¿Qué le pasa a CCOO con las pensiones?

25

Agustín Moreno *

El sistema público de pensiones en España siempre ha estado en el punto de mira de las políticas neoliberales. Los ataques se han producido tanto con los gobiernos del PSOE como con los del PP, lo que demuestra que a la hora de servir a los intereses de la banca y de las compañías aseguradores no hay muchas diferencias entre ellos. Hagamos un breve repaso a la historia de los ataques y los pactos de pensiones.

Podemos hablar de dos etapas. La primera hasta la crisis de los dos sindicatos mayoritarios en 1994 (con la salida de Nicolás Redondo de la secretaria general de UGT, y con ruptura interna en CCOO) y su estrategia era la de oponerse a los recortes o firmar pactos de  mejora. En 1985 se produjo la primera agresión al sistema de pensiones por el gobierno de Felipe González. CCOO, junto con USO, CGT, ELA-STV y otros sindicatos convocaron la Huelga General del 20 de junio. Dirigía el sindicato Marcelino Camacho. UGT no convocó la huelga, pero se manifestó junto a CCOO en las vísperas, y Nicolás Redondo y algún diputado más votaron en el Parlamento en contra de la nueva ley del ministro Almunia. Fue uno de los elementos de ruptura entre la UGT y el PSOE. Cabe destacar en esta etapa el positivo acuerdo en materia de pensiones que se produjo tras la Huelga General del 14 de diciembre de 1988, con el que se conseguía el derecho a las pensiones no contributivas y la revalorización automática.

Publicidad

La segunda etapa es un recorte continuo, tanto en situaciones de crisis como de expansión económica. En 1996 firmaron los sindicatos un acuerdo con Aznar recién llegado al Gobierno, con un el rimbombante nombre de ”para la racionalización y consolidación de la Seguridad Social”. Dirigía CCOO Antonio Gutiérrez, que andaba por entonces en plena persecución del Sector Crítico del sindicato y que llegó a la defenestración de Marcelino Camacho de la presidencia.  Con el acuerdo sobre el Pacto de Toledo (ampliación del período de cálculo, reducción de los porcentajes) se recortaron los derechos potenciales de los trabajadores en materia de jubilación, entre un 7% y un 21%. Con éste acuerdo y otros más que aseguraron la paz social, se permitió la aplicación de una política neoliberal (privatizaciones…), que hizo que en dos años España pasase de no cumplir ninguna de las condiciones de convergencia a cumplirlas todas. Se había aplicado uno de los ajustes más duros del periodo democrático.

El siguiente pacto lo firmó solo CCOO (sin UGT) en 2001. Seguía gobernando Aznar y el secretario general de l sindicato era José María Fidalgo. Aunque contuviera algunas mejoras concretas, estimulaba el retraso de la edad de jubilación más allá de los 65 años, abría la posibilidad de establecer un nuevo perí­odo de cálculo con toda la vida laboral, reducía cotizaciones empresariales a la Seguridad Social y pretendía fomentar los planes y fondos privados de pensiones.

En el 2011, ya con Ignacio Fernández Toxo en la dirección, se firma un nuevo acuerdo de los sindicatos con el gobierno de Zapatero en sus horas últimas. El contenido se centraba en aumentar la edad legal de jubilación a 67 años, necesitando 37 de cotización para alcanzar el 100% de la base reguladora; en la exigencia de tres años y medio más de cotización (38,5) para poder jubilarse a los 65 años; y en ampliar los años de cómputo para el cálculo de la pensión de 15 a 25 años, lo que suponía un recorte de hasta un punto menos por año, es decir, un 10%, aunque se beneficiasen algunos pequeños colectivos. Esta reforma contenía uno de los mayores recortes de gastos previstos del continente, según el informe de envejecimiento de la Unión Europea (UE) de 2012 (Ageing Report). Y supone un listón inalcanzable para millones de personas, especialmente mujeres y jóvenes, con vidas laborales muy cortas y con baja cotización por el paro y la precariedad.

Nos encontramos ahora con la preparación para el último ataque a través de un informe de una comisión de “expertos”, formada por el gobierno del PP. El informe plantea las nuevas líneas maestras de recorte que son básicamente tres: desvincular la subida de las pensiones del IPC y ligarla a las cuentas de la Seguridad Social, reducir la pensión inicial con el argumento de considera la esperanza de vida, y adelantar los plazos de entrada en vigor del alargamiento de la edad de jubilación y de los nuevos sistemas de cálculo más lesivos para los trabajadores. Con el llamado 'factor de sostenibilidad' se reducirán automáticamente las pensiones actuales y futuras en relación al salario medio: un robo enmascarado en una fórmula compleja. En el informe se proponen “soluciones” como seguir con el alargamiento de la vida laboral, las rebajas de impuestos y el complemento de las pensiones privadas. Además, se anima a recortar las pensiones ahora que se acepta mejor el sacrificio (?), un argumento que demuestra la obscenidad de los autores: se refieren a que hay que aprovechar el saqueo generalizado sobre los derechos para imponer un nuevo y grave recorte.

Ha firmado este informe la persona que aparecía representando a CCOO y eso mancha al sindicato y alarma a los afiliados y trabajadores. Como representante de CCOO aparecía en los medios de comunicación y, lo que es más importante, así lo entiende todo el mundo. Es un economista corriente cuya presencia en la comisión obedece exclusivamente a su responsabilidad en el sindicato. Si no lo representaba, CCOO tenía que haberse desmarcado desde el primer día. Lo último que podía pasar es que para no sacar la pata se entrase en estrafalarias explicaciones a lo Cospedal sobre la representación directa, en diferido o algo así. Esta persona es un asalariado de CCOO que no debería firmar nada sobre un tema que afecta a la organización sin consultar a sus responsables: Carlos Bravo, secretario de Protección Social y, en última instancia, Ignacio Fernández Toxo. La dirección del sindicato tiene que explicar si le dijeron que no lo firmase, si le dieron el plácet, si se descuidaron y, sobre todo, qué decisión van a tomar ahora con él.

El informe es interesado, injusto y equivocado. Según dice la prensa, ocho de los doce “expertos” han estado cobrando y al servicio de bancos y empresas de seguros, y que el presidente es un colaborador de FAES. Y el fondo del asunto es meter miedo para reducir la expectativa de pensión y forzar el crecimiento de los planes y fondos privados de pensiones. Es injusto porque solo se sacrifica a los trabajadores, cuando en España tiene un gasto en pensiones inferior a la media europea (10,7% frente al 13,5% del PIB) y sigue existiendo un superávit de 62.000 millones de euros en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Es equivocado porque sólo incide en el recorte del gasto en pensiones y no se preocupa de mejorar los ingresos a través de una política económica orientada al empleo, a la mejora de los salarios, al aumento de cotizaciones y de los ingresos fiscales. Hay que recordar que la presión fiscal en España es de las más bajas de Europa: 32,6% frente a un 40% de media. También es equivocado utilizar una previsión de aumento de la esperanza de vida cuando, por primera vez en medio siglo, se ha producido una inflexión que  acentuará con la catástrofe social que vive este país.

Otra de las cosas más graves de este informe, apoyado por el representante de CCOO, es que sirve de justificación para otro incumplimiento más del programa electoral del PP. Ante este disparate, CCOO debe rechazar el informe y en vez de romper la unidad con UGT, debe empezar a organizar con ella la movilización frente a la nueva agresión a las pensiones que Rajoy se ha comprometido con Bruselas a perpetrar este año. Hay que defender el mantenimiento y la recuperación del poder adquisitivo de unas pensiones muy castigadas. Sólo Grecia y Letonia han aplicado ajustes tan drásticos en la pensiones.

Si analizamos la estrategia de los sindicatos con las reformas laborales, podemos ver que ha habido acuerdos y, también, huelgas generales frente a las imposiciones (1988, 1992, 1994, 2002, 2010, 2011, 2012). Sin embargo, en relación a las pensiones sólo se ha convocado la huelga general de 1985 y desde hace diecisiete años la dirección de CCOO ha firmado todos los acuerdos. Acuerdos que, en general, han supuesto un retroceso de las mismas (ampliación del período de cálculo, más años de cotización, retraso de la edad de jubilación…). Incluso, CCOO firmó un acuerdo con Aznar en 2001, rompiendo la unidad con UGT, que lo rechazó. Habría que preguntarse por el trasfondo. ¿Empacho de respetabilidad? ¿Visión a corto plazo de los dirigentes sindicales que no miden las consecuencias a largo para los trabajadores? ¿Legitimarse ante el poder en algunas situaciones? ¿El hecho de que los responsables del área confederal de pensiones siempre hayan sido del ala más a la derecha del sindicato?... Lo que no vale es usar el argumento (neoliberal y de la CEOE) de que los acuerdos son para consolidar el sistema, cuando los recortes son siempre evidentes.

Hay que recordar que siempre hubo en CCOO voces, como el Sector Crítico, que rechazaron estos malos acuerdos para no ser cómplices de los mismos, convencidos de que la “política de apaciguamiento” de los aparatos para evitar recortes mayores se demuestra inútil ante la insaciabilidad de la banca y la derecha.

CCOO no debe apoyar este nuevo ajuste a las pensiones. La degradación del sistema de pensiones se puede convertir en una singularidad de este país, como lo es la alta tasa de paro y la precariedad, condicionando estructuralmente la demanda y el consumo en la economía española. Si lo hiciera, se le señalará durante mucho tiempo (de los “expertos” no se acordará nadie) como a uno de los responsables principales del retroceso social en el que está entrando nuestro país. Supondría la ruptura con amplios sectores laborales, muy especialmente con aquellos que tendrán graves dificultades para alcanzar una pensión digna. Y será difícil recuperar el crédito social necesario para llamar a la participación y a la movilización contra nuevos recortes de derechos sociales en el futuro.

Ninguna complicidad, por tanto, con quienes quieren hacer con las pensiones lo que están haciendo con los salarios: pasar de salarios de hambre mileruristas a salarios doblemente de hambre de 400 euros. Con los que ponen en cuestión el sistema de reparto, bajando fuertemente las pensiones iniciales y medias y empujando a los trabajadores de mayor renta hacia los planes privados al tiempo que se rebajan las cotizaciones a los empresarios. En fin, que no es una cuestión técnica lo que se ventila, sino pura lucha de clases: defensa del sistema público de pensiones frente a privatización y empobrecimiento de la mayoría.

Supongo que estas reflexiones no les gustarán a una parte del sindicato. Lo siento, no quiero molestar a nadie. Solo contribuir a que CCOO no cometa una grave equivocación: apoyar uno de los mayores ajustes sobre las pensiones de toda Europa.

(*) Agustín Moreno es profesor de Enseñanza Secundaria en Vallecas (Madrid) y miembro de la Marea Verde.
25 Comments
  1. juan gaviota says

    Lo aquí expuesto ,refrenda mi opinión de que los sindicatos ,son un engranaje más del sistema, y que obviamente benefician a los dueños del sistema ,y no a los depauperados ciudadanos, que sostienen con un inhumano esfuerzo, a que el tinglado no se derrumbe sobre sus cabezas.

  2. inteligibilidad says

    Valga recordar que hay muchos tipos de sindicatos y de lucha…

  3. Raúl says

    Haciendo una lectura crítica del artículo, veo que gran parte de él se basa en la firma del representante de CCOO del informe. ¿Cómo se puede comprobar que dicho representante ha firmado efectivamente el informe? Gracias.

  4. Lucía says

    Agustín qué está pasando en ccoo? Organicemos la depuración en el sindicato. Más pronto que tarde.

  5. Domingo says

    Sr. Moreno, a que jode pasar de perseguidor a perseguido.

  6. Xelo Gómez says

    Gracias Agustin, no se como vamos a salir de esta, pero si Toxo no sale pronto y se desliga de lo que ha dicho este impresentable, creo que el sector crticcoos deberiamos dimitir en masa.

  7. MCarmen says

    Agustin, haces la pregunta, que le pasa a CCOO con las pensiones? Buena pregunta, pero caben muchísimas mas de las que has hecho en tu escrito. Salud

  8. Jesús_9barris says

    Agustín, te olvidas un dato: tras los logros del 14D del 88, decir «dirigía el Sindicato Antonio Gutiérrez», no por nada. Ahora diría que Toxo ha desautorizado al experto de UPyD

  9. sixto camara says

    «los ataques se han producido tanto con los gobiernos del PSOE como con los del PP…lo que demuestra que no hay muchas diferencias entre ellos». Cuando se firmó el acuerdo del año 1.988 ¿quién gobernaba el PSOE o el PP?
    Esas afirmaciones, esas faltas de matices, son entre otras las que nos han hecho perder credibilidad.
    Por cierto que el secretario de CCOO en aquel entonces era antonio gutiérrez.

  10. Adonio González Mateos says

    Algun@s hablan de que el sector crítico debe dimitir. En Catalunya ¿que sector crítico? Todo él ha sido expulsado, expedientado… por el sector oficialista (lease I.C.V), es decir, una vez más, la socialdemocracia. !Ell@s si son coherentes! Como bien dice Wilfred Buffet: «la lucha de calses existe, y la estasmos ganando nosotros» (es decir, ellos).

  11. manel says

    Lo que si tendrían q hacer los responsables de ccoo es explicarse y aclarar la posición al respecto. De entrada la cesión es de importancia. A cambio de quê?

  12. aandresh@hotmail.com says

    me doy de baja de afiliacion, no sabeis defender a los pensionistas, sois unos vividores

  13. Raúl says

    Me autorespondo. Parece que el «experto» de CCOO sí emitió voto favorable del informe, si bien con un voto particular. Véase su propia opinión: http://blogs.elpais.com/pensar-sobre-economia/2013/06/informe-sobre-el-factor-de-sostenibilidad-de-las-pensiones.html

  14. Anntonio says

    Si esto es verdad de que comisiones ha votado a favor de bajar las miseras pensiones, me estoy replanteando seriamente darme de baja del sindicato que erosiona los derechos de los trabajadores.

  15. autrueba says

    creo que se debe de analizar con sosiego el voto cuando se nombra a alguien se le debe de dejar claro a quien representa y no el mismo

  16. Lourdes says

    Esta actitud de una persona de COO no se puede comprender, conozco a muchos sindicalistas que trabajan con ahinco para dignificar a los trabajador@s, es un momento
    de que los sindicatos se paren, coincidan en hacerse una autocritica, reconocer al sector crítico y que salgan todos a una reforzados en sus mejores convicciones como personas y como sindicalistas, y que seais una esperanza con contenido en este caso para los pensionistas.

  17. durruti6969 says

    Parece que se te olvida que los COCOs son los propietarios de la mayor parte de los planes de pensiones del país (junto con UGT). Siempre es importante sacar tajada para la dirección.
    Hace tiempo que CC.OO y UGT dejaron de ser sindicatos de clase. De hecho, ni siquiera «representan» a los trabajadores. Unicamente miran por sus intereses económicos.

  18. Y más says

    Almunia siempre está tras las cortinas de los avariciosos. Qué personaje tan antipático.

  19. maria says

    Bueno, esto ya es la gota que colma el vaso; por si no fuesen suficientes las drásticas subidas de impuestos que estamos sufriendo desde que el PP accedió al poder con la consiguiente merma del poder adquisitivo de los ciudadanos,del secuestro de la sanidad, la educación, el fraude de las preferentes, los continuados casos de corrupción a los que ya estamos acostumbrados y los continuos privilegios de la corrupta clase política, bancaria, oligarquia de grandes empresas

  20. maria says

    Bueno, esto ya es la gota que colma el vaso; por si no fuesen suficientes las drásticas subidas de impuestos que estamos sufriendo desde que el PP accedió al poder con la consiguiente merma de la capacidad adquisitiva de los ciudadanos,del secuestro de la sanidad, la educación, el fraude de las preferentes, los continuados casos de corrupción a los que ya estamos acostumbrados y los impunes privilegios de la corrupta clase política, bancaria, la oligarquía de grandes empresas, oscuros intereses al servicio de abnegadas castas neoliberales, ahora quieren cargar contra las personas más débiles y con unas pensiones que salvo excepciones están por debajo de la media europea, por lo visto debe ser la mejor forma de acabar con ellos porque ya no resultan rentables socialmente… pero vamos como todo lo analizan en términos económicos parece que no debiera sorprendernos; realmente estamos ante un macro genocidio del pueblo español y como no reaccionemos y el pueblo se movilice van a acabar con nosotros porque es ya imposible que se puedan recortar más nuestros derechos; si tienen que empezar a recortar es por arriba por donde tendrían que dar ejemplo como quitarse privilegios de los que disfrutan desahogadamente sin importarles lo más mínimo la defenestración que está sufriendo la población, realmente alguien todavía piensa que esto es la llamada ¡¡DEMOCRACIA!! que nos colaron en el 78 y nos iba a convertir en ciudadanos con auténticos dererechos democráticos, ya es hora de despertar y reconocer que este país ha sido y es donde reyes, reyezuelos, caciques y pervertidos campan sin desenfreno a su antojo.

  21. manuel perez says

    Sobre la reacción del comité confederal al voto del experto de CCOO

    Cuantas mas veces leo el comunicado del 11 de Junio del comité confederal de mi sindicato CC.OO., mas incertidumbres seguramente infundadas, se me amontonan en el cerebro.
    Me resulta del todo imposible olvidar que es el tercer comunicado que la dirección emite en tres días. Es en este último mensaje que se pone sobre el papel que el objetivo del informe de los expertos sobre las pensiones, realmente tiene como objetivo cumplir con los acuerdos o imposiciones de la comisión europea. Afirmo yo también pero puedo estar equivocado, que solo de eso se trata, justificar al gobierno español para dar cumplimiento a la exigencia de disminuir los gastos en pensiones y eso que ha costado tres comunicados establecer, palidece el resto de las declaraciones y al mismo tiempo, nos sitúa ante una perspectiva amenazadora .
    Quisiera minimizar el peso de las palabras y ser lo suficientemente prudente, como para no condenar mas allá de mi opinión al sindicato al que he pertenecido y en el que permaneceré pase lo que pase. Pero se desprende de la lectura de la rectificación una cierta justificación de ese “compañero”. Le debemos a él, el que no se haya modificado sustancialmente el sistema de reparto para el futuro de las pensiones. Toma ya. Es lógico que el hombre que ha justificado su decisión de votar a favor del informe frente a otros “expertos”, ya no le hayan quedado mas fuerzas, para defender las posiciones de CC OO en todo lo “demás”. Todo lo demás lo especifica el informe, es la posible congelación o rebaja de las pensiones actuales, mientras perdure la etapa de desequilibrio económico, o sea la crisis. El lo propone que así sea, pero como demócrata cree que deben ser los agentes sociales y el gobierno de turno quién decida si debe o no cumplirse. Propone una fórmula “sencilla” para el cálculo de las pensiones futuras… Todo lo demás, es como la reforma laboral y la política fiscal están vaciando de cotizaciones y de ingresos la S. Social y aumentando las cifras de parados y realizando una política económica que no es que enfríe la economía, es que la congela. Todo lo demás es como bien dice CCOO, es la sanidad, la dependencia, la educación, la privatización de servicios públicos… Que quieren acabar con todo. Incluido con los sindicatos.
    Claro que teniendo en cuenta la capacidad de este gobierno para consensuar sus reformas, debemos mostrarnos esperanzados en nuestra capacidad y profesionalidad para influir en el resultado, solo hace falta ver como hemos influido en el informe o en la reforma laboral.
    No debería de haber sorprendido a la dirección confederal la reacción interna a ese voto favorable y a su tímida postura contraria. Los delegados y representantes de CCOO permanecen afortunadamente en contacto con la gente que padece la política económica de este gobierno y eso es, lo mas positivo de este desgraciado incidente. Eso es lo que garantiza la continuidad de las CCOO.
    Soy pensionista, responsable de organización de la federación de pensionistas y jubilados de Cataluña y me incluyo en lo que en el argot del sindicato se dice “la mayoría” y por supuesto en lo que estoy opinando solo me represento a mí. Pero no me cabe la menor duda de que el señor García al que le agradezco los servicios prestados, es hoy un señor denostado por una abrumadora cantidad de afiliados y el que lo defienda sobre este informe, no entro a valorar otras aportaciones, corre el riesgo de ver su prestigio deteriorado.
    Pero en fin, en el Pacto de Toledo y en el debate parlamentario veremos si estamos en condiciones de movilizar voluntades, porque confío mas en la opinión de la calle que en la de los expertos.
    No pretendo negar la reivindicación de acuerdos para una coyuntura extraordinariamente difícil, simplemente poner de manifiesto que es a la clase social a la que pertenezco a la que van destinados todos los palos.

    Manuel Pérez pensionista afiliado a CCOO.

  22. Diego Ruiz Marchal says

    Es muy fácil poner a un representante como cabeza de turco,? y lavarse las manos.? Hace años que – CCOO-esta lleno de sinvergüenzas,?Marcelino Camacho,dejo el listón muy alto,,,para que todos estos sinvergüenzas,,,tiren por tierra tanto esfuerzo echo por todos los antiguos sindicalistas de -CCOO-.Agustín Moreno: tienes todo el derecho a poder hacer esta critica,,,pues hace años que se debía de haber echo,? y no tanta pasividad y manos bajadas,de todos los ( SINDICATOS.)Muchas gracias por su buen escrito y su saber estar…Un saludo…!!!

  23. Antonio says

    Cuando se salga de la clisis cuanto tiempo pasara para recuperar todo loque nos estan quitando la mayoria de pensionista no lo veremos. Dicen que van a subir las pensiones un 0´25 y cuanto va asubir el coste de la vidad. Y no hablemos del paga y repago de los medicamentos, hay pensionistas que estan dejando de tomar sus medicamentos, por no poder pagarlos este problema la alta sociedad no lo tienes, este presidente que se fotografiaba en la cola del para diciendo que si se le votaba y ganaba a los seis meses eliminaba el paro y que el tenia una linea roja que nunca tocaria SANIDAD, EDUCACIONPENSIONES Y LA LEY DE DEPENDENCIA en mi poco conocimiento de politica esto es MENTIR Y ENGAÑAR A LOS ESPAÑOLES, pero claro hasta dentro de cuatro años el sigue mandando y cuando falte poco para las elecciones nos dara un caramelo para ver si les votamos de nuevo

  24. FRANFEMAR says

    El que tenga la varita mágica que la saque ya, !!coño!! Basta ya de teorizar y asumir que la unidad se forja entorno a lo que la mayoría, o la generalidad, esta dispuesta a arriesgar para cambiar las cosas

  25. Antonio Domínguez Viola says

    El que suscribe lleva más de 40 años afiliado a CC.OO. (Fuí miembro fundador del Sindicato de Correos y Telégrafos de Sevilla).
    Hay que agradecerle al compañero Agustín Moreno la exposición que ha hecho de la historia de CC.OO.
    Al contrario de otros compañeros que han expuesto su decisión de seguir en el Sindicato (que yo los respeto), tengo que decir lo siguiente: Ya no puedo más, no puedo seguir en un sindicato que pacta una y otra vez con los gobiernos de turno en contra de los intereses de los trabajadores, no puedo, moralmente no puedo.
    Pertenezco al Sindicato de Pensionista y Jubilados de Sevilla.
    Sintiéndolo mucho me daré de baja en breve.

Leave A Reply

Your email address will not be published.