Eurodiputados de los grupos españoles, menos del PP, impulsan la renta mínima europea

4
sintecho_Madrid
Un sin techo come sentado en el suelo de una calle de Madrid. / Oxfam Intermon

BRUSELAS.– Eurodiputados españoles de todos los partidos políticos, con la única excepción del PP, han constituido un grupo de trabajo para promover la puesta en marcha de una renta mínima europea. cuartopoder.es se ha reunido con ellos para conocer los detalles del proceso.

En España, una de cada cinco personas vive en riesgo de exclusión social y más de setecientos mil hogares no perciben ningún tipo de ingreso. La Asociación de Víctimas del Paro (AVP) nace en 2013 para dar respuesta a las necesidades de estos y otros colectivos vulnerables. En julio de este año, la AVP envió una carta a varios eurodiputados españoles solicitando la creación de una renta mínima europea. En conversación con este periódico, el presidente de la asociación, Joaquín García Martín, afirma que el objetivo es que “no haya en la Unión Europea ningún desempleado sin una prestación o subsidio mientras no tenga trabajo.”

Poco tiempo después de enviar la carta, Joaquín comienza a recibir respuestas, “varios eurodiputados nos empiezan a comentar que están dispuestos a apoyar y promover la iniciativa”. Es Ana Miranda, del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), quien ayuda a la asociación a coordinar el grupo y a organizar las reuniones.

El 30 de septiembre, tiene lugar un primer encuentro de contacto. El 5 de noviembre, se constituye el grupo de trabajo que incluye casi a una veintena de partidos políticos representados en el Estado español y presentes en el Parlamento Europeo.

El PP, la excepción al consenso

La iniciativa por la renta mínima europea surge del consenso, un pacto de mínimos que se logró el pasado 5 de noviembre y que cuenta con el apoyo de casi una veintena partidos políticos: Compromís Equo, Bloque Nacionalista Galego-BNG, EH Bildu, Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Catalunya-(ICV), Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Compromiso x Galicia (CxG), Coalición Canaria, CiU, PSOE, PSC, UPyD, Podemos y Ciudadanos. Pero en este consenso, hay una excepción importante: el Partido Popular.

El PP ha estado representado en las reuniones a través de una asistente de la eurodiputada Verónica Lope. Sin embargo, no ha querido formar parte de la nota de prensa conjunta y por tanto, oficialmente del grupo de trabajo.

Fuentes cercanas al grupo han comentado a cuartopoder.es la posibilidad de que el PP abandone definitivamente el equipo. Tanto Ana Miranda, coordinadora del grupo como otros representantes políticos, se muestran escépticos en cuanto a la participación del PP: “Si no te sumas en un primer momento es difícil que lo hagas luego pero no quiero presuponer nada.” Este diario ha contactado con la oficina de Verónica Lope que no nos ha concedido una entrevista ni ha querido desmentir o confirmar esta información.

Una necesidad urgente que exige una respuesta común

Tanto desde la Asociación de Víctimas del Paro como desde otros colectivos, el mensaje es claro: la gente no puede esperar. Aunque había diferentes propuestas, ya que algunos partidos como Equo, Compromís o Podemos apoyan la renta básica universal, se han dejado a un lado las diferencias para alcanzar una propuesta común. “Hablamos de una garantía a nivel europeo que permita a los ciudadanos y ciudadanas unos niveles de vida dignos, para evitar así caer en la exclusión social,” afirma Ángela Vallina, eurodiputada de Izquierda Unida.

Los eurodiputados consideran además que para acabar con la pobreza y la exclusión social, la renta mínima europea debe combinarse con “el acceso a prestaciones sociales básicas gratuitas para que a estas personas puedan tener una vida digna,” defiende Izaskun Bilbao del PNV.

Una propuesta española con carácter europeo

Aunque son eurodiputados españoles quienes forman el grupo, la iniciativa nace con vocación europea. “Desde el momento en que estamos hablando de satisfacer unos derechos y unas necesidades básicas, el acuerdo y el consenso deben venir del conjunto,” afirma Beatriz Becerra (UPyD). Además, algunos eurodiputados, como Jordi Sebastià de Compromís, apuntan a la responsabilidad de Bruselas en el empobrecimiento de la población y por tanto, exigen su implicación en el auxilio a estas personas.

¿Cuáles son los pasos?

ana_miranda
La dirigente del BNG, Ana Miranda. / Efe

Desde este grupo de trabajo se han propuesto tres ámbitos de acción para implicar en el debate a otros partidos políticos europeos además de al resto de instituciones.

La primera de estas herramientas es el trabajo desde la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo de la que varios miembros del grupo forman parte. La segunda de estas herramientas es la redacción de una misiva dirigida al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. El objetivo es reclamar al presidente su compromiso con la creación de una renta mínima garantizada. La tercera herramienta y una de las más importantes desde el punto de vista político, es la difusión de la iniciativa en los diferentes grupos parlamentarios europeos. “Sabemos cómo es la burocracia europea pero si se crea un grupo de presión fuerte en el Parlamento, se mueven cosas”, apunta Ana Miranda del Bloque Nacionalista Gallego.

Estas tres herramientas de trabajo tienen por objetivo que la renta mínima europea se incluya en la agenda política y legislativa de la Unión.

¿Cómo financiarla?

Aunque las negociaciones están en curso, ya hay algunas propuestas de financiación sobre la mesa.

El Fondo Social Europeo es posiblemente la más apoyada por los distintos partidos. Se trata de un fondo ya creado y por lo tanto, tan solo requiere de la concreción de un programa de aplicación. Además, la lucha contra la pobreza y la exclusión social encajarían perfectamente dentro de los objetivos del fondo.

Una propuesta apoyada también por varios partidos sería, de ser aprobada, la utilización de los fondos recaudados a través del impuesto sobre transacciones financieras (Tasa Tobin). Otra posibilidad sería la creación de una herramienta financiera específica, como reclama Josep-Maria Terricabras desde Esquerra, “hay que crear nuevas herramientas para dar respuesta a nuevos programas”.

La pobreza y la exclusión, un problema estructural

Este grupo de trabajo se ha constituido con la voluntad de dar respuesta a la creciente pobreza y exclusión social, sin embargo, “la renta mínima es una medida de choque para hacer frente a la urgencia pero hay que ir mucho más allá y remodelar totalmente el sistema económico,” denuncia Florent Marcellesi, de Equo.

Para los eurodiputados de este grupo de trabajo, la Unión debe replantearse su estrategia ante la crisis. “Lo primero que debería hacer la Unión Europea para luchar contra la pobreza y la exclusión social es hacer un cambio radical de sus políticas económicas,” apunta Javi López (PSOE).

Los eurodiputados han hecho especial hincapié en tres aspectos de la política de la UE que consideran básicos para la recuperación. El control del sistema financiero, el aumento de la inversión en economía real (a través del programa de 300 mil millones de euros que Juncker ha anunciado para antes de Navidad) y por supuesto, el desarrollo del pilar social, que tan abandonado ha estado en los últimos años. Jordi Sebastià es contundente: “hemos estado rescatando bancos y dejando tiradas a las personas, es el momento de darle la vuelta.”

Agenda de plazos

En el mes de diciembre tendrá lugar la próxima reunión en la que se decidirá la agenda para los meses que siguen. “La cuestión sería intentar una resolución entre diciembre y enero para convertir la propuesta en una prioridad,” explica Ana Miranda. En cualquier caso, el grupo se divide entre el optimismo de quienes confían que la medida se apruebe en 2015 y la prudencia de quienes ven la renta mínima europea como un objetivo que requiere el trabajo de toda una legislatura.

Las próximas semanas serán clave para el trabajo del equipo. Esta semana, algunas de las agrupaciones políticas del Parlamento Europeo se reúnen para preparar el pleno que se celebrará en Estrasburgo entre los días 24 y 27 de noviembre. Durante estos días, los eurodiputados comenzarán las conversaciones que permitan introducir la renta mínima europea en la agenda política de la UE.

(*) Beatriz Ríos es periodista.
4 Comments
  1. Ramon moreno palau says

    Excelente idea la de este grupo español de europarlamentarios,una idea en la línea de la EURopa social y solidaria que debiera ser,el problema d el desempleo-sobré todo él de larga duración,el de los jóvenes y el de todos los que sobrepasan la barrera de los 45 años-es una tragedia continental,agravado en el sur de Europa-ESpaña,Portugal,Grecia,Italia-España y Grecia sobrepasan holgadamente el 20 por ciento de porcentaje de parados,millones de ellos sin cobrtura de ningún tipo,el retrógrado pp y la demás fuerzas derechistas ir copan la mayoría en la eurocamara tumbarán seguramente tan loable propuesta con el reaccionario argumento de que dicha renta fomentara la vagancia,a la derecha le gusta criminal izar a los parados y echarles toda la mierda posible encima,culpándoles de su situación,para entendernos,hay cierta dcha que ve el gasto social como despilfarró,sin embargo jamás abre la boca para protestar por el dinero público inyectado en el sistema financiero,dinero que muy probablemente no se recuperará jamás,tampoco ve necesario acabar con los paraísos fiscales ni con o sicavs bajos impuestos a las o fortunas,ya se sabe que el pobre es feo,sucio y ruidoso y siempre ha habido ricos y pobres

  2. arkaitz says

    se esta demostrando a nivel europeo y mundial que el pp = neonazis asesinos sin conciencia que matan a niñ@s inocentes en palestina,siria,ucrania,mexico,irak,afganistan
    basta yaaaa
    el pp nenazis herencia ibex 35 neofranquistas nazis opus dei dimision prision psiquaitrica e ilegalizacion por el bien de la dignidad humana de tod@s l@s niñ@s españoles-as europe@s y del mundo

  3. lyserg says

    Esperemos que consigan respaldo. Un argumento fáicl es la oportunidad de mejorar la imagen de la UE enre la poblacion frente a la amenaza cad vez mayor de ultras antieuropeos que son apoyados en parte por la falta de este tipo de medidas claras y directas en favor de la poblacion realmente necesitada.

Leave A Reply

Your email address will not be published.