La indecencia de la prensa conservadora

10
La Gaceta
Portada de ayer, 17 de julio, de 'La Gaceta'.

ABC y el Gobierno han escrito un guión. El periodista del diario de Vocento en Moncloa se salta los pactos con sus compañeros, y pregunta a un Mariano Rajoy que, acogotado por el caso Bárcenas, responde leyendo un texto que tenía preparado. Una pantomima patética, un punto de inflexión en el periodismo español. Pues cuando parecía que ese periodismo de derechas no podía caer más bajo, no podía mostrarse más cutre, rastrero y manipulador, llega La Gaceta y publica una portada situando la ingle de Jaime Ostos justo entre las cabezas de Rajoy y Rubalcaba. Una ingle lampiña, quién sabe si brasileña, que celebra a toda página el cincuenta aniversario de una cornada. Las bodas de plata de una cogida que casi acaba con la vida un torero veterano, que en la imagen recuerda vagamente a Luis Bárcenas, y que luce cicatriz mientras se sujeta el paquete, sin duda para que el escroto no cubra, como una manta zamorana de pellejo lacio, los rostros crispados del presidente del Gobierno y del líder de la oposición. Semejante peineta testicular podría haber recordado a la que lució otro machote, el consejero de Turismo de Baleares, acicalado con dos cojones sangrantes de ciervo sobre la cabeza. Un asco...

La indecencia de la prensa conservadora parece no tener límites. Quizá por querer ponerse al nivel de esa derecha a la que protege de manera ciega e irracional. Con el nivel de corrupción que soporta este país, sacudido por una crisis económica descomunal, solo puede considerarse como irracional una portada con la entrepierna arrugada de un torero de los 60. Una burla a la inteligencia y al periodismo. Una chaladura, quizá más llamativa por lo burdo de la imagen y el titular, por lo casposo del conjunto.

Pero el mal periodismo no es exclusivo de panfletos como La Gaceta. Periódicos centenarios como ABC viven entregados al poder, al PP. Al comienzo del post vimos su traición a la profesión de informar, su servilismo al Gobierno. Disfrutemos ahora de su lista con las diez noticias más vista de ayer:

1.- Famosos arruinados.

2.- Los mejores puertos deportivos de España.

3.- Hoteles de indianos: diez sueños junto al Cantábrico.

4.-  Diez famosos poco estudiosos pero muy influyentes.

5.- Doce viviendas ilustres de Madrid

6.- Millonaria a los 16, enfermera diez años después tras gastar su fortuna en cirugía estética.

7.- Ylenia, de Gandia Shore: "¡Que se busquen a otros ocho retrasados!".

8.- Cuando los smartphones estallan.

9.- Pérez-Reverte paga la multa de 210.000 euros por el plagio de la película "Gitano".

10.-  Las contradicciones de Luis Bárcenas.

ABC no pretende informar a sus lectores, pretende convencerles de que a los españoles les interesa más la ruina de algunos famosos, los mejores puertos deportivos o los hoteles indianos que las novedades del caso Bárcenas. Sí, el que fuera tesorero del PP durante veinte años. Y es que deformar la realidad es algo aún más rastrero  y sucio que mentir.

10 Comments
  1. Mecacholo says

    La pena es que esto no lo leerán lectores del ABC empedernidos, como alguno que conozco de primera mano. No hay dignidad.

  2. qq says

    Cuando vi esa portada de La Gaceta no me lo podía creer, creía que era una coña de esas que montan con Photoshop para descojone del personal, un truco de El Mundo Today o Rokambol. Pero no, resulta que la portada es de verdad. Ahora entienco por qué La Gaceta regala muchos más periódicos de los que vende. Lo increíble es que todavía venda alguno.

  3. Pierre Arnaud says

    ¡Amén! Se podría decir más alto pero no mejor…

  4. luigi says

    ¡Amén!

  5. Guindilla says

    Vergonzoso. Pero lo más triste es lo que alguno comenta sobre la ceguera de una gran parte de la población. No les interesa saber la verdad «¿para qué?» se dicen «¿Qué ganamos si lo hacemos?» (cuando no te sueltan el manido «consuelo de tontos»: Los otros también manipulan y roban. El desprestigio de las instituciones que dirigen nuestra democracia es extraordinario, de proporciones bíclicas, y los medios de comunicación no hacen más que acompañarles en la caída… Y bajaremos hasta que la mierda nos llene el gañote. Sólo entonces algunos se fijarán en el culo que les caga.

  6. pdealbeniz says

    En estos momentos, las noticias más vistas de ABC son aún mejores: «los abdominales con mejores resultados», «Fallece de cáncer la niña famosa por sus trucos de belleza», «El sistema de transporte más rápido del avión y que nunca se estrella»…

  7. Runaway says

    El problema está en que el periodismo no debería ser ni de izquierdas ni de derechas. El verdadero periodismo es independiente; el que da la información veraz, rigurosa, objetiva, y que ejerza de un verdadero CUARTO PODER y de crítica y control de los demás poderes.

    Pero claro, eso es en teoría lo que debería ser, después la práctica y la realidad son otra cosa. Aquí en España el periodismo hace mucho tiempo que se convirtió «periodismo de trinchera» al servicio y sueldo de este o aquel partido político. Lo mass media son la correa de transmisión de los poderes políticos-económicos . Se convierten en órganos de propaganda de los mismos o ejercen las más descaradas y burlas manipulaciones y mentiras.

    Sólo hay imbéciles con carnet de opinante y tertulianos vociferantes, mientras los sabios callan, o se silencian no dándoles cobertura mediática. No hay más que sectarismo. La fanática militancia de presuntos periodistas, tertulianos y medios que están a las órdenes de este o aquel partido político y que trasladan a sus portadas y titulares la propaganda ideológica y política al margen de la verdad y la información.

  8. Runaway says

    (…) «El lenguaje político -dice Orwell- está diseñado para hacer que las mentiras suenen verdades y que sea respetable el crímen». Despinfarradores y ladrones vuelven a ser aclamados y elegidos por la misma ciudadanía a la que lleva decenios estafando. Al salir de los juzgados, los mayores sinvergüenzas de la vida pública se sumergen en una multitud de seguidores. Si vuelven a presentarse a unas elecciones volverán a ganarlas. Que los de fuera o los del otro bando se hayan atrevido a procesarlos o a encontrarlos culpables es una prueba de que son inocentes. Pedir responsabilidades a un individuo es insultar a una patria. Envuelto en la oportuna bandera un delincuente es un héroe. Además de la ventaja de la probable impunidad se obtiene el lujo de perpetuar el agravio, y por lo tanto el victimismo y la queja. Mientras los consejales de Cultura costeaban danzas folclóricas y fiestas bárbaras para el jolgorio de los borrachos, los de urbanismo recalificaban terrenos y escondían debajo del colchón los fajos de billetes de quinientos euros con que los constructores afines les pagaban los favores. Cualquiera que se atreviese a poner alguna objeción, porque las nuevas urbanizaciones eran ilegales o porque arrasaban espacios naturales protegidos, corría el peligro de ser linchado por una ciudadanía agradecida a sus benefactores.

    …) Como la creencia es una variante de la religión cualquier cambio equivale a una apostasía, y cualquier muestra de templanza a una traición. La templanza es tibieza; el término medio equidistancia y cobardía. Y también en ese terreno queda anulado el debate. Cualquier crítica que venga de alguien que está en el otro lado o que parece sospechoso de cercanía hacia él no merece ningún crédito. (…) En el periodismo los hechos en sí son mucho menos relevantes que las opiniones, las cuales suelen corresponderse meticulosamente a las directrices de los partidos políticos. Llegar a un mínimo acuerdo operativo sobre la naturaleza de la realidad es tan imposible como encontrar posibilidades de colaboración para corregirla o mejorarla.

    …) En treinta y tantos años de democracia de después de casi cuarenta años de dictadura no se ha hecho ninguna pedagogía democrática. La única manera de predicar la democracia es con el ejemplo, pero en España la mayoría de sus dirigentes políticos y sus propagandistas han predicado la greña, la violencia verbal, la irresponsabilidad personal y colectiva, el halago, la indulgencia hacia el robo, el victimismo, el narcisirmo, la paletería satisfecha, el odio, la grosería populista, el desprecio a las leyes. Han incumplido normas legales que ellos mismos aprobaban. Han declarado intocable un paisaje natural y a continuación no han hecho nada por impedir que un especulador inmobiliario protegido por ellos talara miles de árboles o desecara un humedad para conseguir viviendas de lujo y campos de golf. (…) Si una sentencia judicial no les ha favorecido han negado la legitimidad de los tribunales. Si una investigación policial ha dañado sus intereses o no ha dado los resultados que ellos deseaban han procurado desacreditar a la policía y en cuanto han recobrado el poder han castigado a quienes por cumplir con su deber profesional los incomodaban. Pero no habrían tenido tanto éxito en esa tarea si no hubieran contado con tantos cómplices entre la clase periodística e intelectual que es la parte más visible de la opinión pública.

    (…) No todo es responsabilidad de la clase política. Que cada palo aguante su vela. Ellos han desmantelado la legalidad o la han ignorado para perseguir proyectos fantásticos y en un cierto número de casos además para robar y para favorecer a los ladrones; pero no habrían ido tan lejos sin la indiferencia, la claudicación o incluso la adhesión de sectores amplios de la ciudadanía, y menos aún sin la mezcla de negligencia profesional, militancia sectaria y disposición cortesana de una parte de los medios informativos. (…) el pánico español a distinguirse de lo mayoritario y a no contar con el cobijo del grupo, que es una de las razones de nuestra hipocresía civil. Periodistas y políticos llevan demasiado tiempo en España enredados en un parasitismo mútuo. Políticos campechanos participan en las tertulias innumerables que han colonizado los espacios que en otro tiempo pertenecieron a la información.»

    Antonio Muñoz Molina en su último libro TODO LO QUE ERA SÓLIDO

  9. Albert says

    [modo irónico]
    ¿Acaso el lector de tal periódico requiere de otra cosa? ¿No puede disfrutar de sus puntuales y apropiadas serpientes de verano al gusto o sea? Que Bárcenas tendrá sus cosillas, pero Rajoy está haciendo todo lo posible por arreglar el desastre que dejó ZP.

  10. Selito says

    Manda huevos 🙂

Leave A Reply

Your email address will not be published.