicen cómo.

    Digan cómo. Concretamente cómo. Sinceramente cómo.

    Digan las respuestas; las preguntas las conocemos todos.

    Digan visiones reveladoras.

    Digan algo de los pensadores que leyeron, cuáles rescatan, con cuál disienten.

    Digan qué saben de filosofía política, digan qué saben de los problemas de la gente.

    Digan qué saben de economía, digan qué recetas ya fallaron y cuáles aún no se han probado.

    Digan la historia, las causas. Digan cómo saben lo que saben.

    Digan algo que no haya dicho nadie, algo que no sepamos.

    No digan discursos que no dicen cómo.

    No digan obviedades. No digan vaguedades.

    No digan sólo los titulares de las cosas. Digan las cosas.

    Digan con qué cálculos. Digan de qué manera. Digan con qué medios.

    Digan por cuál camino. Digan cómo. Específicamente cómo. Técnicamente cómo.

    Detalladamente cómo. Sabiamente cómo.

    No digan sólo eslóganes. No digan por arriba.

    No digan “salud” si no dicen cómo.

    No digan “vivienda” si no dicen cómo.

    No digan “empleo” si no dicen cómo.

    No digan lo que ya escuchamos mil veces, lo que ya sabemos de memoria.

    Digan una que no sepamos todos.

    Digan y sorpréndannos por lo ilustrados, por lo preparados, por lo sensibilizados.

    Digan y sorpréndannos por lo creativos, por lo comprometidos, por lo bienintencionados.

    Digan lo que quieren hacer, pero digan cómo.

    No digan palabras recitadas. No digan frases hechas por los asesores de imagen.

    No digan discursos de cartón. Digan cómo. Simplemente cómo.

    Claramente cómo. Particularmente cómo. Responsablemente cómo.

    Digan un plan. Digan qué idea. Digan el proyecto.
    Digan los pasos. Por cuál camino. Con qué recursos. Con qué criterio.

    Con qué medidas. Digan cómo.

    Los estamos escuchando…

  3. qq says

    Es es la cuestión: que la huelga es contra SU política. Si fuera contra la política de otro, seguro que Aguirre opinaría que no solo no hay que prohibir la huelga, sino jalearla.

    Y respecto a lo que dices de que todo es política, nada más atinado. Recuperamos (otra vez) la frase gloriosa de Brecht: «El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales».

    Mañana, TODOS A LA HUELGA.

  4. Mecacholo says

    Qué dos buenas citas, QQ y Parado mayor 45. Gracias.
    Nos vemos en las calles.

  5. bgt says

    La tia es lo que es y no hay mas cera que la que arde:
    Una puta payasa fascista de la clase de los vencedores del 39, biologica e intelectualmente. Su familia asesino, robo y le salio bien y ella solo espera repetirlo

Leave A Reply

Your email address will not be published.