Momento Montero

  • La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, reaparecía ayer en política tras su baja por maternidad
  • En un acto con mujeres activistas, situó la lucha feminista como prioridad para combatir a las derechas y ultraderechas

6

“Entre mujeres”. Así reaparecía ayer la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, en la vida política después de seis meses de baja por maternidad tras dar a luz a gemelos prematuramente el pasado 3 de julio. Emocionante acto de regreso, titulado La vida, en el centro, en la Nave Terneras del Matadero de Madrid. Aforo lleno, 500 personas, y más de 100 personas se quedaban en la puerta. La puerta violeta, de María Rozalén, la banda sonora.

El mismo día que las derechas y ultraderechas de PP, Ciudadanos y Vox aseguraban el acuerdo que llevará al popular Juanma Moreno a la Presidencia de la Junta de Andalucía, en el momento en el que el movimiento feminista está siendo más fuertemente atacado desde las posiciones reaccionarias, Montero reaparece y toma las riendas de Unidos Podemos. Y su compañero, Pablo Iglesias, toma el relevo en la baja por paternidad y pasa a un segundo plano en la vida pública.

En un momento de extrema dificultad para las izquierdas, con las derechas y ultraderechas –“los trillizos reaccionarios” en palabras de la propia Montero- tomando la delantera en las encuestas, el acto de reaparición de la portavoz dibujó las líneas por las que, previsiblemente, transitará la línea discursiva y la acción política de la formación morada durante las próximas semanas.

Publicidad

En primer lugar, rechazo frontal a la coalición de las derechas y las ultraderechas en Andalucía y a la amplificación de mensajes que esta tiene en el resto del Estado. En segundo lugar, agitar la bandera del feminismo y situarlo en el centro del debate político, a menos de dos meses del 8 de marzo cuando, previsiblemente, las mujeres vuelvan a llenar las calles en ciudades de todo el Estado. En tercer lugar, acercar la acción institucional de Unidos Podemos a las protestas en las calles, a los distintos conflictos sociales y laborales que se vayan produciendo y mezclarse en sus movilizaciones. Tres tareas para encarar con mejores expectativas el próximo reto electoral que, salvo sorpresa de última hora, será en mayo: municipales, autonómicas y europeas. Un ciclo electoral que no ha comenzado con buenos resultados para las izquierdas.

Vienen semanas en las que el macrojuicio contra los dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo volverá a situar la tensión política en el conflicto territorial, un plano favorable para las derechas y ultraderechas, y puede mantener lo social en un segundo plano mediático. Por ello, sacar adelante los presupuestos será una prioridad no sólo para el Gobierno de Pedro Sánchez, sino también para Unidos Podemos. La negociación con las fuerzas independentistas sucederá en un momento de creciente tensión política, la proximidad de la celebración del juicio. Los presupuestos, con un claro carácter social jugarán un papel imprescindible para las izquierdas en un terreno de juego favorable para PP, Ciudadanos y Vox.

Así, ayer, decenas de mujeres representantes de colectivos sociales feministas, de luchas laborales y sociales y de comités de empresa de todo el Estado acompañaron e intervinieron al regreso al partido de Montero. “A las mujeres andaluzas, a las que están siendo maltratadas, a las que vuelven a sus casas con miedo, no estáis solas”, iniciaba, así, su intervención una emocionada Montero que rompía a llorar cuando recordaba su propia experiencia de los últimos meses: “Si algo he aprendido es que la esperanza puede vencer al más terrible de los miedos”.

“Esperanza”, que, para Montero, “no es solo una emoción, es una decisión, una decisión colectiva, común”. “Hay que transformar el miedo en esperanza”, repetía la portavoz del grupo confederal, poniendo tareas para los próximos meses a las presentes en la Nave Terneras: “Hay que llenar las calles y las urnas los próximos meses”.

El público femenino cerraba filas en el acto: “Sí se puede”. Las espartanas de Coca-Cola, pensionistas, trabajadoras de H&M en Lucha… Montero toma el relevo tras semanas en las que Vox ha marcado la agenda política estatal tras su irrupción andaluza y ha señalado al movimiento feminista como su enemigo principal. Ayer PP y Vox llegaban a un acuerdo para que los segundos apoyen la investidura de Moreno como presidente a la Junta. Las principales reclamaciones del partido de ultraderecha contra las feministas se habían borrado de las exigencias del primero. ¿La primera victoria del movimiento feminista contra Vox?

“Han elegido al peor enemigo a batir”, decía Montero en referencia a la diana situada por Vox contra el movimiento de las mujeres. “Las mujeres sabemos mejor que nadie lo que significa la derechización, estuvieron en contra del voto de las mujeres, del aborto, del matrimonio igualitario”, recordaba la portavoz de Unidos Podemos. Frente a ello, afirmaba: “No nos podemos quedar solas, quien tiene familia, quien tiene amigas, sale adelante. Por eso hay que proteger lo común, por eso hay que decidir participar en política”.

No estaba planeado, la fecha del acto de reaparición de Montero estaba prevista desde antes de que las derechas decidieran el 9 de enero como la materialización del pacto andaluz. A menos de dos meses del 8-M, mientras colectivos feministas andaluces y de todo el Estado preparan movilizaciones de repulsa a los discursos de las derechas, Montero se pone al frente de Unidos Podemos.

6 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Los trillizos reaccionarios… Esa cueva de Ali babá de FAES, subvencionada para fabricar bandas para delinquir; generadoras de odios, venganzas y misoginias humanas. Que se han amamantado de la precariedad laboral, privatizaciones, saneamientos bancarios y destrución social en trabajo, sanidad, educación. Llegando a la persecución humana del emigrante explotado, atemorizando las voluntades de convivencia pacifica; este tsunami de confrontación exige ocupar todo el espectro politico, pues el envite ya se está dando en Andalucía. Aquel PsoE Andaluz, que jugó con fuego y calculó mal toda » su » estrategia… El cuervo de C´S, esa falange subvencionada, le dejó sin ojos; a sí que se retrocede a los tiempos de: ¡ Los Santos Inocentes !. Culpa de los barones ? y baronesa ?. La autocrítica brilla por su ausencia… ¡ Igual era lo que querian !.
    » Si algo he aprendido, es que la esperanza puede vencer al más terribles de los miedos «. ¡ La vamos ha necesitar, amiga Montero !. Todas las energías y sinergias de los valores humanos se deben de agrupar en defensa de unos Derechos Humanos Universales que los quieren violar unos reaccionarios al grito de ¡ a por ellos !. » Hay que proteger lo común, participando en politica !… Despues de saquear lo común, provocan la desafección a la politica; aprovechando los desconciertos y ciertos silencios pactados de baroniles izquierdistas acomodados… Se han cargado el estatuto de autonomia. No son franquistas, pero se quieren cargar la Memoria Histórica, perseguir a los que buscan la dignidad de sus antepasados… La educación en unas manos tenebrosas… ¿ Eso es lo que buscan los Andaluces ?… No se puede retroceder al año 39. ¡ Habrá que mancharse !. https://uploads.disquscdn.com/images/441f18b36f0c9346601b724f4ae502ca5f89e8df1da01578c36bf5cdb547d011.jpg

  2. corazon rojo says

    Ella ya está instalada en el sillón y en el chalet, poco han tardado en aburguesarse. Los que seguirían viviendo y luchando en su barrio, han sido un bluf y por ello la inmensa decepción de sus votantes.
    ¿Acabarán o ya son como ansar/botella?

    1. florentino del Amo Antolin says

      Amigo Corazón Rojo, duele leer esta opinión tan similar a los retrogrados asimilados por el regimen. Hombre, claro que su compañero Pablo dijo lo de su barrio (vivir )… Pero son cuatro ahora, y no les regalaron nada; se han metido en una hipoteca amedias los dos. Las presiones que han sufrido este Podemos y sus lideres, no está escrito en ningun manual; fueron a por ellos en cuanto vieron lo que movilizaban… ¿ A que partido le han hecho lo mismo ?. La decepción viene de otros y estos les han tenido que montar en la linea más social. Están reparándo lo que otros esquilmaron corazón rojo… No sin esfuerzos y muchas críticas ( algunas con poco fundamento ). Un saludo.

      1. corazon rojo says

        Sí, tienes razón, compañero, y me duele; sé muy bien que la casa es muy normalita,casi el mismo precio que cualquier piso de 100m dependiendo de la zona y que están hipotecados, pero se han equivocado dando armas al enemigo. Es humano tener debilidades, pero no puede predicar una cosa y hacer la contraria. Un ejemplo de coherencia: Marcelino Camacho.

  3. Paco Cherp says

    Hablais de «Unidos Podemos» como si eso existiese, como si hubiese una organización política en el estado español que responda a ese nombre… UP no existe, de momento, ni parece que vaya a existir. Podemos es Podemos, IU es IU, y los demás «confluyentes» son ellos mismos, agentes políticos autónomos y no-subalternos al liderazgo de la marca morada… Eso es el pasado (afortunadamente)
    .

  4. ninja45 says

    «La política sí va con nosotras. El feminismo sí es político”, dijo Irene Montero, y las quinientas mujeres que abarrotaban la Nave de Terneras de Matadero de Madrid –hasta el nombre del espacio cuenta– levantaron el brazo, partisanas en lila conscientes de su ahora o nunca. Pensionistas, raperas, gafapastas, abuelas con falsos moutones, madres con abanicos, hijas con botines Chelsea, todas reunidas bajo el leitmotiv “La vida al centro”, celebraban su comeback tras seis meses de baja maternal después de un parto prematuro de mellizos. Seis meses en silencio, cuidando de sus hijos con responsabilidad y exclusividad. Apenas ha cumplido los treinta, y ­tiene un pasado de escudo para evitar desahucios, cientos de asambleas, trending topics infernales y dos mociones de censura a sus espaldas (la segunda victoriosa, algo inédito en nuestra democracia). Lumbrera en Psicología que fue invitada a Harvard para terminar su tesis, aplazó el viaje tras aquel 15-M que acabó con el bipartidismo y alumbró una nueva manera de hacer política ventilando el hemiciclo. Irene Montero no lleva piercings, es pulcra, sobria, expresiva. “Tiene algo de Cecilia”, escuché decir en el acto del pasado miércoles. De amarillo y blanco, animó a las andaluzas: “Las que sufren hoy el pacto de los trillizos reaccionarios”, el «Trifachito». Allí donde otros tiemblan, ella se encoge ligera y compasivamente de hombros. “Los poderosos son los que contaminan más, los que incendian la política”. Según los datos del CIS, tres partidos –PP, Ciudadanos y Podemos– tienen poco más del 10% en intención directa de voto, y el PSOE no llega al 20%. Las lealtades tradicionales –clase, partido, edad– no suman ni en combinaciones de lo más audaz. Sólo el feminismo, que ha ganado la batalla de la opinión (a pesar de las resistencias de los ultras), puede cerrar la ecuación, colocando la vida –y no el poder– en el centro. “La esperanza es una decisión colectiva”, afirma Montero. No lo tachen de buenismo si todavía creen que la vida es un río. A la m. con la Injusticia española prevaricadora, títere de los fascistas y corruptos, hazmerreír de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.