Apocalipsis zombi

6
Felipe González, ayer, a su llegada a la sede del partido político venezolano COPEI para sostener una reunión con Lilian Tintori, Mitzi Capriles y Patricia Ceballos, esposas de presos políticos. / Miguel Gutiérrez (Efe)
Felipe González, ayer, a su llegada a la sede del partido político venezolano COPEI para sostener una reunión con Lilian Tintori, Mitzi Capriles y Patricia Ceballos, esposas de presos políticos. / Miguel Gutiérrez (Efe)

¡Cómo hubiera brillado el bueno de Manuel Fraga en estos momentos de caos democrático, de ausencia de valores, de anarquía y despelote, de relaciones políticas contra natura! El ministro franquista, ideólogo e icono de los actuales 'populares', se hubiera sentido muy cómodo combatiendo, desde la superioridad que le concede su currículo, a quienes quieren acabar con el sistema democrático occidental (tal y como lo conocemos), a chavistas y bolivarianos, a aquellos que piensan levantar soviets en los distritos, a los que, en resumen, pretenden abusar de la participación ciudadana. Que lo poco gusta y lo mucho cansa.

Fraga hubiese estado en su salsa en este manicomio electoral, en este desbarajuste de pactos y alianzas, en este declive de las viejas formas de hacer política. Pero Fraga está muerto. Y sus seguidores solo pueden añorar el memorable pasado, los días de gloria, y soñar con un futuro postapocalíptico en el que sus líderes favoritos, convertidos en caminantes, regresen del más allá para devolver a este país el orden, la tranquilidad y la paz.

Como el gallego no da señales de vida, y parece que Esperanza Aguirre ha decidido cerrar el pico, los nostálgicos deben conformarse con Aznar, González, Bono y, sería un sueño, la sombra de Ruiz-Gallardón. No son Fraga, bien es cierto, pero lo están dando todo. Si no me cree ahí tiene a Felipe González, recién llegado a Venezuela para defender, de la manera más discreta posible y en nombre de la derecha española, a los opositores en prisión. González, el defensor de los derechos humanos que se opuso a que se juzgase a Pinochet, también defendería a los presos cubanos, incluso si Fidel dejase de enviarle puros, o a los mexicanos detenidos el día de las elecciones, pero entonces no ocuparía, como en los viejos y buenos tiempos, un lugar de honor en la portada de los cuatro grandes: ABC, La Razón, El Mundo y El País.

“El populismo es un peligro porque desprecia el orden legal”, ha dicho José María Aznar, protagonista estrella de cualquier apocalípsis zombi. El musculado expresidente no se refiere a Felipe González, ni siquiera a Esperanza Aguirre. Habla de Podemos y sus intentos por acabar con la desigualdad, la corrupción, la vieja política. Por despreciar el orden legal, para que usted me entienda. Y en esta misma línea, un secundario de lujo en cualquier cinta de muertos vivientes que se precie: “El PSOE no puede ser pasarela o trampolín de los extremistas”. Sí, es el inigualable José Bono, ejemplo de contención, discreción, modestia y humildad.

“No me voy a coser la boca pero rebajaré mucho mi presencia en los medios de comunicación”, sentencia Bono para cerrar la entrevista publicada por Eldiario.es. Minutos después José Bono comenzó a rebajar su presencia en los medios siendo entrevistado por Pepa Bueno en “Viajando con Chester” (Telecinco): “Aznar fue quien vendió armas al gobierno de Chávez”, dijo el ex ministro de Defensa socialista enseñando unas fotocopias “que siempre lleva” dobladas en el bolsillo de la chaqueta. ¿Bonoleaks?

Por lo que parece, nuestros zombis tienen vida para rato. En breve llegan a sus pantallas unas elecciones generales y “Fear The Walking Dead”, el spin off de la ya clásica serie “The Walking Dead”. ¿Quién dijo que la política es aburrida?

6 Comments
  1. Mecacholo says

    No hay dignidad. Ni se exige.

  2. Mecacholo says

    Somos idiotas.

  3. Selito says

    Las viajas glorias, cual western crepuscular, vuelven a caballo a rescatar a los jóvenes sheriffs, desbordados por las circunstancias del populismo, del ataque de los cuatreros que quieren cambiar el orden establecido de las mordidas, los sobornos, los favores, las puertas giratorias, los coches oficiales, las invitaciones a viajes, restaurantes y hoteles de 1º nivel y demás prebendas conocidas en conjunto como ‘mamandurrias’ a costa de nos, rebaño de borregos, que ya balamos cada 4 años, no se que más queremos.
    En aquella esquima, la masa de borregos que siguen sin ver las mamandurrias y aplauden todavía cuando las viejas glorias-zombie aparecen en pantalla.

  4. De muestra un boton says

    Este viejo infiltrado en el PSOE de la mano de Carrero Blanco cree que nos vamos a olvidar que es el Mister X de los GAL, ese terrorismo de estado que inventó su tutor Carrero en 1969 y siguió hasta ayer mismo con miles de oponentes políticos asesinados por grupos militares y paramilitares bajo diferentes siglas pero compartiendo dirección desde el ministerio de gobernación de turno y mercenarios portugueses, italianos y argentinos facistas y de extrema derecha: La Triple A, el GAE, el Batallón Vasco Español, Los Guerrilleros de Cristo Rey, los grises, el GAL. !de eso es lo que debería hablar este tipejo a sueldo de gas natural, que de eso sabe más que nadie, de las cloacas del estado y del continuismo del terrorismo de estado franquista y tardo franquista !! De democracia y derechos humanos nada sabe, pero claro determinados personajes a los que asesora , responsables de la masacre del Caracazo, tampoco, al contrario comparten curriculum como represores !!

  5. Jorge Sánchez says

    El pie de foto habla de las tres mujeres como esposas de «presos políticos», lo que en realidad son es terroristas golpistas. ¿Tú también, Brutus?.

  6. mario jacobo says

    Impecable interpretación del viaje de FG a Venezuela: http://blogs.publico.es/dominiopublico/13618/balada-triste-de-felipe/

Leave A Reply

Your email address will not be published.