La prensa de derechas agoniza

7
Portadas de los diarios de información general 'La Razón', 'La Gaceta' y 'ABC'. / cuartopoder.es

Espero junto a un amigo en el hospital, sentado junto a recepción, cuando llega un repartidor con un gran fajo de periódicos. Los deposita en una mesa, junto a un jarrón con flores de plástico, y se marcha sin saludar. La recepcionista se levanta, corta las correíllas de plástico con unas tijeras, y libera 25 ejemplares de La Razón, que quedan de manera gratuita al alcance de enfermos y familiares. Yo ni amago con levantarme a por un ejemplar. Ya tengo el mío: venía de regalo con La Tribuna de Talavera que compré por la mañana temprano para leer mientras desayunaba. Cuando un rato después abro la puerta de casa me encuentro con el correo: algunas cartas, unos recibos y el ejemplar del día de ABC. Jamás pagaría por semejante bazofia, pero me lo regalan por estar suscrito a National Geographic.

Cuando entro en el salón me siento extraño. El cuerpo me pide ponerme un batín de seda, sentarme en un sofá de cuero, aparcado frente a una chimenea de mármol atiborrada de cálida leña de encina. Me apetece mover cadenciosamente una gran copa de coñac tibio, y deseo con todas mis fuerzas que una pareja de galgos afganos retoce a mis pies, adormecidos por la música de Bertín Osborne que suena en el estéreo. No tengo servicio, pero me gustaría poder ordenar a alguien que me preparase un aperitivo y me lustrase las botas. ¿Qué me sucede? ¿Acaso me estoy aburguesando? ¿O simplemente son las secuelas de llevar bajo el brazo el ABC y La Razón?

La prensa de derechas agoniza. Sí, se que cuesta trabajo creerlo viendo el volumen del sonido de los informativos de Intereconomía o escuchando los sermones de fray Marhuenda en las tertulias televisivas. Gallitos de pelea defendiendo las subvenciones de Rajoy, bien en forma de publicidad estatal, de exclusivas filtradas o de un futuro puesto de trabajo. Pero lo cierto es que, asúmanlo, la prensa de derechas agoniza. Lo dicen las cifras…

Los últimos datos ofrecidos por el Estudio General de Medios (EGM) y la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) aseguran que en un año ABC ha perdido un 11% de sus lectores. La Razón ha caído en ese periodo un 19% en sus ventas y un 16% en difusión. La Gaceta directamente se desploma: sus ventas han bajado un 44% y su difusión ha caído un 39%. Las ventas de El Mundo han caído un 25% (las de El País “solo” un 16%).

Cuando la muerte de la prensa conservadora sea un hecho quedarán huérfanos cientos de ciudadanos, puede que incluso miles. Pero este Gobierno nuestro no piensa, no podía ser de otra manera, abandonarles a su suerte: ¡son sangre de su sangre! Para todos esos consumidores de periódicos nostálgicos, que ven cómo sus dosis de caspa informativa disminuye día tras día, la televisión pública anuncia tras el telediario de mediodía “Los años del NO-DO (1939-1940). Vencedores y vencidos”. Y es que en este país el que no está bien informado, a la última, es porque no quiere…

7 Comments
  1. Selito says

    Coño, pues si que vuelve el No-DO, oyes. Espero que al menos lo coloreen digitalmente, como las pelis de Errol Flynn….
    Alguna vaselina habrá que usar, no?

  2. Manolo says

    Quizas perderá dinero, pero no cerrará porque es una de las cuatro patas de «La Gran Derecha»,junto al PP, la iglesia católica y la gran patronal, y cada uno de ellos tiene su cometido.
    Y otra cosa,yo con los 426 euros de este mes, no se si irme al caribe o cambiar de plasma, total, si de todas formas con ese dinero no me va a llegar para pagar la hipotece, comer, pagar la luz, ni mantener a mi familia.
    http://cercadelmediterraneo.wordpress.com

  3. Carlos G says

    La gaceta ya debería haber cerrado, por su situación económica (por sus contenidos no debería haberse editado); se sostiene gracias a sus influencias en el pp y a no se sabe qué piruetas financieras.

    Lo de la razón es un misterio: nadie la compra, sus ingresos publicitarios han sido siempre escasos, y ahora han caído en picado. O viven del aire (que les da la poca publicidad estatal/propaganda que les suministran, o no se explica cómo siguen saliendo a los kioscos.

    Abc es, de estos tres, el que más posibilidades tiene de aguantar, aunque está la cosa chunga también. Y no sé si seré algo pánfilo, pero como que considero al abc una especie de monumento (ajado, viejuno, sucio, pero monumento) de la prensa de este mi país.

  4. Franky says

    No solo la prensa rancia esta en caida libre porque segun noticias que me estan dando de boca a boca intereconomia no tiene ya para pagar las nominas a ninguno de sus empleados, salud y que ¡SE JODAN!

  5. qq says

    Es que no hay oso para tanta tanta caverna. La Gaceta y la Razón han intentado comerle a tostada ABC, el diario de derechas de toda la vida, o a El Mundo, que tira más de amarillismo, pero no han sabido encontrar su hueco, seguramente porque no existe, y la gente suele preferir el original a las imitaciones.

    De todas formas, me temo que estos son como los bancos, para los que el gobierno siempre tiene dinero. Así que igual la agonía es muy, muy larga.

  6. CAFE says

    Muy buno lo vuestro, Publico cerrado 20 sectarios,casi, el País dejando en la calle a muchos trabajadores. Hoy por hoy La Razón goza de buena salud, pero eso al rojerio le pica, se siente

  7. internet says

    Claaaaaaaro. Porque nadie se ha parado a pensar que las bajas de prensa escrita están directamente relacionadas con las altas en formato electrónico (más de 60.000 abonados actualmente a Orbyt) o con que la gente lee los periódicos online en sus webs. Iluminados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.