Gallardón y el pederasta

El_cascabel_dimisión_Gallardón
Un momento de ‘El cascabel’, de 13TV, en el que se debatió sobre la dimisión de Gallardón. De izda. a dcha., el conductor del programa, Antonio Jiménez, la periodista Cristina López Schlichting, Benigno Blanco (Foro de la Familia) y Amaya Azcona (Red Madre). / captura de vídeo de creemos13TV (YouTube)

Con el cadáver del ministro de Justicia aún caliente, en 13TV, la televisión de los obispos, montaron una encuesta telefónica entre los telespectadores (a un euro el voto, aproximadamente): ¿Ha hecho bien Gallardón en dimitir? Gana el sí por un contundente 76%. No es suficiente. Media docena de tertulianos, embrutecidos por el olor de la sangre nonata, claman contra Mariano Rajoy, el hombre que ha traicionado su principios cristianos y su condición conservadora. “Millones de personas se sienten defraudadas”, exagera un defensor de la vida. No como usted o como yo, que somos de los de “viva la muerte”, criminales en potencia.

Anuncio

Publicidad

Nunca había visto tanta rabia concentrada en un plató de televisión. Los tertulianos de El cascabel, procedentes de ganaderías con tanto trapío como ABC, El Mundo, la COPE o directamente el Foro de la Familia, tienen las venas del cuello como las del miembro de un actor porno. No se trata de perro comiendo perro, sino de hiena desmembrando hiena. Y sacándole los ojos, después, para orinarle en las cuencas. La culpa de toda esa ira acumulada, un espectáculo televisivo de descomunal sordidez, la tenía el presidente del Gobierno, un traidor, un Judas que se dispone a sacrificar miles de concebidos en un diabólico rito electoral. Rajoy quiere ganar las próximas elecciones sacrificando sus principios, dicen, engañando a quienes confiamos en él, a quienes le votamos.

Artículos relacionados

Cristina López Schlichting, a punto de tirarse de los pelos de la rabia, cuenta anécdotas entrañables de mujeres obligadas a abortar por esta sociedad sin corazón… cristiano. El jefe de Opinión de ABCJaime González, aún más desencajado que de costumbre, parece un extra de “The Walking Dead” a medio maquillar. Carlos Cuesta se encuentra al borde de la lágrima, destrozado por dentro, todo bilis, incapaz de analizar de manera desapasionada el regreso de las hordas abortistas. ¿Qué dirá mañana la prensa de esta gran crisis del Gobierno del PP?

ticketea

Pues a las doce menos cuarto de la mañana del día siguiente, apenas doce horas más tarde, El Mundo abría su web con la detención del pederasta de Ciudad Lineal. A todo trapo. Con fotos, varias piezas y enlaces. ¿Y Gallardón? Muy por debajo, ya en pequeñito. Y es que donde esté un buen pederasta, usted ya me entiende, secuestrador, abusador y violador, que se quite un proyecto de ley que sólo apoyaban dos de cada diez votantes del PP.

En 13TV, en ABC, en La Razón y en la COPE, se los llevan los demonios. ¿Por la vida, los nonatos y las almas perdidas que vagabundean por las esquinas del purgatorio? Qué va. Porque cosas como ésta, la bofetada de Rajoy a Gallardón y a las políticas conservadoras, les recuerda lo insignificantes que son. El PP se debe a los Botín y a El Corte Inglés, no a un puñado de fetos distantes, obispos insignificantes y tertulianos tunantes.

Publicidad