El FMI también se equivocará con España

4

El FMI hace tiempo que dejó ser un organismo creíble y respetable desde un punto de vista intelectual y académico, pero su actuación en la presente crisis ha superado los niveles aceptables. Si el gran público supiera cómo hacen estos informes, y especialmente si fuesen transparentes, sabríamos que replican lo que les sugiere el Gobierno de turno y los think tank afines, así como el grueso de las grandes empresas y bancos. Es decir, son claramente informes de parte y sin que los funcionarios del FMI conozcan realmente la economía que supuestamente estudian.

El caso de Grecia refleja muy bien cómo funciona y que criterios tiene para la elaboración de sus informes y especialmente cómo decide a quién se le debe financiar con sus fondos. Lo más gracioso es que si uno lee los diagnósticos históricos de todos las ciclos económicos acaecidos durante los últimos 30 años, las causas y las recetas son idénticas, independientemente del país, o del origen de la crisis. En un contexto de recesión de balances y recesión, exceso de apalancamiento privado o público, las recetas de ajuste fiscal drástico provoca una recesión aún mayor, desempleo, pobreza y quiebra individual y colectiva.

Con este panorama, el FMI ha pasado por España para seguir presionando al Gobierno español en sus recetas que se han demostrado fracasadas y contrarias a la lógica y al rigor económico. Después de los logros del Gobierno con la reforma laboral, casi un millón de parados más, la práctica eliminación de los convenios colectivos, la pérdida del poder de negociación de los trabajadores, el mercado laboral se asemeja cada vez más al modelo anglosajón. Junto a esto, las rentas salariales siguen descendiendo de forma significativa, lo que agrava aún más la crisis de consumo e inversión que asola a la economía española. Es la crisis de demanda, y no la falta de crédito, lo que está provocando el cierre de muchas empresas, y por tanto lo que acrecienta las señales que no permiten ser optimistas, a pesar de los coros gubernamentales que tratan de balbucear que lo peor ya ha pasado, lo cual demuestra que ninguno de ellos regente una empresa como hacemos muchos.

Frente a esta situación, el FMI propone una reducción adicional de salarios y del coste del despido, como si fuesen estos los principales problemas para contratar, tanto de forma indefinida, como temporal. El corolario a este análisis es que para el FMI las teorías que aproximan los ciclos por la demanda efectiva, no existen, por eso desprecian todo impulso a incentivar el consumo y la inversión de hogares y empresas. La gran contradicción y fracaso en su análisis es que, por un lado, creen que se puede reducir el apalancamiento privado, reducir salarios, no consumir, no crecer y reducir el déficit público.

Continuando con su incoherencia, y escaso conocimiento de la economía española, aplauden la reducción de los desequilibrios operados, simplemente porque la prima de riesgo ha caído desde el máximo, y no comentan ni una línea de que la ratio de deuda pública sobre PIB ha superado el 88%, lo que puede hacer explosiva la carga de la deuda. Es precisamente el mantenimiento de  tipos de interés a largo plazo por encima del 4,5% lo que está condicionando el coste de financiación para muchas empresas, especialmente las pequeñas y medianas. Este diferencial de coste de financiación para PYMES con sus homónimas europeas, muestra la diferencia en la percepción de riesgo que tienen las empresas españolas, respecto al de las principales economías de la UE. Es muy significativo que el FMI apenas analice las condiciones financieras de la economía española, fruto de las políticas impuestas por el staff.

Ahondando en la deriva que demuestra el análisis exógeno de la economía española, sorprende que se proponga  financiar el sistema público de pensiones con el IVA, reduciendo las cotizaciones sociales. Es decir, eliminar cualquier atisbo de equidad en el sostenimiento de los principales servicios y prestaciones públicas, pero lo que más resalta es que el consumo sea el sostén de las pensiones futuras, cuando se está recomendando reducir salarios y pensiones.

En resumen, el informe es simplemente un cuestionario que le ha sido facilitado por el propio Gobierno de España, introduciendo loas injustificadas a la acción política llevada a cabo, e incorporando el programa máximo de una facción del Ejecutivo y de la CEOE. Incoherencia, falta de rigor, y desconocimiento de los efectos de las políticas fracasadas sobre el empleo, consumo e inversión. Con estas políticas, España va camino de replicar el desmantelamiento devastador de la sociedad que han sufrido los griegos y los portugueses.

(*) Alejandro Inurrieta es economista y director de Inurrieta Consultoría Integral.

loading...

4 Comments
  1. juan gaviota says

    Buen articulo y muy buena interpretación de la trayectoria del FMI a nivel planetario.
    Pero yo me pregunto ; Tan estúpidos son ,que viendo los resultados nefastos que obtienen, no enderezan el rumbo; A que se debe esa obstinación en hundir en la miseria todo lo que tocan.
    Parecen el Anti -Midas, porque todo lo que tocan ,lo convierten en mierda.
    Mi opinión al respecto ,es que no se equivocan ,sino que lo hacen a propósito; Y la pregunta del millón es ¿Cual es el propósito?
    Los ciudadanos ,somos como los gallifantes mitad gallinas y elefantes; La industriosa gallina ,pone todos los dias el huevo, y al final de sus dias sirve para hacer caldo y el ocioso elefante vaga por la jungla o la selva constantemente, consumiendo todo lo que se pone de por medio.
    En una sociedad como la nuestra,una dictadura monetaria ,sustentada por el consumo, si estrangulas a la gallina,dejas sin respiración al elefante, y todo el montaje se va a la mierda, que es lo que desean los Anti-Midas.

  2. celine says

    ¿Hay razones de peso para tener que obedecer las directrices del FMI? Sólo un frente común auparía una desobediencia, imagino. Algo parecido a la actitud de Argentina cuando el corralito. ¿Podemos los españoles comportarnos como los argentinos? ¿Qué consecuencias traería eso? ¿Es más temible el castigo que nos infligiría el bundesbank que lo que ya nos está castigando esta obediencia? ¡Cómo me gustaría que alguien competente me contestara estas preguntas!

  3. Fernand Tzalek says

    El FMI es un grupo de personas pagadas por los grupos ultraconservadores que esta consiguiendo unas condiciones sociales, en España y paises del arco mediterraneo, similares a las de los años 30 ó 40 del pasado siglo… Será cuestión de una nueva Revolución de la clase obrera?

  4. j.b says

    Nos hemos equivocado,no pedimos perdon ,volvera a ocurrir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.